Un conflicto diplomático en pocas palabras

  1.  “El Gobierno de España defenderá los intereses de todas las empresas españolas dentro y fuera / Si en alguna parte del mundo hay gestos de hostilidad contra esos intereses, el Gobierno los interpreta como gestos de hostilidad hacia España y hacia el Gobierno español. Y si hay gesto de hostilidad, trae consigo consecuencias”. José Manuel Soria, ministro de Industria. 12/04/12
  2. “El Gobierno tomará las decisiones que correspondan. Pero le voy a decir una cosa: las medidas no se anuncian, se adoptan. Yo lo que espero es que este gobierno no tenga que adoptarlas. Indudablemente, si tiene que hacerlo, lo hará”.  Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno. 13/04/12
  3. “En las últimas 48 horas parece que las cosas se encauzan y esperemos que siga así / España desea tener las mejores relaciones con todos los países, desde luego también y sobre todo con los países de Latinoamérica y ése debe ser un camino de ida y vuelta”. José Manuel Soria. 14/04/12
  4. “Defenderé como propios los intereses de empresas españolas / Allí donde haya una empresa española, allí estará el gobierno defendiendo como propios sus intereses”. Mariano Rajoy, presidente del Gobierno. 16/04/12

En la tarde de ayer, la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, anunció que el Estado declaraba de utilidad pública y sujeto a la expropiación el 51% de las acciones pertenecientes a Repsol-YPF.

  1. “Esto no solo afecta a una empresa, sino también a miles de accionistas. Cualquier gesto de hostilidad en contra de una empresa en el mundo, el gobierno lo interpreta como un gesto de hostilidad. Es una decisión hostil contra Repsol y por lo tanto contra el gobierno español”. José Manuel Soria, 16/04/12
  2. “El Gobierno adoptará todas las medidas para preservar los intereses legítimos de Repsol y de las demás empresas españolas en el mundo”. José Manuel García-Margallo, 16/04/12
  3. “Habrá consecuencias en el ámbito diplomático, comercial, industrial y energético ya  medida que vayamos adoptando esas medidas se darán a conocer”. José Manuel Soria, 17/04/12

La decisión del Gobierno argentino pone de manifiesto:

  • Que las advertencias del Ejecutivo español podrían haber propiciado este final abrupto. Ante amenazas como las de Soria y Sáenz de Santamaría, sólo queda responder para mantener cierto equilibrio de bilateralidad, especialmente en países que han estado vinculados por un pasado colonialista.
  • Que alguien no dijo la verdad durante el pasado fin de semana, cuando el titular de Industria español aseguró que el conflicto se estaba encauzando. O bien Buenos Aires o bien Madrid faltó a la verdad.
  • Que la bilateralidad es aun mayor pronunciada cuando se analizan los contactos que desde otras instituciones ha habido durante estos días. Si la semana pasado, la UE mostraba su apoyo cerrado a España en el contencioso, la respuesta, desde ayer, es apoyo al Gobierno al tiempo que se incide en que el problema es bilateral. El presidente de EEUU, Barak Obama, que coincidió con Cristina Fernández Kirchner en la Cumbre de las Américas, tampoco ha influido en cambiar su posición, en el caso de que ese contacto se hubiera producido. La decisión de dejar Malvinas fuera de las declaraciones de la cumbre de Cartagena podría ser un elemento más a tener en cuenta.
  • Que  el Ejecutivo de Rajoy sigue estableciendo una relación directa entre las empresas de capital español –pese a ser una multinacional- con el Gobierno español, España y los españoles, de manera que se busca convertir en una agresión nacional lo que es una disputa comercial.
  • Que la energía es ya un asunto de disputa geoestratégica y que lo será aun más en el futuro. Argentina ha decidido controlar directamente sus yacimientos, acción que está recogida en su Constitución (y en la nuestra: artículos 33.3 y 128.2)
  • Que España es la segunda inversora en América Latina y que debería medir la respuesta que pretende dar a Argentina. Una decisión que se entienda como “imperialista” podría derivar en una reacción en cadena, sobre todo en países que están planteando una forma de gobernar política, social y económicamente distintos a los de la Vieja Europa.
  • Que el Gobierno de Rajoy sigue atesorando disgustos en su corta vida
  • Y que portadas como las que siguen no ayudan en rebajar la tensión bilateral.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un conflicto diplomático en pocas palabras

  1. Pingback: Se cierra el ‘caso Repsol-YPF’: Repaso de damnificados | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .