La crisis tritura Gobiernos de la Eurozona

Lejos quedan aquellas proclamas a la refundación del capitalismo que se hacían en las reuniones del G20. Apenas se recuerda la petición de una salida unida de la crisis, especialmente por parte de EEUU y la zona euro, dos de las economías más afectadas por la crisis bancaria que estalló en Wall Street en el verano de 2008. En la práctica, la salida de la crisis se ha abordado desde bloques geoeconómicos, con recetas que cada uno ha aplicado según su criterio. En la zona euro, este plan ha pasado y pasan por la sacralización del déficit cero y por una terapia de recortes para conseguir ese objetivo. A grandes rasgos, en Europa se ha optado por una fórmula que enlaza con la tradición neoliberal  mientras que en otros puntos, por su arquitectura financiera, se ha elegido una salida que bebe de las fuentes keynesianas.

En los últimos meses se escuchan cada vez más críticas sobre el rumbo de la política económica en la Eurozona, coordenadas que parecen impuestas desde Berlín, en cooperación con París, y que están pasando factura a todos los gobiernos de la UE que están gestionando la crisis de sus respectivos países, pero especialmente en los países de la periferia. No parece casualidad que de los 17 Estados que forman la zona euro, la ciudadanía sólo haya votado continuidad en cinco; en otros nueve, los procesos electorales o la deriva tecnócrata ha cambiado el signo de sus gobiernos. En estos momentos, hay tres Estados que se encuentran en procesos electorales y preelectorales que podrían materializarse en un abandono de los partidos en el gobierno: son Países Bajos (con un gobierno dimitido), Alemania y la propia Francia, tres de los socios fundadores de la CEE.

El próximo 6 de mayo se celebran elecciones en dos países que pueden convertirse en el símbolo de la UEM y de la deriva del proyecto económico y político de la UE: Grecia, el primer país intervenido, símbolo de la caída del proyecto monetario, que para muchos empieza a tener la misma solvencia que las ruinas del del Partenón; y Francia, donde François Hollande y Nicolas Sarkozy se disputan la segunda vuelta de las presidenciales y, de paso, la desaparición de esa figura que se ha venido llamando Merkozy y que ha representado el esfuerzo del eje francoalemán por llevar la maquinaria de la UE hacia un punto que se ha hecho insostenible para muchos de los países de la zona euro, incluida la propia Francia, que en las semanas ha comenzado a reconocer problemas muy parecidos a los que tienen Italia y España.

Países con cambios de gobierno desde 2008:

  • Grecia: La elecciones legislativas griegas se celebraron en septiembre de 2007, justo antes de estallar la crisis. El ganador fue el partido que ya ostentaba la mayoría en las anteriores elecciones, Nueva Democracia, que ante el fracaso de los primeros meses de la gestión de la crisis, convocaron elecciones anticipadas, en 2009, comicios que ganó el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), liderado por Yorgos Papandreu. En noviembre de 2011 se cesó a la cúpula militar por temor a un golpe de Estado y tras la petición fallida del anuncio de un referéndum sobre la refinanciación de la deuda griega dimitió Papandreu. Desde entonces preside el gobierno el tecnócrata Lucas Papademos, fuertemente contestado en la calle, que ha convocado elecciones legislativas el próximo 6 de mayo.
  • Irlanda: En febrero de 2011, el partido en el gobierno (Fianna Fáil y Partido Verde) fue duramente castigado en las urnas. Desde ese momento gobierna el Dáil. Irlanda es uno de los tres países de la Eurozona intervenido por el FMI.
  • Italia: Se celebraron elecciones generales anticipadas en abril de 2008 después  de que el presidente, Giorgio Napolitano, disolviera el Parlamento tras la caída del segundo mandato de Romano Prodi. El partido de Silvio Berlusconi ganó los comicios con casi el 47% de los votos. En noviembre de 2011, acosado por los escándalos políticos y judiciales dimitió Berlusconi y se nombró a un tecnócrata, Mario Monti, como jefe de un gobierno compuesto por tecnócratas, que pusieron el marcha el plan de ajuste de la economía italiana, plan que pasa por recortes de su entramado social.
  • Portugal: Dos meses después de pedir ayuda al FMI, en junio 2011 se celebraron elecciones legislativas, convocadas tras la dimisión de José Socrates como primer ministro. El conservador Pedro Passos Coelho, con el 38,66% de los votos, se puso al frente del Gobierno que aplicaría también recetas contra la crisis.
  • Bélgica: diciembre de 2011. El socialista francófono Elio di Rupo consiguió formar un gobierno con plenos poderes poniendo fin a 18 meses de una Bélgica dirigida por un Gabinete en funciones. El Gobierno está formado por seis partidos y conjuga las sensibilidades francófonas y valonas: socialistas, conservadores y liberales de Flandes y Valonia.
  • España: El 20 noviembre 2011, el PSOE, en el gobierno desde 2004, perdió las elecciones generales, que ganó Mariano Rajoy, presidente del PP. Desde entonces, su política se dirige a aplicar un duro plan de recorte para cumplir con el objetivo del déficit del 3% en 2013.
  • Finlandia: En febrero de 2012, el líder del conservador Partido de Coalición Nacional, Sauli Niinistö, ganó las elecciones presidenciales con el 62,3% de los votos. Sustituyó a la presidenta socialdemócrata Tarja Halonen, que ha gobernado desde 2000.  Acaban así tres décadas de presidencias socialdemócratas en Finlandia.
  • Eslovaquia: En marzo de 2012 se celebraron elecciones generales que ganó el partido de centroizquierda SMER, liderado por Robert Fico, por mayoría absoluta en el nuevo parlamento, siendo la primera vez en 20 años que un partido logra la mayoría absoluta. Las elecciones fueron convocadas después de un gran escándalo de corrupción que implicó a la coalición gubernamental de centro derecha que salió de los comicios de 2010.

Países que no cambian de Gobierno:

  • Austria: en abril de 2010 el presidente, Heinz Fischer, fue revalidado en el cargo con el 78,9% de los votos emitidos. La participación (49,2%) bajó 23 puntos respecto a 2004 (71,60%).
  • Chipre: Mayo de 2011: El conservador DISY (Alarma Democrática) ganó las elecciones legislativas con el 34,27% de los votos. El voto en Chipre es obligatorio, aunque hubo una abstención del 20%. El segundo partido, el AKEL, mejoró sus resultados del 2008 pasando 31% al 32% de los votos.
  • Estonia. Las elecciones parlamentarias se celebraron en marzo de 2011 y las ganó el partido del primer ministro, Andrus Ansip, el Partido reformista, con el 28,6% de los votos. Ansip revalidó la victoria conseguida en 2007.
  • Luxemburgo: En junio de 2009, el Partido Popular Social Cristiano, CSV, encabezado por el primer ministro Jean-Claude Juncker, ganó las elecciones parlamentarias con el 38,04% de los votos. En Luxemburgo el voto es obligatorio, por lo que la participación fue del 90%. Juncker, ex gobernador del Banco Mundial y del FMI y jefe del Gobierno desde 1995, repite mandato durante los próximos cinco años.
  • Malta: El democristiano Partido Nacionalista de Malta gobierna tras las elecciones de 2008.

El Eje franco-alemán, pendiente:

  • Francia: el día 6 de mayo se celebra la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas con los dos candidatos más votados en la primera: el socialista François Hollande (28,63% votos) y el presidente saliente Nicolas Sarkozy (27,18%), que se convierte en el primer candidato que opta a la reelecion desde la presidencia y que no es el favorito en primera ronda. Según los sondeos, el candidato socialista ganaría los comicios con el 56% de los votos en segunda ronda, por lo que Francia se convertiría en el noveno Estado de la Eurozona que cambia de signo desde el comienzo de la crisis económica.
  • Países Bajos: El primer ministro, el liberal de derechas Mark Rutte, presentó el pasado lunes su dimisión y la de todo su Ejecutivo al fracasar las negociaciones con sus socios parlamentarios, la derecha xenófoba y populista de Geert Wilders, para aprobar un plan de ajuste para cumplir el objetivo de déficit del 2.8%. Se convocarán elecciones anticipadas en septiembre u octubre.
  • Alemania: La canciller alemana, Angela Merkel, ha ratificado ya su intención de presentarse a la relección, en lo que sería su tercer mandato como jefe de gobierno, en las elecciones generales previstas para otoño de 2013. Disputará la cancillería a Sigmar Gabriel, líder del SPD. Uno de los sondeos más recientes, a cargo de Emnid para el periódico Bild am Sonntag hecho público a comienzos de abril, dio a la CDU un 36% de los votos y a los demócratas libres (FDP) un 4%. Los socialdemócratas del SPD lograrían el 26%, y sus socios Verdes el 13%. La novedad la protagoniza el Partido Pirata (que reclaman la libertad de Internet) que lograría el 10% del respaldo electoral, votos que le quita al SPD. Éste es el primer sondeo  en el que la coalición gubernamental supera al SPD en dos años.

(Fuentes de las fotos: Wikipedia)

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .