“Te deseo que vivas tiempos interesantes”

http://www.laprimaderiesgo.com/

“Te deseo que vivas tiempos interesantes”: Esta frase preside los cabeceros de nuestras camas desde que estalló la crisis económica, en el verano de 2008, con los primeros efectos en el crash de septiembre, que hizo que Sarkozy hablara abiertamente de la posibilidad de refundar el capitalismo. Desde entonces, cada semana nos hemos despertado con noticias inquietantes, primero en EEUU, donde las entidades bancarias con problemas comenzaron a caer o a ser nacionalizadas como si fueran un castillo de naipes, hasta que la intervención de Grecia derivó la atención hacia Europa, que comenzó su propio calvario, gracias a sus políticas económicas que ayer, y hoy, se ven como erróneas.

“Te deseo que vivas tiempos interesantes”, y certificamos que así está siendo. Hemos pasado de plantear la refundación del capitalismo a la puesta en cuestión del euro y del proyecto europeo en un tiempo récord, mientras se nos cuenta que el progreso en términos económicos ha terminado y que las próximas generaciones vivirán peor que sus predecesoras

“Te deseo que vivas tiempos interesantes”, y vaya si lo están siendo. Día a día comprobamos cómo la política sigue cediendo terreno a la economía, que es el área informativa que preside nuestras vidas, de manera que no es extraño que en los mercados y en los bares se comience a hablar con cierta solvencia de la caída de la Bolsa, de nacionalizaciones sectoriales o de variables que hasta hace unos años sólo manejaban los expertos.

Hoy vivimos otro día interesante. La prima de riesgo española (índice diferencial de deuda que, en el caso español, recoge en tiempo real la diferencia entre la rentabilidad del bono español a 10 años y el de Alemania) ha alcanzado esta mañana los 507 puntos básicos (pb), 3 más de lo que era nuestro récord histórico, alcanzado el viernes anterior de las elecciones generales, se supone que como remate a la derrota del PSOE.

Los analistas vinculan este dato a varias cuestiones:

  • Situación del sistema bancario español

Las dudas sobre el mercado bancario español, después de la nacionalización de la cuarta entidad en número de activos: Bankia. Recordemos que Rodríguez Zapatero y el resto de instituciones internacionales destacaron la solvencia del sistema bancario español gracias a la supervisión del Banco de España y de las obligaciones de aprovisionamiento que obligaban a cumplir a todas las entidades bancarias. El estallido de la burbuja inmobiliaria y la confirmación de que los bancos y cajas españolas se dedicaron desde finales de los 90 a ser constructoras complicaron la evolución de la situación bancaria, sobre todo cuando se frenó la economía y se cayó en recesión.

El viernes, el Consejo de ministros aprobó una reforma financiera que, a corto plazo, ha extendido las dudas hacia todo el sistema bancario español, por su implicación con el ladrillo. La obligación de depositar todos los activos inmobiliarios en los “bancos malos” (o sociedades  inmobiliarias, como dice el Gobierno) no ha hecho sino plantear que el problema es general y que aquí no se salva nadie en términos de exposición al ladrillo y en relación a la transparencia de sus cuentas.

En la reunión del Ecofin, celebrado a comienzos de la semana, se pudo constatar la impotencia del Gobierno español. El ministro de Economía llegó a Bruselas para decir que España ya ha hecho lo que tenía que hacer y que ahora hace falta una política coordinada en la UE para apoyar nuestra economía, que sigue estando en el foco de los especuladores. Al mismo tiempo, pidió ayuda al BCE para volver a generar credibilidad, y lo hacía ante el gobierno económico de la UEM que, de acuerdo a las tesis alemanas, sigue negándose a ejercer un papel similar al de la Reserva federal de EEUU.

  • Inestabilidad política en Grecia

Se fija la atención en el el país que supone el 2% del PIB de la Eurozona, el primero en ser intervenido y el primero que políticamente está diciendo no a las medidas que la troika europea y el FMI están imponiendo. Ayer terminó sin acuerdo la reunión del presidente griego con los dos partidos sistémicos (PASOK y ND) y Nueva Izquierda para la formación de un gobierno de tecnócratas (o de notables, expresión que comienza a difundirse en los medios), por lo que habrá una repetición de las elecciones legislativas, previsiblemente el 17 de junio. Según los sondeos, Syriza sería la fuerza más votada, con un programa contrario a cumplir con los requisitos del rescate [otros puntos, recogidos por Ignacio Escolar: http://cort.as/2-wR]

La UE, en otro ejemplo de irresponsabilidad que hay que sumar a la gestión de la crisis, lleva diez días avisando a Atenas de que las condiciones del rescate, basadas en el Consenso de Washington, no se negocian. Esta misma mañana, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, alertó de que no hay posibilidades de renegociar las condiciones del paquete de rescate griego e insistió en la necesidad de que Atenas cumpla con el programa de ajuste para poder contar con la ayuda de los socios. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, fue un paso más allá y aseguró que “si un miembro de un club no respeta las reglas, es mejor que deje el club”, si bien la Comisión Europea salió al paso de estas afirmaciones el pasado lunes y dijo esperar que “sea posible” que Grecia se quede en el euro, con una condición: que cumpla los ajustes a que se ha comprometido con la UE a cambio del rescate de 130.000 millones de euros.

Sin embargo, siguen los rumores sobre la posible salida de Grecia del euro: ayer mismo, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, no descartó la salida del país heleno de la zona euro, aunque avisó de que sería una opción “extraordinariamente costosa” que entrañaría “grandes riesgos”.

  • Unión Económica y Monetaria (UEM)

A día de hoy, no se contempla la salida de ningún país de la euro, pero a nadie se le escapa que, si se deja caer a uno, se habría acabado con el parapeto que Grecia supone para otras economías de la zona euro comprometidas, como la de Irlanda, Portugal, España e Italia. Parece que en los grandes despachos en los que se toman decisiones no importa que caigan economías pequeñas, pero la salida de España y, sobre todo, la de uno de los países fundadores de la CEE, significaría el fin del euro y, sobre todo, el fin del proyecto europeo.

A día de hoy, parece más factible que se baraje un rescate de España que la salida de Grecia de la UEM. Recordemos que Grecia fue intervenida cuando su prima de riesgo alcanzó los 500 puntos básicos, que Portugal lo fue cuando este dato llegó a 517 y que la UE rescató Irlanda cuando su prima escaló a los 544 puntos básicos. Si tenemos en cuenta que, tras los primeros rescates, se ha retrasado el punto en el que un país necesita ayuda, no sería descartable que, de ocurrir, esperaran a que la prima de riesgo española estuviera cerca de los 600 puntos.

  • Confianza en el Gobierno

Mariano Rajoy insistió, durante meses, en vincular un cambio de Gobierno con un aumento de la confianza, llegando incluso a relacionar su llegada a La Moncloa con el inicio de una recuperación sobrevenida por la confianza de los mercados, sobre todo cuando comprobaran que, con un gobierno del PP, España haría lo que tenía que hacer. La primera oleada de políticas de recorte basadas en la obsesión por la austeridad no sólo ha certificado que Rajoy estaba equivocado en su pronóstico, sino que la situación es aún peor que la que dejó José Luis Rodríguez Zapatero. Las reformas del Gobierno no sólo no están frenando la escalada de destrucción de empleo, de crecimiento y de degradación de la deuda, sino que ahora hay una falta de confianza en el sistema bancario español que hace dos meses ni se planteaba públicamente.

En este contexto, con un ministro de Economía casi suplicando ayuda a la UE sin hablar de intervención, el presidente del Gobierno opta por su estrategia de comunicación sin comunicación. A pesar del récord histórico alcanzado por la prima de riesgo española, Rajoy ha seguido en su búnker de Moncloa, según fuentes de la Presidencia, trabajando. Quizás lo creeríamos si no tuviéramos el precedente del accidente del Rey en Botsuana, cuando se daba a entender que estaba en Zarzuela siguiendo con atención otra mala semana para España (con rumores de intervención, con la prima de riesgo disparada y con la nacionalizaciónd e Repsol, convertida en causa nacional).

No puede ser que en mitad de una afirmación de un premio Nobel de Economía sobre la posibilidad de un “corralito” en España, afirmación replicada por todos los medios de comunicación y redes sociales, el presidente del Gobierno no comparezca para dar tranquilidad a una ciudadanía que ha comenzado a preguntarse si es seguro mantener sus ahorros en los bancos, que está retirando pequeñas cantidades de sus cajas para tener dinero en efectivo o que, a otro nivel, está desinvirtiendo en deuda pública (2.000 millones, que se han llevado a otros países) o enviando dinero fuera del país (11.349 millones, según Cinco Días: http://cort.as/2-wT], cantidades que se suman a una fuga de capital extranjero desde España por valor de 96.000 millones de euros desde marzo de 2011, según datos del Banco de España [http://cort.as/1r3X]

No se pide que Mariano Rajoy sea Winston Churchill ni Barak Obama, pero no puede seguir manteniendo este vacío en el liderazgo político, con un ministro de Economía que ya no oculta su pánico ante una situación que parece desbordada y con un equipo que sigue mirando a Grecia como causa de todos los males. No puede ser que nuestros males se expliquen apelando a la situación de una economía que supone el 2% del PIB de la zona euro.

Ya no es que el Gobierno no tenga un relato; es que falla incluso en la elección de las mimbres que explican su acción ejecutiva.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ACTUALIZACIÓN: Así recogían la información sobre la turbulencia financiera en la que está España los medios digitales a las 12.45 horas:

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Bankia, Democracia, el euro, elecciones, Gobierno, Grecia, Rajoy, UE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .