La UE sigue en su laberinto

Ésta ha sido la respuesta de los mercados a la reunión informal de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, que tuvo lugar anoche en Bruselas.  A las 10 de la mañana, la prima de riesgo española era de 11 puntos básicos más que al cierre de la sesión de ayer, y se volvió a acercar peligrosamente a los 500 puntos, después de unos días en los que se relajó debido, sobre todo, a la petición de Obama de que el BCE ayudara a los países cuya deuda estaba en el foco de los mercados (como España) y de las expectativas creadas en torno a la reunión de Los 27, encuentro informal en el que se iba a hablar de crecimiento.

Los mandatarios señalan que se ha hablado de crecimiento pero no ha habido acuerdo alguno ni mensaje más allá de la confirmación de la fractura de la Eurozona entre dos grupos que mantienen políticas económicas aparentemente divergentes en torno al debate entre crecimiento vs austeridad.

La reunión, que acabó de madrugadaba, terminó como empezó: postura firme de Alemania, que sigue impasible ante las reclamaciones de otros países. Quizás el interés al que está financiando su deuda, tal y como destacamos ayer, explique esta posición. Puntos que se trasladaron:

  • Los 27 evitaron respaldar la solicitud del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que el Banco Central Europeo intervenga en los mercados con el fin de rebajar los costes de financiación de España. También se rechazó que haya una “intervención masiva” para aportar liquidez a la banca. Desde España, Mariano Rajoy valoró la decisión de esta forma: “Respeto su independencia, pero me parece un tema de enorme importancia en este momento”.
  • Merkel planteó la posibilidad de emitir eurobonos, aunque con un fin concreto: para financiar proyectos concretos de inversiones en España y otros países periféricos. La canciller alemana sigue negándose a la emisión de eurobonos generalizada y su argumento es el siguiente: “Los países miembros también deben consolidar el pago de las facturas por parte de administraciones públicas a empresas del sector privado, porque ha habido retrasos, como ha sido el caso de España”.
  • También se habló de Grecia. El mensaje dirigido a Atenas fue más firme: Los 27 avisaron a los ciudadanos griegos de que la “mejor garantía” para seguir en la eurozona tras las elecciones del 17 de junio es escoger un Gobierno que continúe aplicando el plan de ajustes pactado con la UE.

Consideraciones:

  • Alemania sigue firme, apoyada por Austria o Países Bajos: no se deben recuperar políticas neokeynesianas y hay que santificar la austeridad y el control del déficit por encima de todas las cosas, aunque conlleve a una recesión más prolongada de la Zona Euro. Por si no hubiera quedado claro ayer, el ministro alemán de Economía, ha advertido hoy que la mutualización de la deuda europea a través de instrumentos como los llamados eurobonos representan una herramienta equivocada para impulsar la economía.
  • Por otra parte, ha quedado demostrado que Francia no está siendo capaz de llevar a su terreno a Alemania, en gran medida porque Hollande es un recién llegado y, seguramente, porque no cuenta con los apoyos suficientes en la UE para echar un órdago que obligue a virar a los socios en otra dirección.
  • Respecto a España: el presidente del Gobierno ha reconocido implícitamente el fracaso de su estrategia. Se fijó de antemano que iba a pedir al BCE una inyección de capital para aliviar la presión sobre la deuda española, y  Los 27 no recibieron con entusiasmo la propuesta. Lo malo de enseñar las cartas pronto es que, si no se gana la partida, la situación de debilidad se vuelve aun más evidente.
  • Quizás el problema de España sea de estrategia: si repite que puede sanear sus bancos en solitario no tiene mucho sentido pedir ayuda al BCE, sobre todo si tenemos en cuenta que hay muchos países que se muestran muy poco receptivos a las consideraciones de los países de la periferia.
  • Lo mismo puede decirse sobre la exaltación de las políticas de austeridad: el problema para España empezó cuando dejó de crecer, porque esa caída se tradujo inmediatamente en una destruccción masiva de empleo y el fin del flujo monetario por la vía de los ingresos; si se reducen los ingresos y se disparan los gastos (corrientes y extras, como las inyecciones de capital decretadas hasta el momento) se incurre en déficit público, que es una de las razones del castigo en los mercados de deuda.
  • En un escenario de estas características, parece demostrado que si se opta por la vía del rigor presupuestario profundizamos los efectos de la crisis a corto plazo: más recesión, más destrucción de empleo, congelación de la inversión privada y, psicológicamente, falta de confianza, que alimenta el círculo vicioso que lleva a que los grandes empresarios españoles griten que la situación española no es tan mala como indican los mercados y los foros internacionales, que siguen colocándonos al nivel de otros países intervenidos. Está por ver qué efectos tendrán estas políticas a medio y largo plazo
  • Se sigue echando en falta una acción coordinada de los países intervenidos (Irlanda, Portugal, Grecia), de los que presentan problemas evidentes (Italia y España) y los que podrían ocupar la siguiente posición en el caso de que Italia y España tuvieran que ser intervenidos.
  • Por otra parte, Grecia sigue siendo visto como un problema para la UE. Día a día se dan nuevos datos sobre lo que podría suponer su salida del euro, que algunas fuentes ya comienza a valorar en 800.000 millones de euros. De ahí que no se entienda muy bien cuál es la estrategia que se sigue: por un lado, se avisa a los ciudadanos griegos sobre el sentido de su voto el 17 de junio (ayer Barroso volvió a decir: “Estamos del lado de Grecia, siempre que Grecia esté al lado de de respetar sus compromisos”) y por otro, se plantean planes de salida que luego se niegan.
  • Si Grecia pidiera salir del euro, podría abrirse un escenario de consecuencias imprevistas: podría hacerlo de manera tranquila, al coste que se está barajando (del coste político ni hablamos); podría suponer que la Europa de dos velocidades que existe en otras políticas (Schengen, cooperación interior, cooperación en Defensa, etc) se generalice también a la joya de la Corona, la moneda única, lo que a su vez podría suponer que se dinamite el proyecto europeo desde el corazón del mismo. O podría acabar con el proyecto de UEM, que es el único área en el que la UE seguía funcionando como un todo, al menos oficialmente, una vez renunciada la acción coordinada a nivel político o militar.

La crisis y, sobre todo, la manera de abordarla, ha puesto de manifiesto que tenemos visiones distintas de la UE, que demuestra una parálisis preocupante que no hace sino prolongar la agonía de un proyecto que, en estos términos, convence cada vez menos, al menos en España, donde la confianza en la UE para superar la crisis. El Eurobarómetro de noviembre de 2011 reflejó que sólo el 44% de los españoles preguntados veían en la UE como un actor positivo en la lucha contra el desempleo (supone una caída de la confianza de 40 puntos porcentuales respecto a 2009). En el resto de la UE, este dato era del 55%. Sospechamos que un sondeo realizara hoy reduciría aun más esa confianza en Europa, que, a diferencia de hace unos años, es vista por muchos como fuente de problemas y no de oportunidades.

Destacamos las portadas de la prensa generalista y especializada española para ver cómo reflejan el resultado de la reunión de ayer:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en el euro, Gobierno, Merkel, Rajoy, UE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .