Que la realidad no te estropee un buen titular

Prometimos abandonar momentáneamente el análisis de las portadas de los medios conservadores que se editan desde Madrid, pero el día nos obliga a hacer un alto en el camino y a volver sobre nuestros pasos.

Ésta fue la portada con la que ABC se presentó a todos los lectores ayer; siguiendo la estela que marcó el día anterior La Razón, cuando abrió con una foto de la selección española de fútbol, el diario señero del conservadurismo español se abrazó al fútbol y centró la atención en el seleccionador de fútbol con el que España pretende revalidar la Eurocopa conseguida hace cuatro años. Tras el esfuerzo por la interpretación a propósito del nacionalismo excluyente, ABC renunció a hacer un esfuerzo de interpretación ante lo que podría deparar el día, cuando la Bolsa se abriera y Bankia volviera a estar entre los valores del Ibex-35, después de la cancelación de su valoración el pasado viernes, cuando la prima de riesgo cerró a punto de rozar los 500 puntos, pero ése es un detalle sin importancia

ABC, que tal y como recogimos en un post ayer dedicó sus portadas al desastre de la España de Zapatero ante una prima de riesgo disparada [ http://cort.as/225q ], vuelve a pasar de puntillas por el récord histórico conseguido por la prima española (por el interés respecto al bono alemán, que hoy ha llegado al 6,5%) y prefiere dedicar su portada a un desgraciado suceso ocurrido en Doha, capital de Qatar, donde 19 personas, entre ellos cuatro niños españoles, han muerto en el incendio de un centro comercial, con una foto que, en general, no aporta nada: se ve un hombre desfallecido en el suelo (podría estar muerto) y otro que lleva en brazos a un niño que también parece desfallecido, imagen replicada por el resto de los periódicos de Madrid (El País y El Mundo)

El diario retuerce los criterios que se estudian para ser noticia (proximidad geográfica, proximidad de los protagonistas, actualidad, espectacularidad, novedad) y aborda, de manera secundaria, la situación económica, que se refleja en el tercio de la portada que queda libre del suceso de Doha: “Rajoy descarta el rescate a la banca” y, como antetítulo, casi como obligación, la referencia a la prima de riesgo española: “Lunes negro, con la prima en 511 y la Bolsa en niveles de mayo de 2003”. Cualquier libro de estilo señalaría que, con estos mimbres, esta noticia debería ser la destacada en la portada.

Completan la primera plana la reunión de la filial de Bankia (“Los consejeros de la matriz de Bankia se aferran a sus cargos”, y se citan las pérdidas de 2011 reconocidas: 3300 millones de euros, que, sumados a los 3000 que Bankia reconoció la semana pasada, eleva el número de pérdidas registradas a más de 6000 millones, el doble del agujero de Banesto, por seguir con las comparaciones) y una mención a Bildu, lo que nos indica que se comienzan a calentar los motores de cara a las elecciones autonómicas en Euskadi (“Bildu oculta al Gobierno información de sus municipios”)

El otro diario del centro-derecha español, La Razón, se tiró en plancha y, asumiendo las labores de portavocía del Gobierno, respondió a la campaña que el PSOE inició este lunes para pedir que la Iglesia católica deje de ser una institución exenta de obligaciones fiscales y pague el IBI. El diario que dirige Francisco Marhuenda dio una vuelta de tuerca y acusó al PSOE de no pagar el IBI por sus sedes, en un intento de reprochar que el principal partido de la oposición demande algo que no cumple:

Desde PSOE, PP e IU respondieron la información que recogía el diario, y que ha sido replicada por otros tantos voceros; el PSOE, en un ejercicio en transparencia, colgó el recibo del pago del IBI de la sede de Ferraz 70 en su Twitter oficial:

Y el recibo del pago del IBI de la sede de la Fundación Ideas:

Por su parte, Mariano Rajoy, en la primera rueda de prensa que ofreció ante los medios españoles en solitario, sin presencia de ningún mandatario internacional, confirmó que el PP paga el IBI por la sede de Génova, aunque, hasta donde se sabía, el PP alquilaba el edificio de Génova, por lo que el pago de ese impuesto recaería sobre su dueño.

IU también hizo público, vía Twitter, que la organización paga el IBI:

¿Ha rectificado La Razón o su director? Hasta donde sabemos, no, y hoy se presenta en sociedad con una portada que deja muy pocas dudas sobre sus intenciones: la realidad está para inventarse, y si te pillan, pues sigues corriendo hacia delante, a ver si se olvidan pronto de la pifia anterior. Y con este fin insisten en la batalla entre el PSOE y el Concordato a propósito del cobro del IBI con un titular: “Rubalcaba se estrella contra el Concordato: sus alcaldes no pueden obligar a la Iglesia a pagar el IBI”, porque se trata de un tratado internacional sobre el que Rajoy habló ayer para trasladar el mensaje de que no pensaba tocarlo porque, con la situación de crisis que hay en el país, no tiene sentido abrir un frente más.

No obstante, se mantiene el referente económico en el principal titular: “Bruselas antepone el control del déficit a la prima de riesgo”, sobre una foto que parece tomada en la sede de la Bolsa de Madrid.  El diario interpreta la realidad como mejor le place, y la prueba de esta intencionalidad está en la imagen de Rajoy durante la rueda de prensa que proyectan dos pantallas: a pesar de que los protagonistas difuminados de la portada no prestan atención a lo que cuenta, se pretende trasladar la sensación de que la presencia de Rajoy infunde confianza, sobre todo porque su comparecencia coincidió con un momento en el que la prima de riesgo española volvió a los 510 puntos, nivel del que ya no se apeó en las horas que quedaban para el cierre.

Recordemos que La Razón también se abonó a las tesis catastrofistas cuando la prima de riesgo se le disparó al Gobierno de Zapatero, con portadas que hemos ido glosando durante la corta vida de este blog. Lo que era malo para uno, para el otro es pasable e incluso objeto de ser ignorado porque lo importante ahora está en otro punto. Y si mañana la realidad vuelve a comerse ese escenario, no hay problema, porque el diario que dirige Marhuenda podrá inventarse otra realidad hecha a su medida.

Según el OJD del pasado mes de abril, La Razón tiene casi 55.000 lectores diarios: no sabemos si esos lectores son aficionados a la literatura o al periodismo, porque parece que el concepto de nuevo periodismo quedó estrecho para referirnos a este periódico.

Por si pueda servir de comparación, éstas son las portadas del resto de periódicos:

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en ABC, La Razón, Periodismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .