Triunfa la campaña del miedo: Grecia respalda a la Troika

La campaña de miedo y amenazas de la última semana consiguió los resultados previstos y los ciudadanos griegos respaldaron ayer en las urnas la opción que encabezan los dos partidos tradicionales de la política griega (ND y Pasok), partidarios de que Atenas cumpla con el rescate europeo. Si bien el líder de ND, en el cierre de la campaña electoral de las legislativas griegas, planteó la posibilidad de renegociar las condiciones de dicho rescate, al calor de las condiciones que Bruselas plantea para España, lo cierto es que lo que es ley hoy es el memorándum firmado en su día por el líder del Pasok y que supuso el inicio del rescate.

Con una participación del 62,47%, los ciudadanos han dado su refrendo a un gobierno formado por ND y Pasok (juntos sumarían 162 escaños), los dos partidos que se pronunciaron a favor de cumplir con los compromisos adquiridos, motivo por el cual desde las cancillerías europeas, y sus terminales mediáticas, se orquestó una campaña de presión para favorecer este resultado:

 Fuente: http://cort.as/27B2

Mes y medio después de las elecciones legislativas del pasado mes de mayo, que se saldaron con la imposibilidad de formar gobierno, lo que muchos llaman “segunda vuelta” de las legislativas arroja los siguientes resultados traducidos en número de escaños:

  Junio Mayo
ND 129 108
Syriza 71 52
Pasok 33 41
Griegos Independientes 20 33
Amanecer Dorado 18 21
Nueva Democracia 17 19
KKE 12 26

En términos porcentuales, volvemos a estar ante un hemiciclo más fragmentado que antes de la crisis económica; las dos fuerzas más votadas lograrían el 56,62% de las representación, frente al 77% que tenían los dos partidos más votados antes de 2009; si hay acuerdo de Gobierno entre ND y Pasok, hablaríamos de un Ejecutivo respaldado por el 42,48% de la representación parlamentaria, es decir, con menos de la mitad del apoyo del electorado que acudió a las urnas ayer.

Consideraciones:

  • ND: queda como primera fuerza. Se trata del mismo partido que reconoció haber alterado la contabilidad griega para permitir su entrada en el euro (con el apoyo, por cierto, de Mario Draghi, que al frente del Goldman Sachs se encargó de la ingeniería contable para ocultar los malos datos macroeconómicos). Se trata del mismo líder que dimitió en 2009, por el inicio de la crisis, y que se negó a apoyar el plan de ajuste que presentó el Pasok para acogerse al segundo plan de rescate de la Troika y que motivó la dimisión de Papandreu y la llegada de un gobierno tecnocrático el pasado mes de noviembre
  • Syriza  se convierte en segunda fuerza en el Parlamento y pasa de tener un 4,9% de apoyos en 2004 a tener un porcentaje del 26,75%, sólo un 3% menos que ND (que se beneficia el bonus de 50 diputados que concede la Ley electoral griega al partido político más votado). La primera reacción de su líder, Tsipras, tras reconocer la derrota, fue descartarse para formar parte de un gobierno que no renuncie al memorándum firmado por Papandreu con la Troika: “No participaremos en un gobierno con partidos que obedezcan a la Troika”.
  • Pasok confirma que sigue en caída libre; el que fuera el segundo partido de la centralidad del sistema político griego repite como tercera fuerza y sigue perdiendo apoyos respecto a las elecciones de mayo, que ya supusieron una debacle electoral en toda regla; ayer volvió a perder 8 asientos en el Parlamento heleno y sólo la posibilidad de apoyar un Ejecutivo de coalición con ND le permite salvar los muebles, al menos a corto plazo. No obstante, su líder señaló anoche que no entraría en un gobierno en el que no estuviera Syriza, en una muestra de que es consciente de que la formación puede quemarse aun más, en beneficio de Syriza, si entra en el Gobierno con Samarás sin más condiciones que seguir la estela marcada por la UEM.

El resto de formaciones que entran en el arco parlamentario (por haber superado el 3% de votos que marca la Ley electoral) han visto rebajados sus apoyos, lo que explica el salto exponencial conseguido por las dos primeras fuerzas respecto a las elecciones del pasado mes de mayo. Griegos Independientes se deja 13 escaños  (aunque se queda como cuarta fuerza), Izquierda Democrática pierde 2 y los comunistas del KKE sufren el mayor castigo proporcionalmente al pasar de 26 escaños a 12 (pierde más del doble).

La noticia ha sido, de nuevo, que Amanecer Dorado aguanta la presión y logra un porcentaje similar al conseguido el pasado mes de mayo, aunque en términos de representación pierda dos asientos en el Parlamento. Si tenemos en cuenta que los sondeos previos auguraban una pérdida de votos, en gran medida por las actitudes que se pudieron ver tras los comicios (incidentes con los periodistas, bofetones a la oposición, palizas a inmigrantes, detención de líderes por participar en estas palizas, etc), podemos estar ante el inicio de un problema en Grecia. Es la cuarta fuerza parlamentaria y, aunque seguramente quede aislada por su incapacidad para entenderse con el resto de formaciones, es un elemento a tener en cuenta, sobre todo porque es posible que no haya tocado techo.

Reacciones:

  • Después de conocer los primeros resultados, el ministro de AAEE aseguró que Berlín podría dar más tiempo a Grecia, aunque excluyó completamente la renegociación del plan de rescate. Desde España, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, valoró positivamente los resultados de las elecciones legislativas griegas porque, a su parecer, “son una muy buena noticia” para Grecia, para Europa, para el euro “y también para España”.
  • La cotización del euro se disparó en los mercados asiáticos tras conocerse los resultados de las elecciones. Esta euforia no se traslada a Europa y, en concreto, a España: la prima de riesgo escaló a las 10 horas a los 549 puntos básicos y la rentabilidad del bono español a 10 años se cotiza a 6,9%.
  • El FMI ofreció su colaboración al nuevo Gobierno que se forme tras las elecciones, para “restaurar la estabilidad financiera y el crecimiento” en el país heleno. Por su parte, el Eurogrupo pidió la rápida formación de un gobierno griego que asuma los ajustes de la UE  [Ver Comunicado del Eurogrupo (en inglés)].
  • Más sutiles, el PP europeo consideró que los griegos han votado seguir en el euro. Por su parte, los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, emitieron un comunicado conjunto anoche en el que recogieron que la UE está dispuesta a mantener su asistencia financiera a cambio de que sigan los ajustes y reclamaron la rápida formación de un nuevo Gobierno.
  • Desde EEUU, la Casa Blanca felicitó por las elecciones, esperó una rápida formación de gobierno y recordó el interés de todos por que Atenas siga en el euro.

Así reflejaron anoche los medios digitales españoles los resultados oficiales de las elecciones  griegas, en un ejercicio de mezclar Europa con europeísmo y éste con proyecto europeo, sobre todo cuando éste se edifica sobre los cimientos que nos han traído hasta el punto actual:

Hoy, en la línea de lo fijado de antemano (ver post  de ayer sobre la presencia de las elecciones griegas en los medios extranjeros), la prensa opta, de manera unánime, por recoger suspiros de alivio ante el resultado de los comicios. En general, en una interpretación a corto plazo, se felicitan por el resultado porque, a su juicio, no dinamita este proyecto de la UEM; asumen, de esta forma, la estrategia de la exageración respecto al programa de Syriza que hemos podido visualizar en los días pasados y se arrojan en los brazos de los mismos líderes políticos que iniciaron el camino de no retorno con sus alteraciones fiscales y sus políticas de macroproyectos y burbujas económicas que han arrasado el país. No sólo no ha habido responsabilidades de ningún tipo, sino que, finalmente, el voto de castigo obtenido en 2009 se transforma en un premio en estos momentos. Este dato, por sí solo, confirma la incapacidad para proceder a una renovación de las élites en el país.

En un ejemplo de defender un argumento y el contrario, en general, la prensa se felicita por el éxito cosechado por Syriza porque su programa permite plantear cuestiones como la renegociación del plan de ajuste, que implicaría un reconocimiento tácito del error de la estrategia de la UE para salir de la crisis -que sus políticas ha profundizado-, o la necesidad de inyección de capital para promover políticas de crecimiento, de lo que podrían beneficiarse países como España e Italia, además de los ya intervenidos por la Troika. Quizás por eso la prensa de estos dos países se presentan hoy cpn una alegría sin contención por el resultado de los comicios, siendo especialmente significativa la coincidencia del titular de ABC y El País (“Grecia da un respiro a Europa”).

Los comicios griegos, gracias a los cuales muchos se han desprendido de sus caretas, certifican: 1) que la democracia es un problema ante unos mercados que gozan de la connivencia del poder político, al menos en la UE; 2) que las presiones son efectivas, tanto para asustar a la ciudadanía para promover la apatía como para que voten opciones que se presenta como “buenas” desde Bruselas, en un verdadero ejercicio de desmemoria. 3) que actitudes como éstas, además de vergonzosas para quien fue referente de los derechos y de la democracia en el mundo, significa una falta de respeto y la vulneración de la soberanía nacional expresada libremente en las urnas. 4) quizás se ha salvado el proyecto de moneda única -aunque eso está por ver- pero queda realmente tocado el proyecto político de la UE y, por supuesto, la consideración de la ciudadanía europea, que sólo es admisible cuando responde a los intereses de la Troika (CE, BCE y FMI).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si alguien consideraba que las elecciones griegas iban a rebajar la presión sobre la economía española, se equivocaba: a las 10.17 horas, la prima de riesgo superó los 564 puntos básicos y la rentabilidad del bono a 10 años se situó por encima del 7%, pulverizando los récords existentes desde la creación de la moneda única.

Bienvenidos a la estafa comunitaria.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en elecciones, Grecia, Periodismo, UE. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Triunfa la campaña del miedo: Grecia respalda a la Troika

  1. Pingback: Grecia adelanta las elecciones al 25 de enero | La última en llegar

  2. Pingback: Grecia: Todo listo para la victoria de Syriza | La última en llegar

  3. Pingback: Grecia: Syriza se convierte en la esperanza de la periferia | La última en llegar

  4. Pingback: Estabilidad ante el arranque del ciclo electoral griego | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.