Las movilizaciones en Madrid vuelven a acabar en disturbios

Algo ocurre en Madrid, de un tiempo a esta parte, para que todas las manifestaciones convocadas contra las decisiones del Gobierno acaben en cargas policiales, detenciones y, según el caso, en disturbios, como los que ayer se vivió durante la mañana y la noche.

Hace unos días recordábamos, respecto a lo ocurrido en Ciñera de Gordón y Pola de Lena, que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado intervinieron de la manera que se ha podido apreciar en los vídeos difundidos por quienes han seguido de cerca la protesta de los mineros porque recibieron la orden política de hacerlo así, decisión de corresponde a la Delegación de Gobierno (en el caso de CCAA uniprovinciales) y la subdelegación de Gobierno en CCAA compuestas por más de una provincia, como Castilla y León.

Cargas por la mañana, tras la Marcha Negra

También existe decisión política en las cargas policiales que pusieron fin a la Marcha Negra del carbón, que desembocó ayer ante el Ministerio de Industria. Fue el colofón a una acción de reivindicación que comenzó el pasado 22 de junio y que contó, durante la noche del martes, con el apoyo de decenas de miles de ciudadanos que mostraron su solidaridad con la protesta minera en la capital. Durante la mañana de ayer, muchos ciudadanos de Madrid y de otros puntos de España volvieron a respaldar la movilización de los mineros y acompañaron a las 25.0000 personas que, se calcula, llegaron a bordo de 500 autocares procedentes de las cuencas.

Mientras los líderes de UGT y CCOO desgranaban sus discursos a favor de continuar con la protesta mientras el Gobierno siga enrocado en no negociar (porque es “metafísicamente imposible, según señaló el ministro de Industria, José Manuel Soria, vinculando filosofía -suponemos que política-a una protesta que enroca con la protesta obrera más tradicional), la Delegación de Gobierno ordenó la carga para dispersar a un grupo de mineros que, según versiones oficiales, lanzó petardos y botellas en el perímetro acotado por las fuerzas antidisturbios en el entorno del Ministerio. El resultado: 5 detenidos y 76 heridos, entre manifestantes y agentes de la policía.

Las imágenes de la carga se pusieron en circulación rápidamente a través de las redes sociales y de youtube.com; también medios como Al Yazira lo replicaron desde el primer momento. Durante la tarde, las redes sociales, sobre todo Twitter, se movilizaron cuando se difundieron fotografías de una menor con una marca de un porrazo de la policía en la espalda. Desde la Delegación de Gobierno, como siempre, se apela a la proporcionalidad de la carga policial y se justifica en la acción de grupos antisistema infiltrados en la protesta minera.

La prensa digital española destacó así lo ocurrido en el Paseo de la Castellana:

 

Lo irónico es que esta acción policial coincidió en el tiempo con el Pleno extraordinario del Congreso de los Diputados en el que Mariano Rajoy entró en su bucle particular, anunciando recortes que permitirán el ahorro de 65.000 millones de euros en dos años y medio, medidas que inciden, sobre todo, en las clases medias y populares, sobre las que recae, de nuevo, los efectos de una subida del IVA que pasad del tipo 18 al 21% y del 8 al 10%, la supresión de la paga de funcionarios y otras medidas que se pueden consultar en el post que elaboramos ayer para glosar este día histórico.

En cuanto se supo de los recortes, los empleados públicos comenzaron a movilizarse contra lo que se considera una agresión a un colectivo que ya lleva lo suyo en la lista de recortes sociales a propósito de la crisis financiera y económica. Otros colectivos también convocaron para por la tarde una manifestación de apoyo a la causa minera, marcha también sería la primera respuesta ciudadana contra los recortes del Gobierno, ante la evidencia de que parece que el peso de la crisis está recayendo sobre colectivos que nunca vivieron por encima de sus posibilidades, como la propaganda gubernamental repite hasta la extenuación.

Cargas por la tarde

De nuevo, la protesta concluyó con cargas, detenciones y quema de material en la Puerta del Sol de Madrid.

Unas 4.000 personas secundaron la convocatoria de Atocha con la intención de llegar hasta Sol, objetivo conseguido aunque rodeados con un fuerte dispositivo policial. Una vez que los manifestantes llegaron a Sol, y sin que en apariencia ocurriera nada, los antidisturbios comenzaron a cargar, registrándose, a partir de ese momento, escenas de tensión y carreras por las calles aledañas.

 Según la versión oficial, la policía intervino porque hubo lanzamientos de botellas contra los agentes, hecho que los teletipos de agencia no citan [ver éste de Europa Press, por ejemplo: http://cort.as/2DG-]

 ← (Fotografía de Alvaro García, tomada de El País)

En cualquier caso, lo que sí está comprobado es que tras la carga policial se registraron disturbios en el kilómetro cero, con la quema de contenedores y el lanzamiento de artefactos incendiarios contra algunas de las tiendas de ropa españolas. La protesta también derivó al Congreso de los Diputados, donde un grupo intentó superar las vallas que rodean el perímetro de la sede de la soberanía nacional. El balance final de la noche: nueve personas detenidas (entre ellas, según la agencia Europa Press, dos mineros).

 

Estos son los TT en Twitter poco antes de la una de la madrugada pasada; es la mejor prueba de que una parte de la ciudanía está interesada en la política y en los efectos de las decisiones que están adoptando nuestros representantes en este verano atípico

 

Ante estos hechos, algunas consideraciones:

  • Es evidente que existe una parte de la ciudadanía que no está dispuesta a silenciar su  malestar ante los recortes que de manera indiscriminada están llegando a todos los colectivos sociales. Se trata de una parte de la ciudadanía activa, que ya está vinculada en redes y asociaciones, por lo que la irrupción en el espacio público puede cristalizar de manera automática, en un ejemplo de acción-reacción
  • También es evidente la lejanía entre los poderes políticos del país -que adoptan decisiones, con el paraguas de la legitimidad de unas urnas-, en connivencia con los poderes económicos y financieros del país, los que sí vivieron por encima de sus posibilidades y que consideran que la cuenta de gastos ahora debe correr a cargo del esfuerzo del conjunto de la población
  • Los efectos de la crisis provocan que, de un lado, la cuerda esté muy tensa (por las cifras de desempleo y por las nulas expectativas de romper la tendencia en un contexto de recesión económica profunda). Ante esta evidencia, se requiere que los responsables políticos no echen más leña al fuego. Gritos como “a trabajar”, que procedieron de la bancada del PP cuando Rajoy anunció la reducción del número de liberados sindicales, o la justificación de Rajoy de modificar la prestación por desempleo para incentivar a los parados a que busquen empleo no hacen sino aumentar el cabreo generalizado. Si, además, las FCSE actúan con la contundencia que se pudo ver ayer, se está alimentando un caldo de cultivo de consecuencias impredecibles.
  • Podríamos estar ante un punto de no retorno, y los poderes públicos, a los que se paga para solucionar problemas, y no crearlos, deberían tomar buena nota y proceder a actuar con responsabilidad.

España, de nuevo en la prensa internacional

Los medios internacionales volvieron a dirigir ayer sus ojos hacia España, animada, quizás, por la vinculación de imágenes de anuncio de recortes sociales brutales con la de la intervención policial para disolver marchas a las que acuden niños y personas de avanzada edad (como en la de los mineros de ayer) o de miembros de colectivos significados con el 15M y el tejido asociativo de Madrid.

Es especialmente significativa la presencia de Al Yazira en la capital de España esta semana. Que sepamos, fue el único medio de comunicación de renombre que ha retransmitido en directo la Marcha Negra desde la noche del martes. También fue la única cadena que ha informado en tiempo real de lo ocurrido en Sol.

 

Por si alguien tiene alguna duda de lo que España importa en el mundo, adjuntamos una captura de los sitios más populares del mundo que recoge este gráfico de The Economist. España aparece vinculada a Grecia, destino que hoy parece más cercano tras el anuncio efectuado por el Gobierno y que se rubricará el próximo viernes en el Consejo de Ministros que presidirá el Rey Juan Carlos. Visto así, no parece tan descabellada la preocupación de Barak Obama ante la posibilidad de que la crisis europea y, especialmente la española, afecte negativamente en sus opciones de cara a las presidenciales que se celebran este otoño:

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Gobierno, Mineros, Periodismo, PP, Rajoy, recortes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .