Evidencias de un rescate inducido

Dice el dicho que no hay más ciego que el que no quiere ver, y hoy tenemos ejemplos de esa máxima que podrían rellenar un manual de acción:

Deuda pública española

Coincidiendo con la reunión informal de los ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) y de la zona euro (Eurogrupo), en la que, previsiblemente, se está hablando de las condiciones que se impondrá a España en el caso de que solicite el rescate total, hemos conocido datos correspondientes al segundo trimestre del año que confirman que las políticas impulsadas por la UE y que está poniendo en marcha el Gobierno de Rajoy no sólo no están dando resultados, sino que están empeorando la situación del país.

Según datos del Banco de España, la deuda pública española, es decir, la del conjunto de las Administraciones Públicas, ha supone el 75,9% del PIB, es decir, algo más de 800.000 millones de euros, la cifra más alta desde 1995. Este dato supone un incremento del 3,8% respecto al primer trimestre y un 14% respecto al mismo trimestre de 2011.

Si desglosamos el dato por niveles admiministrativos, vemos que la Administración central acapara una deuda del 58,3% de PIB; la de las CCAA era del 14,2% y la de los ayuntamientos, del 3,4%.

En 2008, cuando comenzaron a notarse los efectos de la crisis de la sub-prime en España este porcentaje era del 39,5% del PIB, lo que nos lleva a plantear abiertamente:

  • que la crisis de deuda en la que ha derivado la situación económica global no tuvo como partida el excesivo gasto público de España, sino que es una realidad derivada del rescate de los Estados al sistema financiero
  • que el discurso de que las CCAA gastan demasiado se cae por su propio peso, sobre todo si se tiene en cuenta que son ellas las que dispensan dos de las patas sobre las que se asienta el Estado del bienestar (sanidad y educación públicas)
  • que detrás de estos argumentos hay una intención ideológica encaminadaa : 1) imputar al Estado problemas económicos computables al sistema financiero privado, con la intención de adelgazarlo, favoreciendo la privatización de servicios públicos;  2) a cuestinoar el sistema autonómico, con la intención de volver a ciertas formas de centralización política [a este respecto, ver información que publica hoy El País: Educación impondrá más contenidos a las autonomías http://cort.as/2TFh]

Deuda de los bancos españoles

El dato de la deuda pública se completa con otro que el organismo regulador español ha facilitado también, según el cual la deuda de las entidades españolas con el BCE en agosto fue de casi 400.000 millones de euros, un 3,5% más respecto a julio.

Después de meses familiarizándonos con variables como la prima de riesgo española o la rentabilidad del bono a 10 años, tenemos la plasmación directa de las dificultades de las entidades bancarias españolas, las que pasaban por ser unas de las más solventes del mundo, para financiarse en los mercados. La banca española, a la espera de conocer las necesidades de recapitalización que analizan las auditorías externas contratadas por el Ejecutivo, aparece como receptora del 44% de la financiación total del BCE a la Eurozona.

La UE se reúne en Chipre

Nicosia sirve de escenario para la reunión informal de los ministros de Economía de la UE, y hay novedades. El titular del ramo español, Luis de Guindos, avanzó a su llegada que habrá nuevos anuncios próximamente, dirigidos a cumplir el objetivo del déficit (6,3% para este año) y de cara a las reformas que el BCE y la CE exigen para dar el visto bueno al rescate.

Por su parte, el titular de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, enfrió la tesis del Gobierno ‘popular’ de que la ayuda a la banca no se notaría vía déficit y deuda pública al asegurar que hasta el mes de enero, al menos, no estará activo el mecanismo que permite la petición directa de financiación de los bancos.

Hasta ahora, es el Estado, es decir, el conjunto de la ciudadanía, el que solicita el rescate como país -aunque sea para recapitalizar a sus bancos- y, por lo tanto, el que deba firmar el memorándum de cumplimiento. Puesto que las necesidades financieras de España son perentorias, podríamos ser el último Estado que solicite el rescate siguiendo el modelo de los países intervenidos hasta este momento (Grecia, Irlanda y Portugal). Todo dependerá de si el Ejecutivo logra la aquiescencia del primer ministro italiano, Mario Monti, para solicitar el rescate de ambos países al mismo tiempo.

Preparativos del rescate español

Sobre este supuesto se trabaja en el FMI y el BCE, instituciones que, según la prensa holandesa, están diseñando un plan de rescate para España por valor de 300.000 millones (30% del PIB español). La novedad es que el FMI actuaría de estricto supervisor para garantizar que el Gobierno de Rajoy cumpla los ajustes comprometidos, confirmando así que llevamos dos años dando vueltas sobre el mismo asunto (España no es Grecia) pero que al final se aplicará una solución muy parecida a la que se aplica en los países intervenidos.

Esta semana hemos sabido que la Troika, que negocia con Atenas el memorándum para el segundo paquete de ayudas, ha propuesto a Samarás que apruebe más reformas y una de ellas tiene que ver con la prolongación de la jornada laboral semanal a seis días y hasta 13 horas diarias.

Tampoco en Portugal, alumno aventajado en cuanto a las políticas de austeridad, las cosas van mejor. La Troika ha prolongado el plazo para que Lisboa cumpla con el déficit (del 5% para este año, en lugar del 4,5% previsto y del 4,5% para 2013, en lugar del 3% presupuestado) en un escenario de aumento del desempleo (hasta el 15%) y de caída de los ingresos el pasado mes de julio en el 3,5%.

Crisis económica: EEUU vs UE

Europa sigue con la visión de que la austeridad y el estricto control del déficit facilitarán un escenario en el que las reformas impuestas (traducidas en el corte del gasto público) sentará las bases para el futuro crecimiento económico. Esta fue la tesis esgrimida por la canciller alemana y el primer ministro finlandés durante sus respectivas visitas a España en las últimas semanas.

Sin embargo, pasan los meses y la situación no hace sino empeorar en los países que con mayor brío están aplicando la receta neoliberal fijada en el Consenso de Washington y que tan alegremente se ha abrazado en las instituciones comunitarias. Mientras, en EEUU, se opta por la vía contraria. Ayer, la Reserva Federal anunció la inyección de 31.000 millones de euros al mes, al menos hasta diciembre, para promover el mercado hipotecario y, de esta forma, crear puestos de trabajo. También anunció que mantendrá los tipos de interés en su mínimo histórico.

La crisis de la sub-prime, traducidas en una crisis financiera y, finalmente, en una crisis productiva y de deuda en Europa confirma que estamos ante una batalla ideológica sobre el futuro del capitalismo, entre una suerte de neokeynesianismo y el reinado del neoliberalismo. Por ahora, a los estadounidenses les va mejor que a los europeos, que siguen enfrentados en sus luchas internas. El secretario general del Partido Popular Europeo, el español Antonio López-Istúriz, tiró de teoría de la conspiración y dijo que algunos gobiernos europeos hay una “diversidad de tendencias” y que hay “gente interesada” (citando el caso francés y el belga) en que España pida el rescate “aunque no lo necesite”.

Guy Hermet escribió en 2008: “La Unión Europea se ha convertido en un simple ‘Club de 27’ desprovisto de ambición colectiva y emponzoñado por los rencores recíprocos. Sus adversarios, existentes desde hacía lustros, encontraron material suficiente para satisfacer sus deseos, hsta entonces un poco disimulados” [El invierno de la democracia. Auge y decadencia del gobierno del pueblo]. Hoy esta afirmación cobra aun más sentido que entonces.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en BCE, EEUU, el euro, FMI, Neoliberalismo, recortes, rescate, UE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .