Retos para la prensa española: independentismo y sindicatos

Definitivamente, acabamos la semana en la que buena parte de España perdió la inocencia. Si hasta el 11 de septiembre, todo el universo mundo giraba en torno a la crisis económica y a las recetas para salir de ella, desde la manifestación independentista de Barcelona hemos perdido la inocencia parece que ahora el mayor problema al que se enfrenta España es el independentismo catalán, que ayer terminó la semana  compartiendo pratagonismo en las portadas de los diarios impresos con la manifestación celebrada el sábado en Madrid, convocada por los sindicatos y un centenar de asociaciones sociales, contra los recortes del Gobierno.

Estos dos asuntos sirvieron ayer, día en el que tradicionalmente más ejemplares se venden, para que los periódicos abandonaran, una vez más, la teoría de la falsa neutralidad informativa para posicionarse de acuerdo a unas coordenadas dirigidas a satisfacer la demanda de su audiencia, se retraten, no siempre con honestidad:

Los efectos de la marcha independentista, y la hoja de ruta marcada por Artur Mas en los días sucesivos, fue asunto destacado, sobre todo, en la prensa situada en el espectro de derecha conservadora, como ABC y La Razón en el caso de los diarios de Madrid, y La Vanguardia en el caso de Cataluña. La lección pasó por intentar convencer a su audiencia de que no todos los catalanes se mueven en las tesis que se han podido escuchar esta última semana, que existe una «Cataluña silenciosa», que la independencia será más costosa para Cataluña (que concentra el 28% de todas las exportaciones españolas) que para España y que el empresariado catalán apuesta por ahondar en el pacto fiscal y no tanto en la independencia como objetivo a corto plazo.

Sin embargo, cada diario adoptó una estratetegia distinta para apuntarse a esta tesi. ABC recurrió a personalidades que defendieron su derecho a sentirse españoles (como si se hubiera cuestionado), abundaron en la idea de que un escenario de independencia sería la ruina para Cataluña («La ruinosa independencia») y que la «secesión» supondría 136.000 empleos menos en esta CCAA y que la deuda se dispare al 150% del PIB (esta semana se supo, según dagtos del Banco de España, que la deuda catalana se situó en el segundo trimestre del año en el 24% del PIB -español-). En un alarde de originalidad, ABC eligió un montaje con la  la bandera de la UE y una estrella que simboliza a España alterada con los colores de la bandera rojigualda y con una de sus puntas con la bandera catalana.

Esta idea de usar los colores de la bandera también sirvió para que La Razón elaborara su portada; ayer optó por una manzana que simbolizaba a Cataluña, con un mordisco a la izquierda que daba paso a los colores de la bandera española. La traslación parecía evidente: aunque por fuera uno diga que es un pato, en el fondo es un cisne, y eso mismo se puede aplicar al nacionalismo catalán. Por fuera se puede hablar de independentismo, pero en el fondo siguen siendo españoles. No obstante, lo mejor es cómo se buscó retratar esa ¿realidad? con un sondeo del instituto demoscópico favorito del diario que dirige Paco Marhuenda y que apuntaba que tras la Diada, CiU y PSC bajan en intención de voto (lo llaman «El precio del independentismo de Mas») y suben PP y ERC. Esta comparativa se realizó sobre los datos reales obtenidos en las elecciones de 2009, es decir, antes de que Mas aplicara la motosierra de los recortes y antes de la revisión interna del PSC, cuyas contradicciones se pusieron de manifiesto en el debate sobre la participación en la marcha del pasado 11-S. La portada se cerraba con una noticia de alcance: el Rey, símbolo de la unidad de España, acudirá a Barcelona próximamente. Suponemos que el lector único de La Razón se habrá quedado tranquilo.

La Vanguardia, sin embargo, se centró en los suyos: los empresarios catalanes (que apoyan lo que parece una estrategia de Mas para arañar un acuerdo de modificación del pacto fiscal) y los empresarios de multinacionales, que no están tan contentos con el escenario abierto. El periódico se mantuvo en su posición habitual de tender puentes y citó la reunión que el próximo día 20 celebrarán Artur Mas y Mariano Rajoy en La Moncloa, de la que podría salir un calendario electoral -con un programa de máximos, se entiende- si el presidente de la Generalitat se encuentra con un muro enfrente.

Esta es la idea que, de manera sibilina, respaldó también El Correo (insistimos, propiedad de Vocento), que tituló: «El apoyo a la independencia se estabiliza en Euskadi y se desboca en Cataluña». El motivo de esa realidad lo atribuye al concierto vasco que, según el diario, tranquiliza a los sectores más proclives a la independencia frente a un independentismo desbocado, es decir, «desmandado o fuera de control», según el Diccionario de la RAE. Y, a diferencia de ABC (que lanzaba el mensaje de que la independencia perjudicaría a Cataluña), optó por repartir la moralina entre ambos actores: «La independencia empobrecería por igual a catalanes y españoles»

El otro asunto del día fue la marcha sindical que, para algunos medios, como El País, inauguró el «otoño caliente» de la movilización social contra los recortes y que, para otros medios, fue un fracaso en número de asistencia (‘Batacazo sindical», tituló La Razón). Esta fue la tesis que también defendió El Mundo, que se fijó en la manera en la que muchos manifestantes fueron a Madrid, y abrió con un titular: «Sindicalistas acarreados en 850 autobuses piden un referéndum». Según el diccionario de la RAE, el verbo acarrear significa: «1. Transportar en carro. 2. Transportar de cualquier manera. 3. Ocasionar, producir, traer consigo daños o desgracias». Como cualquier acepción puede servir en la metáfora que, suponemos, el diario que dirige Pedro J Ramírez quiso transmitir a sus lectores, incidimos en la obsesión antisindical de este diario y que se confirmó ayer en el tratamiento de la gente que legítimamente se organiza como considera oportuno para plantar cara ante los recortes que está sufriendo en primera persona, a la que se considera ganado transportable en un carro. Por otra parte, hay que recordar que El Mundo fue el vocero de las manifestaciones que se montaron contra José Luis Rodríguez Zapatero en su primera legislatura y, sorprendentemente, no hubo titulares parecidos pese a que los convocantes usaron argumentos tan peregrinos como la intención del Gobierno de vender Navarra para lograr que ETA dejara de matar.

En esta línea, La Gaceta dedicó su portada al Papa pero, inmediatamente, se centró en la marcha del 15S planteando la principal reivindicación: el referéndum para que la ciudadanía se pronuncie sobre los recortes impulsados por el Gobierno de Rajoy, recortes que no iban en su programa electoral. En este sentido, el diario calificó de «desafío» esta petición y lo vinculó a un segundo desafío (suponemos que el catalán).

El Periódico calificó la marcha del sábado de «masiva» y se centró en los mensajes que difundieron los líderes de UGT y CCOO: «Consulta o huelga», sobre una fotografía de importantes dimensiones que refleja la asistencia de manifestantes en la Plaza de Colón de Madrid. La Voz de Galicia también abrió con una fotografía de la convocatoria y el titular «Decenas de miles de manifestantes piden en Madrid un referendo sobre los recortes» mientras que El País eligióuna vía descriptiva y más neutra: «La gran marcha sobre Madrid abre un otoño sindical caliente», con fotografía de la marcha. Lo único llamativo del titular es el uso del adjetivo «gran» (sobre todo si se echa un vistazo a las portadas de los medios que hablan de batacazo o de fracaso de la movilización) y la referencia a los sindicatos como protagonistas de la movilización -dando por hecho que ellos son los que lideran aún la protesta ciudadana-.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Cataluña, Periodismo, recortes. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.