25N: Escenario electoral catalán

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, anunció el martes pasado, en su primera intervención en el Debate de Política General, que ordenaría la disolución del Parlament y la convocatoria de elecciones parlamentarias para el próximo 25-N. Se ponía fin a una legislatura que ha durado dos años y que se caracterizó, hasta el 11 de septiembre, por los recortes en gasto público, en un preámbulo de lo que el PP está haciendo en el conjunto del Estado español desde su llegada a La Moncloa.

A partir de la manifestación del 11 de septiembre, que ponía fin a la celebración de la Diada, y tras la reunión mantenida entre Artur Mas y Mariano Rajoy en La Moncloa, en la que el presidente del Gobierno dijo no a abrir una negociación sobre la reforma del pacto fiscal, la duda era cuándo votarían los catalanes. Esta duda se ha despejado y ahora toca hacer pronósticos:

  • CiU afronta los comicios como el partido que liderará la iniciativa independentista de Cataluña. Es la formación que ha aparecido como protagonista de la resolución aprobada por el Parlament el pasado jueves, con los votos a favor de CIU, ERC, ICV, SI y el partido de Laporta, para que el próximo gobierno resultante de las urnas se comprometa a convocar una consulta de autodeterminación, preferiblemente en la próxima legislatura. El PSC se abstuvo en esa votación.
  • CiU se presenta como un partido bien cimentado, sin atisbo de fisuras con Uniò (ni con su líder, Josep Antoni Duran i Lleida), con un candidato, Artur Mas, que afronta sus cuartos comicios con más seguridad que hace un mes, en gran medida por su propuesta de ligar, de manera indirecta, su trayectoria política con el resultado del proyecto independentista.
  • Mas aseguró que estaría dispuesto a convocar a los catalanes para que se pronuncien en las urnas sobre el futuro de Cataluña, esté el Estado español a favor o no, y dejó caer que se iría cuando esa consulta se produjera. Según ha transmitido el propio presidente de la Generalitat, se convocaría un referéndum si el Estado lo respalda, y, si no, se quedaría en una consulta (no vinculante), ya que esta última opción sí forma parte de las atribuciones del Govern. Aseguró que se elegiría un momento en el que tuviera asegurado el resultado (para evitar experiencias como las de Quebec).
  • Si unimos las dos ideas, y puesto que Mas ha unido su futuro político a esta iniciativa, cabe pensar que tiene datos que sí harían posible convocar una consulta con éxito durante la próxima legislatura. Sin embargo, la negativa a CiU a mencionar la palabra “independencia”, tanto en la resolución aprobada por el Parlament como en los discursos de Mas, hacen pensar en otro tipo de proyecto político que, por supuesto, no se desvelará antes del 25-N pero que iría más allá del autogobierno actual pero que no llegaría a plantear la secesión respecto a España.
  • Mas ha conseguido que los temas de la agenda política en Cataluña ya no se centren en los recortes y en los efectos causados por los mismos. Esta semana se ha sabido que Cataluña será la primera CCAA que comenzará a recibir la ayuda del Estado a través del rescate financiero vía FLA, pero el discurso sigue versando sobre el carácter identitario de Cataluña y su aspiración a la independencia. Desde el pasado 11 de septiembre, en los medios ya no aparecen informaciones sobre las manifestaciones de funcionarios y de ciudadanos afectados por la criba en el Estado de bienestar que ha interpuesto CiU desde su llegada al Govern
  • Este cambio de estrategia afecta a las otras formaciones del arco parlamentario de manera directa. Es el caso de ERC e ICV. Durante esta legislatura, ambas formaciones habían sido las grandes beneficiadas del desgaste sufrido por CiU, en gran medida porque ambas aunan en su discurso la crítica a los recortes de la derecha catalana y las referencias habituales al discurso nacionalista catalán -independentista o federalista-. Ahora que el discurso político se ha centrado sólo en el carácter independentista, hay que mirar bien los sondeos sobre intención de voto cosechan para saber si este cambio de estrategia les pasa factura y, en caso contrario, en qué caladero pescan votos.
  • Por su parte, el PSC afronta los comicios con una estrategia que pretende abarcarlo todo, y que se queda en nada. Su líder, Pere Navarro, está poco asentado, es un desconocido para buena parte de la ciudadanía, y la prueba es que Montserrat Tura se postula para ser candidata a la Generalitat. Hoy decidirá el Consell nacional reunido y, previsiblemente, será elegido candidato el actual secretario general del PSC -sin primarias, por la premura de la cita electoral-.
  • El PSC había centrado su discurso en los recortes y en el efecto que éstos estaban provocando en la sociedad catalana. Sin embargo, el debate independentista ha entrado como un elefante en la cacharrería y le ha obligado a posicionarse, muy a su pesar. La abstención del PSC, el jueves, al mismo tiempo que se decidía a apoyar la convocatoria de una consulta a propósito de una consulta sobre el encaje de Cataluña en España, confirma que éste es un asunto incómodo, que la postura socialista se mueve bien en el federalismo pero que esta situación se les ha ido de las manos, como confirma que hubiera diputados socialistas que el jueves rompieran la disciplina de voto y votaran a favor de la resolución presentada por CiU y ERC.
  • El PSC es consciente que corre el riesgo de quedarse al margen si pierde la conexión con la calle, o con la opinión de una buena parte de la calle, por lo que parece ir a remolque, como ocurrió en la marcha por la independencia de la Diada y en relación a la consulta. Los cantos de sirena del PP, para que conforme un frente constitucionalista con él, a la manera de Euskadi, puede ser el remate a una posición que parece alejarle de sus votantes.
  • El PP catalán es el partido que más claro tiene su discurso en las dos vías en las que se pueda montar la campaña electoral: si el debate se mueve en los recortes, los puede defender sin pudor, porque su sede matriz en Génova está promoviendo exactamente las mismas políticas que las practicadas por CiU en Cataluña. Si la campaña se centra en el debate identitario, el PP puede argumentar, como lo está haciendo, a favor de la pertenencia de Cataluña en España y contra la irresponsabilidad de quien ha planteado este debate en este momento de crisis económica total, tanto en Cataluña como en el conjunto del Estado español. Queda saber si este discurso será bien recibido por el electorado catalán y si podrá mantener los diputados conseguidos en las elecciones de 2010 (cuando el partido que lidera Alicia Sánchez-Camacho rompió el techo electoral tradicional de los `populares`catalanes en el Parlament). Parece que el voto del españolismo lo tiene asegurado y que, en esta ocasión, no hará falta apelar a discursos a propósito de la integración de la inmigración en los grandes cinturones urbanos.
  • En cuanto a Ciutadans (C’s), se esperan nuevas campañas de promoción de su líder, Albert Rivera, y, también, cierta atención sobre los parámetros en los que se mueva el PP y, tal vez, el PSC;  C’s podría ser una opción a la que vayan votos entre un PP que se pase de frenada en su defensa de la españolidad catalana y un PSC que decida sumarse a caballo ganador y deje en un lugar secundario los efectos de los recortes sociales para centarse en el discurso nacionalista -que tiene perdido de antemano-. C’s se define como un partido de centro-izquierda, si bien sus votantes y buena parte de la ciudadanía lo percibe como un partido de derechas, una suerte de PP descafeínado en las líneas duras.

Puesto que, en los próximos días saldrán encuestas sobre intención de voto en Cataluña, conviene retener los datos de las últimas citas electorales. Entendemos interesante remontarnos hasta 1999, última legislatura en la que Jordi Pujol fue presidente de la Generalitat, hasta la actual, tras las dos legislaturas del gobierno tripartito:

 

Elecciones 1999

Elecciones 2003

Elecciones 2006

Elecciones 2010

 

/  Escaños

/  Escaños

/  Escaños

/  Escaños

CIU

37.70

56

30.96

46

31.53

48

38.47

62

 
PSC

30.35

36

31.18

42

26.81

37

18.32

28

 
PP

9.51

12

11.87

15

14.05

21

12.33

18

 
ERC

8.69

12

16.47

23

10.64

14

7

10

 
ICV

2.51

3

7.30

9

9.55

12

7.39

10

 
PSC/CC

7.51

16

——–

——–

3.04

3

3.30

3

C’
 

 

 

 

 

 

 

3.28

4

SI

Fuente: Histórico de La Vanguardia: http://cort.as/1JoU

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en 25N, Cataluña, elecciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .