De la crisis financiera a la depresión social (I)

La crisis ha tenido en España en los últimos días capítulos que hacen difícil conjugar lo que Martha Nussbaum, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, aseguró durante el discurso que pronunció al recoger el galardón: “La gente no lucha por una mayor renta; lucha por una vida con sentido”. Y el sentido es precisamente lo que falta en un país que, de repente, un día se despierta y, en mitad de informaciones que confirman las ayudas públicas a la banca con problemas, conoce el caso de un hombre que decidió ahorcarse horas antes de la llegada de la comisión judicial que le iba a comunicar su desahucio.

Parece que entramos en una fase nueva en la que los medios de comunicación han levantado el veto sobre algunas de las consecuencias de la crisis económica. Buena parte de la ciudadanía, que en los últimos años ha recibido alta dosis de formación económica divulgativa, ha podido ver cómo colectivos ciudadanos se han organizado al margen de las instituciones para denunciar que, por ejemplo, desde el inicio de la crisis, se han ejecutado entre 350.000 desahucios, plasmando en la práctica el mensaje de que la banca siempre gana.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, entrevistado por El Intermedio, confirmó el martes que la Ley del desahucio no se modifica porque los bancos amenazan con estrangular el crédito, una afirmación impecable, a favor de mantener el statu quo, si no fuera porque es precisamente el estrangulamiento del crédito lo que está pacede España -y parte de Europa- desde 2008, cuando teníamos el mejor sistema bancario del mundo, según José Luis Rodríguez Zapatero.

De esta manera, las entidades bancarias, las mismas que durante los años de bonanza facilitaron créditos a personas con evidente riesgo laboral, que están siendo rescatadas por el Estado, no sólo consiguen echar al dueño de la propiedad por impago sino que se queda con el inmueble (que pasará al banco malo con rebajas de hasta el 55% de su precio) y con la deuda del propietario. Estamos ante la estafa perfecta, con la aquiescencia del establishment.

Según un informe publicado por la Comisión Nacional de la Competencia, el Estado inyectó en 2010 87.145 millones de euros a las entidades bancarias, esto es, 1.846,67 euros por persona. Supuso el 10% del PIB español y un 99% de las subvenciones aprobadas durante ese curso [más información en el siguiente enlace: http://cort.as/2kIJ].

Los apóstoles del neoliberalismo solían repetir que en España se había vivido por encima de nuestras posibilidades, pero parece que, de acuerdo con las fórmulas impulsadas para mantener el sistema, el mensaje difundido es que el coste de un mal negocio sólo debe recaer sobre los ciudadanos, de manera activa (en forma de dinero público destinado a la banca) y pasiva (en forma de desahucios, falta de crédito, prácticas abusivas, cobro de comisiones, etc).

La muerte de Granada, que coincidió con otro intento de suicidio en Burjassot, puso de manifiesto el nivel al que estamos llegando, con estadísticas que comienzan a hablar de nueve suicidios al día, 3 de ellos derivados de causas económicas. Los últimos datos oficiales, que se remontan a 2009, cuando, según el INE, se quitaron la vida 3.500 personas, datos que la Sociedad Española de Psiquiatría Legal eleva a 4.500 (10,5 por cada 100.000 habitantes).

La noticia es que, por una vez, este asunto fue noticia en los informativos de radio y televisión del país, lo que obligó al poder político a retratarse. Soraya Sáenz de Santamaría mostró su consternación en una teatral valoración en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y remitió al informe sobre el funcionamiento de la dación en pago, una práctica voluntaria a la que pueden acogerse las entidades bancarias. Desde el PSOE, su portavoz parlamentaria, Soraya Rodríguez, pidió perdón en público por no haber modificado la Ley hipotecaria (que data de 1909 y que fue refundada en 1946) cuando gobernaba. También presentó una proposición de Ley en el Congreso para evitar “el drama” de los desahucios.

Bankia simboliza el impacto negativo que la actividad bancaria tiene en amplios colectivos sociales, a pesar de que las encuestas reflejen que los ciudadanos culpan de la crisis más a los representantes políticos que a las entidades bancarias. Sin embargo, algo se mueve, como el hecho de que el hashtag #liquidaBankia fuera ayer TT en Twitter.

La semana pasada se conoció el informe encargado por el CGPJ sobre la regulación de los desahucios, que ahora no lo asume como propio. En el informe hubo referencias a los abusos cometidos por las entidades bancarias, por su situación de superioridad respecto al cliente, y se pedía que parte de las ayudas públicas que están recibiendo los bancos (40.000 millones, según estimaciones del Gobierno) llegaran directamente a los afectados por las ejecuciones bancarias [más información en el siguiente enlace: http://cort.as/2h6R].

Ayer, la Asociación Profesional de la Magistratura, de signo conservador, denunció prácticas especulativas por parte de las entidades bancarias a la hora de aprobar las órdenes de desahucios. Nada nuevo bajo el sol, pero quizás por estas razones, Caja Rural Granada hizo público un comunicado de prensa para valorar el suicidio de su cliente [Ver el siguiente enlace: http://cort.as/2gfK].

Mientras la ciudadanía se organiza al margen de los poderes públicos, la España oficial sigue ejecutando sus rituales habituales, como si la depresión social del país fuera sólo un complemento. El viernes pasado, los asistentes a la entrega de los Premios Príncipe de Asturias fueron recibidos con una sonora pitada por parte de funcionarios y otros colectivos, indignados por que, en una época en la que se ejecutan recortes brutales en la misma dirección, se sigan celebrando actos para la mayor gloria de la monarquía y de la marca España elaborada de cara a la galería. La actitud, por parte de TVE, fue ignorar los abucheos y pitidos e incluir, en su informativo nocturno, colas de 20 segundos en mitad de una oda a los Premios Príncipe de Asturias.

No fue el único acto que protagonizó la Familia Real y que permitió plantear dudas razonables sobre la existencia de una España real y otra oficial. El Rey, de visita oficial económica en India, volvió a salirse de la neutralidad que le marca el cargo, y respaldó en el extranjero las reformas puestas en marcha por el Gobierno de Rajoy, que ya estaban dando resultado. Un día después, quizás consciente de sus palabras, volvió a repetir ese idea pero atribuyó todo el mérito a la ciudadanía española que está sufriendo los recortes. El sábado, desde Nueva Delhi, remató: “Desde fuera, España se ve mejor. Desde dentro, dan ganas de llorar, aunque España saldra adelante con el chuchillo en la boca y una sonrisa”.

Las palabras del Rey quedan refrendadas por los datos macroeconómicos:

  • Según la EPA, el número de desempleados aumentó en 85.000 personas en el  tercer trimestre del año, hasta alcanzar 5,7 millones, con una tasa de paro situada en 25,02% de la población activa, su nivel más alto de la serie histórica comparable, que arranca en 2001. Nunca en España hubo tantas personas que desean trabajar y no pueden hacerlo por el escenario económico.
  • El Índice de Precios de Consumo subió una décima en octubre, hasta situar su tasa interanual en el 3,5%, la más elevada desde mayo de 2011.  El IPC encadena cuatro meses de ascensos y las causas se atribuyen a la subida del IVA y al encarecimiento de las medicinas y de los carburantes.
  • La economía española se contrajo un 0,3% durante el tercer trimestre del año y registró una caída interanual del 1,6%. Los datos del INE difieren en una décima de los esperados por el Banco de España, que previó un descenso trimestral del 0,4% y una caída del 1,7% para 2012.
  • El déficit del Estado hasta septiembre alcanzó el 4,39 % del PIB (46.113 millones de euros), dato que llevó al Ejecutivo a asegurar que está “en condiciones de garantizar” que el déficit del Estado “está bajo control” para cumplir con los objetivos pactados con Bruselas (4,5 % del PIB para la Administración central y 6,3% para el conjunto de las Administraciones).
  • La fuga de capitales en los ocho primeros meses del año ascendió a 247.172 millones de euros, y encadena 14 meses consecutivos de salidas netas de capital, con un volumen de 343.000 millones.
  • La semana pasada se supo que Cantabria solicitará 137,2 millones de euros al Fondo de Liquidez Autonómica. Sería la novena CCAA que se acoge a este sistema de financiación, con peticiones de ayuda que rodan los 16.838 millones de euros, es decir, el 93,5 % del FLA, dotado de 18.000 millones de euros.

Mientras, en una nueva confirmación de que la soberanía económica de España está supeditada a las instituciones comunitarias, por obra y gracia de la ayuda a la los bancos, la Comisión Europea y el BCE refrendaron las reformas puestas en marcha en el sistema financiero, aunque avisaron que los retos para parte del sector siguen siendo importantes,  por lo que demandaron “una acción política contundente”. Según el dictamen, elaborado por el grupo de trabajo que visitó España entre el 15 al 26 de octubre, no debe haber fusiones bancarias que no generen claramente valor o  que provoquen restricciones indebidas de crédito a todo el sistema, y se reclama una reordenación mediante una acción política contundente.

El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, recordó que el Gobierno debe seguir con la consolidación fiscal y la liberalización económica: “Acojo con gran satisfacción la evaluación positiva de la ejecución del programa para el sector financiero español. Este es otro paso hacia la reparación a fondo y la reforma del sector bancario en España, que a su vez es un componente esencial para el retorno de la confianza de los inversores y los consumidores”. Traducción: más ajustes, que en España suponen sólo recortes del gasto público y adelgazamiento del Estado de bienestar.

Por su parte, el FMI, que participó como “controlador independiente”, respaldó el trabajo realizado (se han logrado “avances importantes” en la reforma del sector financiero y subraya que se han cumplido “todos los plazos” establecidos en el memorando de entendimiento) y manifestó sus dudas en que el banco malo esté en pleno funcionamiento dentro del plazo previsto. El FMI destacó la importancia de “mantener el mismo ritmo de avance” dado que quedan por delante retos difíciles.

Por su parte, desde Moncloa se señaló que España no solicitará el rescate total como país en lo que queda de 2012, salvo “cataclismo” o “accidente mayúsculo”, en la línea de las afirmaciones de las últimas semanas, que vinculan la relajación de la presión sobre la deuda española a una mayor confianza en la economía española.

España sigue siendo noticia en la escena internacional, como confirman las referencias que realizó Barak Obama en plena campaña electoral  [España “es el país más grande (de la UE) que está en crisis. No podemos dejar que España se derrumbe”] y la aparición de las dificultades del país en bloques informativos de cadenas como CNN [Ver siguiente enlace: http://cort.as/2gg2]

Como es habitual, los malos datos económicos fueron recogidos por las ediciones digitales de la prensa nacional e internacional, en capturas realizadas desde las 18 horas del viernes. Como curiosidad, se confirmó que el dato de la EPA no fue susceptible de ser noticia para las portada de las ediciones digiales de ABC y La Razón (que aplicaron la misma lógica en sus portadas del sábado), a pesar de que sí destacaron otras informaciones de contenido económico, con especial atención a los anuncios realizados por el Gobierno:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Bankia, BCE, FMI, Gobierno, recortes, rescate, UE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .