“Nos gusta Cataluña”, y la prensa que hace el trabajo sucio

El fin de semana pasado, el PP dio el pistoletazo de salida a la precampaña en Cataluña, mucho más breve de lo habitual debido al adelanto electoral decretado por Artur Mas, y lo hizo a lo grande. Reunió en Barcelona a alcaldes y concejales de toda España, con la idea de preparar la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local, con la que el Gobierno pretende acabar con las famosas duplicidades de las Administraciones Públicas para cumplir con el mensaje “una administración, una competencia”. En la práctica, el acto supuso un respaldo sin fisuras a la candidatura de Alicia Sánchez Camacho de cara a las autonómicas catalanas.

Como ya hemos señalado en el análisis de las encuestas sobre intención de voto que están apareciendo estos días, el PP opta a revalidar el resultado obtenido en 2010, con un mensaje abiertamente contrario al lema difundido en la manifestación que puso fin a la Diada de este año y que CiU ha enarbolado como eje de su acción partidista y gubernamental.

Esta posición, muy clara en el PP, se ha completado con la presencia de la líder del PP en actos en los que se reivindicaba la inclusión de una Cataluña dentro de España -como en la concentración celebrada en Barcelona el Día de la Hispanidad- y las declaraciones para remarcar las líneas rojas del PP catalán ante demandas centralistas como las propuestas por el ex presidente José María Aznar, la semana pasada, en un acto de la Fundación FAES, en presencia del presidente del Gobierno actual, Mariano Rajoy.

El PP es consciente de la mala imagen que aún proyecta en buena parte de la ciudadanía catalana debido a decisiones como el recurso de insconstitucionalidad del Estatut o ante decisiones que se leen desde las CCAA -también en algunas gobernadas por el PP- como un intento de aprovechar la crisis económica para, de paso, refundar el modelo de Estado por la vía de los hechos. El Consejo de Política Financiera y Fiscal lo ha puesto de manifiesto, pero también el Consejo de Educación, que el lunes debió dar el visto bueno a la reforma educativa del departamento que dirige José Ignacio Wert, y que concluyó sin acuerdo -tampoco en las CCAA gobernadas por el PP-. Las referencias de Wert a la españolización de los catalanes, a través de la educación, no hace sino echar más leña al fuego.

Tal vez por este motivo, durante en cónclave municipalista del PP, se difundieron dos vídeos, con el lema “¡Nos gusta Cataluña!” en los que destacados dirigentes ‘populares’ aportaron sus opiniones ante lo positivo que, entienden, aporta Cataluña y su cultura.

En el primero, que  contaba con 58.679 visitas en el momento de elaboración de este post, algunos de los actuales miembros de la cúpula dirigente del PP, como si les hubieran tomado de manera imprevista, aparecieron ante la cámara -en planos medios, fijos- para evocar todo lo positivo que aporta Cataluña. Así, se contó que es parte del corazón de España (Carlos Floriano) y resaltaron el “ánimo emprendedor y capacidad de integración de personas de otra cultura y orígenes” (Arenas). También se citó la capacidad de integración y la relación entre Cataluña y España (Cospedal, que aportó: “tengo muchos amigos catalanes”, en un tono parecido al otrora “tengo muchos amigos gays” para indicar una posición abierta ante la diversidad); carácter abierto, laboriosidad, porque crean trabajo y “hacen cosas” (Rajoy, que empleó la técnica del storytelling y contó que sus hijos nacieron en Cataluña).

El vídeo duraba 3.45 minutos y también incluía una declaración de Esteban González Pons, en valenciano, que supuso un guiñó hacia el respeto por la diversidad lingüística que despliega el PP a pesar de algunas declaraciones de algunos de sus miembros:

El segundo vídeo, que duraba poco más de dos minutos, estuvo protagonizado por alcaldes del PP. En el momento de elaboración de este post lo habían visionado 17.012 personas, que pudieron ver las razones por las que los primeros ediles de municipios como Madrid, Marbella o Sanxenxo, confirmaron por qué les gusta Cataluña:  por el deseo de Madrid de ser sede olímpica,como Barcelona en 1992 (Botella); por la gastronomía (De la Serna, alcalde de Santander);  por la capacidad de crecer y aprovechar sinergias (González, Sanxenxo); por el pan tumaca (Pedrosa, Elda); por el vínculo andaluz (Angeles Muñoz, Marbella).

Ambos vídeos concluyeron con un mensaje: “Juntos sumamos”, en castellano y en catalán (‘Junts sumem’) y se difundieron en Twitter con el hashtag #juntossumamos. El PP también se volcó en Twitter durante el desarrollo de la conferencia Intermunicipal, algo especialmente evidente el sábado, cuando difundió el hashtag #DiscursoBarcelona para dar a conocer el discurso de Mariano Rajoy durante la clausura en el que le recordó a Artur Mas los momentos económicos difíciles (800.000 parados, según la EPA), le pidió que cumpliera sus responsabilidades y le avisó: “un gobernante no puede inventarse enemigos que no lo son, ni abdicar de su responsabilidad a la hora de gobernar”.

El discurso de Rajoy se enmarca perfectamente en la estrategia de la prensa afín, que han entendido el proceso abierto en Cataluña como un desafío a la unidad territorial del Estado español y de la nación española, al tiempo que, suponemos, agradecen cada día a Artur Mas la posibilidad de crear titulares para construir portadas cada vez más alarmistas. Así lleva siendo desde el 12 de septiembre, con los ecos de la marcha independentista, pero esta tendencia va a más, en clara correspondencia con el incremento de la tensión electoral.

Las discrepancias que mantienen PSOE y PSC, en público, sobre asuntos como el derecho a convocar una consulta para decidir el futuro de Cataluña no hace sino incrementar la tendencia de los tres diarios que copan el centroderecha ideológico en la prensa editada en Madrid para, de paso, contribuir a poner palos en las ruedas ante la acción del principal partido de la oposición, en horas bajas tras el revés electoral en Galicia y Euskadi y el previsible batacazo que se avecina en Cataluña si se confirman los sondeos:

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en 25N, ABC, Cataluña, El Mundo, La Razón, Periodismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .