Rajoy pulveriza su última promesa en la semana en la que se consumó la estafa

Ana Mat0: “el Gobierno socialista, quien ha roto el Pacto de Toledo, ha congelado las pensiones y, con sus erráticas políticas, ha puesto en cuestión muchos aspectos del sistema de bienestar social” [21-03-2012, en el inicio de la campaña del PP para comenzar a divulgar su Programa Marco]

Mariano Rajoy, en el cara a cara que mantuvo con Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la campaña de las elecciones legislativas de 2011, mencionó expresamente las pensiones como una de las partidas que su Ejecutivo no tocaría:

Rajoy, en su primera entrevista en televisión, el pasado mes de septiembre, rechazó que se fuera a abordar una rebaja en la paga de los funcionarios y, sobre todo, que se fuera a adoptar alguna medida en relación a las pensiones. Por delante tenía las elecciones gallegas y vascas -aún no sabía que poco después de convocarían los comicios autonómicos catalanes-:

El Consejo de ministros decidió incumplir una de las pocas promesas electorales que le quedaban al PP: el próximo año no se revalorizarán las pensiones según el IPC. Como se sospechaba, el Ejecutivo ha esperado a que pasaran las elecciones autonómicas de Cataluña para anunciar que, el próximo año, los pensionistas perderán poder adquisitivo por dos vías: porque no se ajustarán el cobro de pensiones en función del coste de vida y porque el Ejecutivo no acometerá la paga que compense la desviación de pensiones durante 2012 (2.200 millones de euros). En la práctica, supone que el Estado no desembolse, en esta partida, 8,1 millones de euros.

El Gobierno subirá un 1% las pensiones que supongan más de 1000 euros al año, un 2% en el caso de pensiones por debajo a esa cifra. Según anunció Soraya Sáenz de Santamaría, el Ejecutivo no puede asumir la revalorización de pensiones de acuerdo al IPC (que en el mes de noviembre cerró en el 2,9%, seis décimas menos de lo previsto) por la situación económica del país, tanto en función del estado de las arcas como en relación con las previsiones de crecimiento para 2013. Si tenemos en cuenta que, en cuanto llegó a La Moncloa, el PP decidió subir las pensiones un 1%, en la práctica sólo subirá un 0,9% a los 6,5 millones de pensionistas que no lleguen a su condicíon de mileurista.

Así recogieron las ediciones de los principales diarios digitales de información general y especializada la noticia, bien recibida por Olli Rehn, comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, que estimó que la decisión del Ejecutivo de Rajoy tendrá un impacto del 0,5% del PIB:

CapturaIPCDesde los sectores afines al PP, comenzó a circular la tesis de que el Gobierno de Rajoy, si bien no ha cumplido totalmente su compromiso, ampliamente difundido por los principales líderes de los ‘populares’ durante los 12 años que llevan ocupando La Moncloa, en la práctica tampoco lo ha incumplido del todo, porque el Consejo de Ministros no decidió congelar el pago, como hizo José Luis Rodríguez Zapatero.

Si miramos los datos del IPC correspondiente a 2010, año en el que se produjo esa congelación, comprobaremos que el anuncio efectuado por el Ejecutivo de Rajoy se parece bastante a lo que ocurrió a finales del año en el que el PSOE ejecutó el giro hacia las tesis defendidas por Bruselas [Más datos en el siguiente enlace: http://cort.as/2uPW]

El último viraje del Gobierno pone fin a una semana en la que se ha vuelto a constatar la diferencia entre las previsiones de los organismos interancionales y las tesis defendidas en España por parte de los responsables políticos y económicos.

Desde hace semanas, Rajoy se ha apuntado a la tesis de aportar cierta esperanza en mitad de la oscuridad. De acuerdo a las previsiones que maneja el Ejecutivo, España comenzará a vivir cierta recuperación en términos de crecimiento del PIB en el segundo semestre de 2013 y empezará a crecer en 2014. No se ofrecen datos tan positivos en relación con la situación de la tasa de desempleo aunque sí en otros como el IPC y en relación a la salida de capitales de España.

Según datos del Banco de España, en septiembre se registró un saldo positivo en relación a la entrada de capitales, por primera vez en 14 meses: 31.000 millones. Aun así,  durante los nueve primeros meses del año se siguió registrando salidas de capital por valor de 216.000 millones de euros

Previsiones de organismos comunitarios

El gobernador del BCE ha señalado que la Eurozona saldrá de la recesión en el primer semestre de 2013. Puesto que España está en los países de cola, es poco probable que nuestro país entre en ese grupo.

Según las previsiones de la Comisión Europea, la economía española cerrará 2012 con una caída del 1,8% -o,3% en 2013-, con una tasa de desempleo por encima del 25%  [Ver informe, en inglés, en el siguiente enlace: http://cort.as/2uPs]. El gobierno de la UE insiste en la consolidación fiscal y la disciplina presupuestaria -a nivel estatal y autonómico- para conseguir los objetivos fijados.

No es la única previsión conocida esta semana. Según la oficina de Eurostat, el paro en la zona euro alcanzó el 11,7%, es decir, existen 18,7 millones de personas desempleadas en la UE a 17. España vuelve a registrar récord en esta partida, con una tasa del 26,2%, seguida de Grecia (25,4%) y Portugal, con el 16,2%. Si nos fijamos en la tasa de desempleo entre los menores de 25 años, sólo Grecia nos supera, con una tasa del 57% (55,9% para España). En la cola de las cifras de desempleo se encuentran Austria (4,3 %), Luxemburgo (5,1 %), Alemania (5,4 %  y Holanda (5,5 %).

Previsiones del FMI

Según el FMI, España no saldrá de la recesión hasta 2014, año en el que PIB crecerá al 1% y una progresiva aceleración hasta el 1,6% en 2015. Aun así, el próximo año la economía se contraerá un 1,3%, casi el triple de las previsiones del Gobierno de Rajoy recogidas en sus PGE para el próximo año.

En cuanto a los efectos en el desempleo, el Fondo estima una tasa del 25,4%, que comenzará a bajar hasta el 23,3% en 2015.  El organismo cita las acciones del BCE de este verano como gestos que han mejorado, algo, las previsiones sobre España y mantiene dudas sobre el impacto del llamado “banco malo”.  Estas con las variables que contempla el Fondo respecto a España:

Previsiones de la OCDE

La OCDE hizo público su informe semestral de previsiones para España. Estima que la recesión amente en 2013 debido a una caída del PIB del 1,4%, que la deuda pública llegueal 97,6%  y que el desempleo suba hasta el 26,9%, superando los 6 millones de parados; esta cifra se mantendrá estable en 2014. La OCDE maneja que España no llegue a cumplir el objetivo del déficit, fijado en el 6,3% para este año.

El llamado club de los países desarrollados aprovechó también para lanzar un catálogo de recomendaciones a España, que pasan por una subida del IVA, abaratar las indemnizaciones por despido, promover el contrato único, bajar las prestaciones en relación a las pensiones, suprimir la jubilación parcial, acabar con las deducciones en el IRPF por las aportaciones a planes de pensiones y suprimir con carácter retroactivo algunas deducciones por vivienda [Recomendaciones, en el siguiente enlace de El País: http://cort.as/2trC].

Angel Gurría, secretario general de la OCDE, visitó España esta semana para respaldar las reformas “ejemplares” emprendidas por el Ejecutivo de Rajoy, que defendió porque no suponen un recorte de derechos sino una política de incentivar el empleo. Como demostración de lo que piensa, lanzó un mensajes sobre los “malos hábitos” que adquieren los parados de larga duración, sugiriendo desgana ante el empleo remunerado.

Recapitalización de la banca

El comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, confirmó la tesis de S&P de que España, de facto, ya está intervenida por el rescate a la banca, y comunicó los planes para acometer la reestructuración de la banca: los bancos nacionalizados necesitarán 38.000 millones de euros, de los que 18.000 irán dirigidos directamente a Bankia.

Esta ayuda, sin embargo, implicará condiciones que las entidades nacionalizadas deberán acometer en un plazo de cinco años. Los planes de reestructuración incluyen la venta de activos no estratégicos, la conversión de preferentes y la deuda subordinada en acciones y la transferencia de activos inmobiliarios al ‘banco malo’.

Según Almunia, estas exigencias se fijan ante la evidencia de que “en el pasado (esos bancos) han demostrado que no son capaces de operar de manera eficiente en actividades de riesgo”: “Las entidades, que tienen prácticamente todas ellas un claro origen territorial en una parte de España, tienen un conocimiento que les permite operar de manera eficiente (en esos lugares), mientras que la experiencia demuestra que la expansión más allá del territorio conocido ha conllevado altos riesgos, al igual que salirse del ámbito de la banca minorista”, concluyó.

  • Bankia recibirá 18.000 millones a cambio de reducir su plantilla en 6000 personas (39%) y de suprimir 1100 oficinas en un lustro. Los tenedores de participaciones preferentes deberán asumir individualmente una quita del 39%, que será la pérdida. Según el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ésta no es la solución que habría querido implantar la entidad, que espera registrar ganancias en 2015; defendió esta solución como la única ante el desastre que supondría la alternativa, insistió en que a la entidad le preocupa, sobre todo, las personas, y entendió que ya se habían asumido las responsabilidades en la gestión de la antigua cúpula en el momento de su renovación. Se abre la vía, por lo tanto, a la rendición de cuentas sólo en el ámbito judicial, y esto sólo gracias a las querellas presentadas por un supuesto delito de estafa por parte de UPyD y el movimiento 15M. Bankia cayó en Bolsa un 25% el viernes, aunque llegó a hacerlo en un 30% en el inicio de la jornada.
  • Novagalicia recibirá 5.425 millones a cambio de cerrar 545 oficinas (e l 50%) y despedir a 2500 empleados mientras que CatalunyaCaixa recibirá 9.080 millones. Ambas entidades deberán ser vendidas o liquidadas por el Gobierno antes de 5 años.
  • El Banco de Valencia, que ha sido comprada por CaixaBank (que ejecutará la operación en el primer trimestre de 2013), recibirá 4.500 millones. Esta compra obliga a una reestructuración que asciende a 233 millones de euros brutos y se estima que a partir de 2014 generará unos ahorros de costes anuales de 85 millones.

BFA–Bankia, NCG Banco y CatalunyaCaixa deberán reducir su balance en más de un 60% en comparación con 2010 y, en la práctica, las órdenes se traducen en que serán los accionistas e inversores de participaciones preferentes y deuda subordinada de estas entidades los que asumirán las pérdidas, amén del Estado español.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en BCE, Consejo de Ministros, FMI, Gobierno, PP, Rajoy, recortes, rescate, UE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .