No es una crisis, es una tomadura de pelo

El presidente del Gobierno aseguró en la sesión de control al Gobierno en el Senado que, durante su primer año al frente del Ejecutivo, ha cumplido con los “grandes pilares” de sus compromisos en las elecciones generales. Mariano Rajoy sí reconoció que ha adoptado medidas que no estaban previstas, por la herencia recibida, y que durante la legislatura se puede dar marcha atrás en alguna.

Recordemos sólo algunas para que el PP las tenga en cuenta: reforma laboral para abaratar el despido; recortes en educación y sanidad pública; implantación del copago farmacéutico y de la privatización de la sanidad, uno de los pilares del Estado de bienestar; subida del IVA; subida del IRPF; oferta de amnistía fiscal -con fracaso incluido-; creación del banco malo, que entrará en funcionamiento en breve; creación de tasas judiciales ampliamente criticadas por el sector y por el nada sospechoso fiscal general del Estado; rearme neocon con la vuelta de la religión católica a la escuela pública, previa derogación de Educación para la Ciuadadanía, porque es mejor crear creyentes que ciudadanos críticos; no recortar las pensiones (mediante su revalorización de acuerdo al IPC).

El lunes, el presidente del BCE se refirió a este programa de recortes, aunque prefirió verlo en positivo. Mario Draghi habló de los “dolorosos progresos” en la corrección de los desequilibrios económicos en España, pero pidió al Gobierno de Rajoy que “persevere” en las reformas durante el año 2013 porque a su juicio son “el camino correcto” para recuperar la competitividad.

No hay problema. Mariano Rajoy, en la Interparlamentaria de su partido, hizo balance de su primer año de Gobierno, centrado en echar la culpa al PSOE y en vaticinar que seguirá aplicando la receta actual. El presidente del Ejecutivo dijo, ahora, que “no existen chisteras anticrisis, ni cataplasmas para recuperar los males de la sociedad española”, olvidando un pasado argumentativo basado en que llegada del PP a La Moncloa tendría como efecto inmediato el fin de la crisis. Rajoy dijo que “sin las renuncias parciales de cada uno, la recuperación de todos es imposible y animó al PP a explicar reformas: “Tan importante como hacer las reformas es explicarlas. Sin descanso”.

Rajoy fue recibido en pie y con aplausos por los suyos y, que se sepa, no trascendió la menor desavenencia contra su programa de recortes, y reformas, programa que, a pesar de apelar a la herencia recibida del Gobierno de Zapatero (llegó a decir que el PSOE cargará con la responsabilidad histórica de haber acabado con el Estado de bienestar), ya es parte de su responsabilidad de gobierno, de decisiones adoptadas y que no sólo no han dado sus frutos sino que están profundizando los efectos de la crisis económica. Los datos no pueden ser más elocuentes:

Deuda pública para sostener la deuda privada

La deuda del conjunto de las administraciones públicas creció el 1,55% en el tercer trimestre del año respecto al segundo y alcanzó los 817.164 millones de euros, esto es, el  77,4% del PIB, el nivel más alto de la serie histórica. Según datos del Banco de España, este aumento se debe al endeudamiento de la administración central, que asciende a 695.519 millones (65,9 % del PIB).

Por si queda alguna duda de lo que está pasando este país, con socialización de deuda privada a través del Estado, que además debe hacer frente a los efectos que la recesión está causando en términos de desempleo (con rebajas en las cotizaciones de la Seguridad Social o el aumento de destinatarios de la prestación de desempleo), sólo recordar que en 2008, antes del tsunami financiero, la deuda pública española del 39,5% del PIB, por lo que en cuatro años prácticamente se ha duplicado (ha crecido un 37,9%).

Jubilación de ancianos

A pesar de que el Gobierno sigue difundiendo en público que España cumplirá a finales de este año el déficit del 6,3% del PIB recogido en el memorándum de entendimiento firmado con la CE y el BCE, en privado se asume con naturalidad que no llegaremos a ese nivel. Quizás por eso, la Comisión Europea hizo público su informe anual, con un apartado de recomendaciones para España que deberían hacernos temblar. Según el gobierno de la UE, España debería limitar su déficit primario y evitar que siga creciendo el peso de la deuda respecto al PIB, por lo que debería reformar aún más el sistema de pensiones y reducir el tamaño del Estado para evitar que en 20 daños tengamos que hacer un ajuste estructural de 50.000 millones de euros.

En el caso del sistema de pensiones, la CE propuso que se retrase aun más la edad de jubilación -prevista en los 67- y lo argumenta de esta manera: “España debería garantizar que el factor de sostenibilidad del sistema de pensiones incluya un claro vínculo de la edad de jubilación con los cambios en la esperanza de vida, de manera que los gastos en pensiones puedan ser contenidos a largo plazo”.

La institución comunitaria no dijo nada a propósito de hacer compatible esta recomendación con una tasa de desempleo del 26%.

Pobreza presente y futura

La semana pasada, Intermón Oxfam hizo público un informe sobre España que recogía que el número de personas en riesgo de pobreza y exclusión social hasta llegar a los 18 millones en 2022 (40% de la población española) y que se podría tardar hasta 25 años en recuperar el nivel de bienestar social anterior a la crisis.

Intermon Intermon2

La ONG comparó los efectos de las medidas de ajuste que se están aplicando en España con las de América Latina y el sudeste asiático en la década de los años 80 y 90. José María Vera, director general de Intermón Oxfam, dibujó un “país dual, de ricos y pobres, más pobre, más desigual, con menos derechos sociales, y que da la espalda a los más vulnerables al  castigar de forma desproporcionada la cooperación para el desarrollo y las políticas sociales”. También recogía un catálogo de recomendaciones para evitar que la situación social y política aún empeore más [Informe completo en el siguiente enlace: http://cort.as/3-Wh]

Intermon3

Ésta es la misma realidad que dibujó el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora Rosado, durante su comparecencia en el Senado ante la Comisión especial de estudio sobre las nuevas formas de exclusión social, en la que habló del avance hacia una ciudadanía cada vez “más dual” con “más necesidades y menos protección”. Mora puso el acento en la normativa sobre desahucios, que tachó de insuficiente, y destacó que, en este contexto, problema de la vivienda va “mucho más allá de los desahucios” ya que, “30.000 personas están viviendo en la calle y más de un millón de familias viven en hacinamientos o infravivienda”.

Tasazo judicial

La CE, en su art. 24.1 establece: “Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión“.

La última parte de la frase es unos de los argumentos esgrimidos por instituciones y colectivos sociales, que han recurrido la Ley de Tasas judiciales [Ley 10/2012, de 20 de diciembre, http://cort.as/3-cB], que entró en vigor el lunes pasado, una vez que el BOE publicó el sábado la orden ministerial para el procedimiento de liquidación y cobro en los siguientes supuestos:

CapturaTasa

La legislación auspiciada por Alberto Ruiz-Gallardón y defendida por Mariano Rajoy, que considera que aún está por debajo de la media de los países de nuestro entorno, contempla tasas fijas de entre 100 y 1.200 euros por demandas o recursos, a las que hay que sumar un porcentaje de entre el 0,25% y el 0,5% de la cuantía procesal.

El Gobierno confirmó el poder de su rodillo parlamentario y, a pesar de tener en contra a todo el sector, incluidas las asociaciones judicales conservadoras, siguió adelante con su propuesta de voladura del acceso general al sistema judicial, en una nueva muestra de que la crisis está sirviendo de excusa para proceder a reformas -traducidas en recortes- de corte liberal pero también en una reconsideración de nuestro Estado de derecho para avanzar hacia posiciones conservadoras o, según el ámbito de actuación, al más puro estilo neocon.

Tasas a la enfermedad

No es la única noticia en este sentido. Tras la aplicación del copago farmacéutico, y en mitad de la movilización de la #mareablanca contra los planes de privatización de la Comunidad de Madrid, que ofrece diálogo al sector mientras se niega a facilitar las cifras de sus planes, el ministerio que dirige Ana Mato filtró los planes para comenzar a cobrar una media de 5 euros por desplazamiento en ambulancia para enfermos no urgentes. La medida causó tal revuelo, en tanto que dirigía su atención a los enfermos crónicos, a los que se penaliza por su situación personal devenida, que el Ministerio tuvo que emitir un comunicado de prensa para puntualizar la filtración:

NPSanidad

Fuente: http://cort.as/3-Wu

Casualmente, este asunto desapareció de la agenda de los medios por el momento, a la espera de un momento más propicio para volver a dar la batalla, habida cuenta de que el periodo de gracia, como nuevo gobierno, está a punto de expirar.

Defraudadores fiscales

El informático francoitaliano Hervé Falciani, que copió datos de 130.000 evasores fiscales con cuentas en el banco HSBC de Suiza, salió en libertad de la prisión de Valdemoro, después de que la AN reconociera su colaboración con varios Estados de la UE en “investigaciones financieras, tributarias, blanqueo de capitales, financiación de terrorismo y corrupción”.

En lo relativo a España, Falciani habría ofrecido a las autoridades policiales informes con datos de evasores fiscales españoles, entre los que habría empresarios y políticos, que habrían defraudado hasta 100.000 millones de euros (10% del PIB español y la misma cuantía del rescate bancario que ofertó la Troika a España para recapitalizar a los bancos españoles con problemas), si bien lo único que ha trascendido es que Madrid prepara la orden de expulsión del llamado “Robin Hood de las finanzas” -por lo que es sobreentiende que ha declinado su oferta para localizar a los evasores fiscales patrios-.

La semana pasada, el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, se apuntó al “escrache fiscal”, esto es, se mostró dispuesto a hacer pública la lista de los mayores defraudores de España, ya sean particulares o empresas. Montoro realizó esta anuncio en el Congreso, aunque no facilitó más información sobre lo que pensaba hacer. En cualquier caso, desde Bruselas, se ha tachado de”ilegal” hacer públicas estos nombres.

Quizás por todos estos motivos, y muy a pesar de los brotes verdes que Rajoy y sus ministros económicos comienzan a difundir, con el beneplácito de la CEOE, que permanece en silencio desde la detención de su ex presidente, Gerardo Díaz Ferrán, y la declaración como imputado de su vicepresidente, Arturo Fernández, la marca España sigue cotizando a la baja. The Wall Street Journal cargó contra el llamado “banco malo” y hace unos días The New York Times se centró en los españoles que tienen trabajo pero que no cobran un sueldo:

 NYT 17-12-12

CapturaWSJ 13-12

A pesar de todo, parece que algo está cambiando en la UE. La agencia de calificación Standard & Poor’s elevó el rating de Grecia hasta ‘B-‘ desde el default selectivo (SD) o impago selectivo, con perspectiva estable. Según S&P, los esfuerzos (es un decir) de la Troika para que Grecia no saliera del euro está dando sus frutos y encamina el país hacia una situación estable.

Esta decisión, tuvo un efecto inmediato en la consideración de la prima de riesgo griega, que cayó el miércoles más de 100 puntos básicos (de los 1134 a los 1009) después de que el BCE decidiera volver a aceptar deuda helena como garantía en sus operaciones. Este indicador llegó a estar por debajo de los 1.000 puntos, algo que no ocurría desde el 15 de abril de 2011, con la rentabilidad del bono heleno a diez años en el 11,56%, su valor más bajo desde febrero de 2011.

Por otra parte, comenzamos a recibir dosis que nos indican que la crisis no es sólo cosa de los PIIGS. Según la encuesta de los gestores de fondos, elaborada por el Bank Of America Merrill Lynch, los grandes inversores consideran es Francia la principal amenaza para la estabilidad de la UE en 2013, por delante de España, Italia y Grecia, que ocupan la segunda, tercera y cuarta posición, respectivamente. Sin embargo, se considera que la crisis de deuda de la UE ha dejado de ser considerada como el principal riesgo para la economía global y dirigen sus ojos al ‘abismo fiscal’ de EEUU.

A pesar del aviso, parece que los tiburones comienzan a alejarse del Viejo Continente, seguramente guardando sus fuerzas para el siguiente ataque para hacer realidad los postulados del Consenso de Washington y, aunque con décadas de retraso, el Nuevo Orden Mundial que defendió George Bush:

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en BCE, el euro, Francia, Grecia, recortes, rescate, UE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .