Errores de comunicación no provocados en el PP

En un día de abundante información, poco edificante, que salpica al PP, había dos maneras de afrontar la estrategia de comunicación:

  • El máximo responsable del PP, Mariano Rajoy, habría podido ofrecer una rueda de prensa en la que aceptara preguntas y asegurara que no sólo su formación se iba a personar en la causa contra Luis Bárcenas, sino que hará lo imposible por depurar las sospechas que planean sobre el PP, caiga quien caiga. Lo único que ha trascendido es que Mariano Rajoy recibió la noticia de la existencia de las cuentas con los 22 millones a nombre de Bárcenas con sorpresa, y que mañana visitará a la selección española de balomnano.
  • Una mala política de comunicación, centrada en echar balones fuera bajo el argumento de que el PP ya depuró sus responsabilidades, echando a Luis Bárcenas de sus filas (aunque él se fue). Es la tesis en la que ha insistido la secretaria general del PP, que ha intentado señalar que la aparición de cuentas tiene que ver con la vida privada del ex tesorero del PP, al tiempo que ha pretendido tratar a los ciudadanos como imbéciles hurtándole le evidencia: Bárcenas medró profesionalmente en el PP, donde ha militado 30 años (antes en AP y luego en PP), hasta el punto de que Rajoy le promocionó nombrándole tesorero, esto es, máximo responsable de las finanzas del PP y que pagó su abogado cuando fue imputado en el caso Gürtel.

Como parece que esta semana las desgracias no vienen solas, el PP incurrió en otros dos errores de bulto desde el punto de vista de la comunicación. Por la tarde, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, presentó la firma del convenio del Fondo Social de Viviendas qué ofrecerá en alquiler unas 6.000 casas para familias afectadas por los desahucios, con el siguiente resultado:

Como efecto inmediato, en Twitter se resaltó lo impostado de la actitud de Santamaría en la presentación de una medida que intentó negociar con el PSOE el pasado mes de noviembre y que arranca con el apoyo único del PP ante las rigideces de las condiciones de los potenciales beneficiarios de la medida. Santamaría, que defendió el plan como una manera de dar segundas oportunidades a quienes han recibido el zarpazo de la crisis económica [un gesto de solidaridad que quiere que las familias y los más pequeños se críen en un hogar que les haga sentir la cobertura de un Estado y de un Gobierno], se mostró sentimental, llorosa, en un ejercicio de storytelling mal afrontado, mal ejecutado y, por lo tanto, absolutamente increíble.

Comparemos esta intervención con la de la ex ministra de Trabajo italiana, que rompió a llorar en plena rueda de prensa tras anunciar las medidas de recortes impulsadas por el Gobierno de Mario Monti. Ambas exageradas, ambas inoportunas, pero una, la de la española, más impostada que otra:

Santamaría recibió un sonoro aplauso por parte de los asistentes al acto, mientras que la prensa, en un claro ejercicio de renuncia a su función, renunció a preguntarle por el tema del día: las informaciones que implican a Luis Bárcenas con la existencia de cuentas opacas en Suiza y EEUU, con hasta 22 millones de euros.

No fue la única mala noticia en términos de comunicación que vivimos ayer. Ana Botella, en la picota desde su gestión de la tragedia del Madrid Arena, no sólo no evita los jardines llenos de rosales, sino que parece buscarlos. Así, en una comparecencia pública, valoró de esta forma la existencia de las juventudes de los partidos políticos: “Cuando los veo, les pregunto, qué haces aquí en lugar de estar trabajando o estudiando. Yo suprimiría las nuevas generaciones de los partidos, la gente donde tiene que estar con 16 o 17 años es formándose”.

Botella, que pareció olvidar el trabajo de la organización del PP que impulsó José María Aznar, uno de los artífices de abrir la formación a los jóvenes mediante su reclutamiento en, por ejemplo, las facultades universitarias durante los años 90, fue inmediatamente respondida por la presidenta de Nuevas Generaciones, que resaltó la evidencia: se puede tener una trayectoria académica y/o laboral y participar de manera activa en política, habida cuenta de que la mayoría de los cargos no conllevan remuneración alguna:  “No podemos permitir que en cada situación difícil se ataque a la juventud”, porque “una sociedad que no tiene en cuenta a sus jóvenes no tiene futuro, al igual que un partido que no apuesta por sus jóvenes está condenado al fracaso” [Ver comunicado entero en el siguiente enlace:http://cort.as/3Cm-]

CapturaNNGG

Ante el revuelo en el que ella sola se metió,  Botella emitió un comunicado en el que puntualizó que no está en contra de la participación de los jóvenes en la vida política porque eso sería negarse a sí misma, aunque insistió en que las organizaciones juveniles “no se deben convertir en un modo de vida” para los responsables de estas estructuras, porque de este modo “se pervierte el espíritu” de la participación en la vida política.

Debido el marasmo de noticias centralizadas en Madrid, cabe preguntarse si el PP de Madrid camina hacia un proceso de refundación total, en gran medida porque sigue el cauce de despropósitos. A  última hora se supo que Aguirre va a pedir el indulto para Angel Carromero, dirigente de NNGG con un sueldo anual de 50.000 euros, pese a carecer de titulación académica, implicado en un accidente mortal en Cuba y en la calle desde la semana pasada.

Mientras comprobamos si llega ese proceso o no, entendemos recomendable que alguien en el PP centralice el trabajo de comunicación interna para evitar que se repita un día de despropósitos como el que hemos vivido hoy, sobre todo, para que las comparecencias públicas, no las suficientes, no tengan un efecto negativo, como Sáenz de Santamaría y Ana Botella pudieron comprobar.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Comunicación Política, PP. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .