Rajoy se dirige a los suyos

Según los sondeos sobre intención de voto, el PP ha perdido en menos de un año y medio de gobierno 14 puntos de apoyo respecto al resultado que obtuvo en las urnas el 20 de noviembre de 2011. De celebrarse elecciones, volvería a ser el partido más votado, aunque con una pérdida importante de votos que, de confirmarse, abriría un escenario insólito en nuestra historia democracia: la formación más votada podría gobernar con menos del 30% de los votos.

Entre las razones de esta pérdida de poder se cita: la vulneración sistemática del programa electoral con el que concurrió a las urnas; la adopción de decisiones impopulares, no sólo para la mayoría de la sociedad, sino incluso para su base electoral, que entiende que Rajoy está comandando un Gobierno que toma decisiones contra los principios ideológicos del partido; un programa que tratan de vender como reformista y que, hasta ahora, han profundizado la recesión y la tasa de desempleo; una acción de gobierno basada en el uso de la mayoría absoluta parlamentaria, lo que se traduce en un abuso del decreto ley como forma legislativa y en el aislamiento respecto a los agentes sociales y sociedad civil en general, a la que ni siquiera se informa de la adopción de políticas; la sumisión total a los designios de la UE, sumisión que le impide incluso liderar y mantener una posición de fuerza favorable a los intereses de España y, en general, de los países con dificultades; el propio carácter de Rajoy y su liderazgo, consistente en atrincherarse en La Moncloa y evitar dar la cara ante los asuntos que salpican su agenda, se llamen nacionalización de Bankia, manifestaciones, huelgas generales, caso Bárcenas o imputación de la infanta. Lo más grave es que esa forma de entender el liderazgo político parece haberse extendido en las filas del partido y, salvo contadas excepciones, el resto elude cualquier atisbo de asunción de responsabilidades o de dar explicaciones a la ciudadanía.

La política de comunicación del PP, que pasa por proteger al líder, al precio que sea, evitando su exposición mediática y eludiendo al Parlamento salvo cuando sea obligatorio, propicia que Mariano Rajoy no haya dado una rueda de prensa en solitario desde el 28 de diciembre en España y que esta tarde, junto al secretario general de la ONU, se rompa una tendencia de tres meses sin ofrecer una rueda de prensa conjunta en España. Su exposición a los medios se limita a los llamados ‘canutazos’ en los pasillos del Congreso y a comparecencias ante los suyos, en actos de partido o en Génova, comparecencias transmitidas en abierto que los periodistas pueden seguir en salas de prensa aledaña.

Rajoy-tele_TINIMA20130403_0291_3

Fuente: J.J.Guillen

Este miércoles tuvimos un nuevo ejemplo de esta manera tan curiosa de entender la comunicación política en democracia y la rendición de cuentas, a diario. Rajoy reunió en Génova a la Junta directiva del PP, por primera vez en nueve meses, y se decidió transmitir en abierto su discurso.

Debido a ello, algunos medios -como www.eldiario.es e www.infolibre.es– decidieron no mandar a ningún periodista para mostrar el rechazo hacia el trato que el PP dispensa a los periodistas y como negativa a servir de correa de transmisión de lo que se acerca más a un ejercicio de propaganda que de información. El resto de medios y agencias de información decidió enviar periodistas a la sede del PP, bajo el argumento de que su obligación es contarlo todo, algo que ven compatible con participar en campañas como la de “Sin preguntas, no cobertura”.

No hubo sorpresas. Rajoy, consciente del descrédito que su gestión genera para buena parte de la ciudadanía, y en una parte de su base electoral, decidió quitarse el traje de presidente del Gobierno de todos, votantes y no votantes, y se dirigió a los miembros del PP y sus simpatizantes para pedir unidad, confianza y recuperación del orgullo de pertenecer al PP:

  • A ellos les dirigió su mensaje económico del día: “En el año 14, si somos capaces de mantener el nivel de esfuerzo, la economía española crecerá con claridad y empezaremos a crear empleo. Y los españoles notarán resultados tangibles de los sacrificios que han hecho”. Demandó, de nuevo, un acto de fe de los españoles, y pasó por encima: 1) que muchos ya notan efectos tangibles de sus políticas, con desempleo y pérdida de derechos sociales y laborales; y 2) que hasta no hace mucho su discurso se centraba en situar finales de 2013 como el momento de la recuperación. Ya habla de 2014, discurso en el que incidió también su titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, que aseguró que 2013 será el último año de la crisis
  • Sobre las reuniones secretas entre Rajoy y Mas, y el desafío soberanista de Cataluña: “Mi disposición es plena a hablar y dialogar. De lo único que no voy a hablar es de lo que se salga de la legalidad”
  • Sobre los escraches y la presión ciudadana ante la postura del PP de edulcorar el contenido de la ILP sobre la reforma de la Ley hipotecaria: “Nadie merece ser acosado, denigrado, amenazado, ni intimidado. Y menos aún, mucho menos aún si el motivo de esa presión y de esa amenaza es haber sido elegido por la mayoría de los ciudadanos”.
  • Como no podía ser de otra forma, Rajoy no habló del principal caso de corrupción que, al parecer, le tiene maniatado y que ha motivado que, por ejemplo, María Dolores de Cospedal lleve cinco semanas sin ofrecer una rueda de prensa (ni ella ni ninguno de los vicesecretarios generales del PP): “Generalizar las conductas indeseables de algunos a todos los político es injusto. Y no quiero, y luchará para que sea así, que España se convierta en un país inhabitable porque es aplauda las acusaciones sin pruebas”

A los suyos les demandó paciencia y unidad, una petición oportuna si se tiene en cuenta las semanas de despropósitos y el aparente ajuste de cuentas que las familias del PP están protagonizando, con fotografías incómodas de Núñez Feijóo  e información sobre Manuel Lamela y su actividad profesional incluidas.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Comunicación Política, PP, Rajoy. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .