Metroscopia: 17 millones de abstencionistas

Entrega mensual del barómetro de Metroscopia para El País, un trabajo que incide en la tendencia que esta empresa demoscópica maneja desde la publicación de los llamados ‘papeles de Bárcenas’. PP y PSOE se encuentran en empate técnico, con un porcentaje inédito en nuestra historia parlamentaria reciente, con la abstención como noticia.

De acuerdo a los resultados de Metroscopia, a partir de 1000 entrevistas realizadas los días 3 y 4 de abril, en el que caso de elecciones sólo iría a votar el 53% del censo (-20.3 puntos respecto a la participación en las últimas elecciones legislativas, el 20 de noviembre de 2011, según los datos recogidos por la web del Ministerio de Interior). Hablamos de casi 17 millones de abstencionistas (16.816.346 millones). Los que acudirían a las urnas lo harían en este sentido [ver análisis de El País en el siguiente enlace http://cort.as/3qBQ]:

CapturaMetroscopiaabril2013

El PP sería el partido más votado, con 24.5% de los votos , +0.2% respecto al barómetro de Metroscopia de hace un mes pero -20.1 puntos porcentuales respecto a los últimos comicios (según resultados que arroja la web del Ministerio de Interior). En menos de año y medio habría perdido casi la mitad de los apoyos electorales que recibió el 20N, una situación inédita en las últimas legislaturas: según el trabajo de Sigma Dos correspondiente al mes de febrero, Zapatero perdió 2.5 puntos tras el primer año en Moncloa (de 42.6 al 41.1%) y Aznar, en 1997, pasó de tener 38.8% de los votos a una estimación de 40.5% [consultar análisis en el siguiente post: http://cort.as/3qJ0].

Parece evidente que el PP pasa por los peores meses de su gobierno, por su gestión de la crisis económica y por los casos de presunta corrupción que salpican la planta noble de Génova. Sin embargo, el PSOE no logra amortizar ese descontento, como ocurría tradicionalmente. El PSOE habría perdido 0.1 puntos de su intención de voto respecto a hace un mes y hoy rondaría el 23% (-5.7 respecto a su mínimo histórico desde 1977, conseguido en los comicios de 2011).

En línea con el trabajo de Metroscopia y de otros sondeos sobre intención de voto, el desgaste de las grandes formaciones del sistema parlamentario español va hacia la abstención y hacia otras fuerzas. IU sigue sin tocar techo electoral y hoy duplicaría con creces los apoyos recibidos en las urnas: lograría el 15.6% de los votos , +0.2 respecto al último trabajo de la empresa que trabaja con El País y +6.98 respecto al 20N [Ver análisis del sondeo de Metroscopia del mes de marzo en el siguente post: http://cort.as/3qJK].

Sin embargo, la subida más espectacular la protagoniza UPyD, que habría ganado 3.7 puntos porcentuales respecto a hace un mes: pasaría de tener una estimación del 10% de los votos a un 13.7%, +9 puntos respecto a su resultado en las urnas.

CapturaMetroscopiaabril2013 2Buena parte de esta explicación la encontramos en la valoración de líderes, en un país con un sesgo más presidencialista de lo que hace pensar el diseño de nuestro Parlamento.

La gestión de Mariano Rajoy recibe una desaprobación del 76%, aunque el presidente del Gobierno se puede consolar con la desaprobación que recibe la labor de oposición del líder del principal partido de la oposición: 85%. Lo mismo ocurre cuando se pregunta por la confianza que generan ambos líderes: En Rajoy desconfía el 85% de la población, mientras que Rubalcaba recibe un castigo del 93%. El líder de IU recibe una desaprobación del 62% mientras que Rosa Díez es la líder mejor situada: “sólo” desaprueba su gestión el 58% del electorado.

Tampoco el Gobierno recibe una mejor valoración: el 77% desaprueba su gestión, en porcentajes similares al recibido hace un mes y algo mejor que el que recibió el pasado mes de febrero (79%). La peor valoración la recibe por parte del electorado del PSOE (98%) aunque sólo el 49% del electorado del PP aprueba su gestión.

Esta opinión se extrapola también a la consideración respecto a la composición del Gobierno, que suspende de forma estrepitosa. Los mejor situados, de nuevo, vuelven a ser Soraya Sáenz de Santamaría, José Manuel Soria y Miguel Arias Cañete, y de nuevo cierran la tabla Cristóbal Montoro, Ana Mato y José Ignacio Wert. Se confirma que Pedro Morenés sigue siendo el ministro más desconocido: sólo le reconoce el 26% del electorado.

Crisis política e institucional

Durante los últimos meses, hemos puesto el acento en los efectos que la crisis económica ha provocado en el sistema de convivencia español, con una crisis política que ya no niega casi nadie y una crisis institucional que amenaza con hacer estallar las costuras del régimen construido durante la Transición. De ahí que resulte más que oportuno que Metroscopia haya realizado una encuesta sobre la opinión de los españoles respecto a las instituciones que conformar el Estado, un trabajo a partir de 600 entrevistas realizadas durante el mes de marzo, es decir, antes de la imputación de la Infanta Cristina por el caso Noos pero con el Duque de Palma y la Casa del Rey en el foco mediático por la segunda fase de la instrucción del caso.

El resultado de la encuesta se resume en una frase: El sistema político se encuentra totalmente devaluado y la institución monárquica ha pasado a pertenecer a este grupo. De acuerdo a los datos de Metroscopia [Ver análisis de El País en el siguiente enlace: http://cort.as/3qDK], políticos, partidos políticos y bancos cierran la tabla, con niveles de desaprobación que superan el 90%, si bien la media les sitúa finalmente en índices de desaprobación superiores al 80%. Las tres instituciones reciben un fuerte castigo de los votantes, al margen de la sigla, pero es más acentuado entre los votantes del PSOE, que castigan más a los políticos (97%) que a los bancos (88%)

CapturaMetroscopiaabril2013 4

Tampoco reciben una mejor opinión dos áreas sobre las que pilota la vida política: por un lado, el Gobierno y el Parlamento, ámbitos de gestión íntimamente relacionadas por el rodillo de la mayoría absoluta del PP, que actúa para evitar que las Cortes sean el ámbito de debate político. Por otro lado, los agentes sociales reciben su castigo, mayor en el caso de la patronal -pese a la propaganda mediática-. La patronal suscita niveles de desaprobación del 72% (aunque con la corrección se queda en 53%) mientras que los sindicatos sólo son aprobados por el 26% de los electores (la corrección lleva el nivel de desaprobación al 44%).

Sin embargo, la novedad de esta lista se encuentra en la consideración de la Jefatura del Estado, que pierde 31 puntos respecto al trabajo que Metroscopia realizó en diciembre de 2012 (entonces la figura del Rey recibía un saldo aprobatorio de +21). Hoy sólo aprueba su gestión el 42% de los electores. Sus niveles de desaprobación son mayores en los votantes del PSOE (-22), entre jóvenes de 18-34 años (-41) y entre electores de 35-54 años (-10). Su gestión sólo es aprobada por los mayores de 55 años (+12).

Desde hace meses hablamos de la campaña mediática, cada vez menos discreta, para impulsar la figura del Príncipe para, en su caso, organizar la abdicación del Rey Juan Carlos en su heredero. De ahí que resulte interesante comprobar el papel que la figura del Príncipe ocupa entre los electores, con algunas curiosidades. Su nivel de aprobación se encuentra en la mitad de la tabla: sólo el 61% aprueba su gestión frente al 33% que la desaprueba (por lo que el saldo se queda en +28). Su figura encuentra más apoyos entre los votantes del PP que en los del PSOE y entre los mayores de 55 años (+47). Entre los menores de 35 años, su nivel de aprobación se queda en 2 puntos:

CapturaMetroscopiaabril2013 3

Por delante de la consideración del Príncipe encontramos una serie de instituciones y grupos sociales que forman el músculo institucional del Estado: como apuntaba el barómetro del CIS de hace un mes, destaca el papel de los científicos, médicos y profesores de la enseñanza pública, que reciben valoraciones por encima del 65% [ver análisis del CIS en el siguiente post http://cort.as/3iCQ].

Resulta también interesante comprobar que dos grupos que en los últimos tiempos protagonizan la atención de los medios, policías y la PAH, a propósito de los escraches, reciben niveles de aprobación también elevados: La policía, como institución, recibe una aprobación del 79% (aunque con la corrección se queda en +60) y los movimientos sociales reciben niveles de apoyo del 71% (aunque con la corrección se limita a +45 ). Si nos fijamos en los detalles, la labor de la policía se destaca entre votantes del PP y mayores de 55 años, mientras que la acción de los movimientos sociales cuenta con mayor predicamento entre menores de 35 años (+61)  y votantes del PSOE (+62).

Mención aparte merecen los medios de comunicación: la televisión, el medio favorito por la mayoría de los ciudadanos para informarse, recibe un saldo negativo de -2%, seguido de la prensa (+16) y de la radio (+63).

Consideraciones

  • Metroscopia plantea un escenario similar al de otros sondeos, por lo que podemos hablar de una tendencia arraigada: PP y PSOE reciben un castigo sin precedentes en nuestra historia reciente.
  • La crisis política e institucional del país habría conseguido neutralizar el sesgo mayoritario que nuestro sistema electoral provoca (la distancia entre la primera fuerza parlamentaria y la segunda se reduce a 1.05 puntos) y el bipartidismo imperfecto.
  • Entre ambos partidos sumarían el 47.5% de los votos, algo menos de 3 puntos porcentuales de los resultados obtenidos por el PP en las urnas y -25.8 que los conseguidos por la suma de PP y PSOE el 20N y -36.2 respecto a los comicios de 2008 (que fueron los que consignaron una mayor fuerza del bipartidismo)
  • Más datos: La suma de los votos de las cuatro fuerzas de implantación estatal sería de 76.8%, sólo 3.5 puntos respecto a la suma de votos de PP y PSOE. Imaginemos, en este contexto, los pactos para formar gobierno en un país acostumbrado a las mayorías absolutas parlamentarias (1982, 1984, casi 1989, 2000 y 2011) y en el que la negociación de apoyos se entiende como una debilidad (recordemos la última legislatura de González, la primera de Aznar y las dos legislaturas de Zapatero, sobre todo la última con su geometría variable).
  • Parece evidente que el desgaste de las formaciones tiene que ver, y mucho, con la escasa valoración que reciben sus respectivos líderes, una tendencia que los barómetros del CIS arrojan cada mes y que se asume, pero no se corrige, apelando a los efectos de la crisis económica.
  • IU se asienta como tercera fuerza parlamentaria y sigue arañando distancia respecto al PSOE, por méritos propios y deméritos de los socialistas: Si hace un mes hablábamos de una distancia de 7.7 puntos entre ambas formaciones, hoy esa distancia se acorta a 7.4 puntos. IU se sitúa a menos de 9 puntos respecto al partido más votado, algo que no había ocurrido nunca desde la implantación de la democracia en España.
  • UPyD puede dar la sorpresa y confirma que no ha tocado techo electoral, a lo que puede contribuir la valoración de Rosa Díez, sobre todo si lo comparamos con el resto de líderes políticos.
  • Los resultados de la encuesta sobre la opinión de los españoles hacia las instituciones confirman que se cuestiona la forma pero no el fondo: los actores que deciden sobre la arquitectura reciben un suspenso masivo pero no tanto los que conforman el músculo de las instituciones.
  • En ese sentido, resulta llamativo al castigo que recibe la Jefatura del Estado (en la figura del Rey) y el escaso impacto que tendría la sucesión al Príncipe, figura aceptada pero no masivamente apoyada. Si se quiere facilitar el traspaso de poderes, sin consulta ciudadana, se puede terminar de diluir el apoyo a una institución que vive sus momentos más bajos desde el 23F de 1981.
  • Por su parte, desde algunas formaciones políticas debería replantearse el discurso contra los movimientos sociales, especialmente contra la PAH y su campaña de escraches: el apoyo de reciben este tipo de movilización es abrumadoramente superior al que recibe la partitocracia y sus representantes políticos.
  • Parece que se constata un cambio, en la línea de otros países europeos, para abandonar la militancia y consideración de los partidos como único vehículo de participación política, optando por los gremios (entendiendo como tal el apoyo que reciben los grupos en función de su profesión o trabajo) y los movimientos sociales, caracterizados, en general, por vínculos más difusos y centrados, sobre todo, en propuestas temáticas.

Son muchos los meses que llevamos alertando de la desconexión entre la ciudadanía y el sistema formal. El sondeo de Metroscopia incide en la tendencia a la que apuntan otros trabajos demoscópicos: El PP vive su momento más bajo, el PSOE no aprovecha ese desgaste y no hay fuerzas alternativas que puedan poner en riesgo el bipartidismo español. IU no es Syriza o el M5S y el PSOE no es el PASOK, aunque sí puede parecerse al PD de Pier Luigi Bersani.

Este escenario permite que el PSOE y el PP, a pesar del varapalo que apuntan los sondeos, puedan seguir jugando con la carta de la lejanía de la próxima cita electoral, en la que una parte de los 17 millones de abstencionistas que arroja el 53% de participación acudirá a las urnas y votará, probablemente, a una de las dos fuerzas centrales del sistema de partidos, en un intento de buscar estabilidad. Lo mismo puede decirse del apoyo que hoy reciben UPyD e IU: su riesgo está en el voto útil, al que apelarán tanto desde las filas del PP como del PSOE en el caso de convocarse elecciones.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en IU, PP, PSOE, Sondeos, UPyD. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Metroscopia: 17 millones de abstencionistas

  1. Pingback: Abstencionismo comunicando | ÓRBITA POLÍTICA

  2. Pingback: Celeste: Fragmentación parlamentaria estable | La última en llegar

  3. Pingback: Metroscopia/Sigma Dos: El sistema político, tocado y hundido | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .