Eslovenia, en el precipicio

Lo avisamos a finales de marzo. En un post contamos que el país, que cerró 2012 con una caída del PIB del 2.3%, con una tasa de desempleo del 13.6% (29.3% en el caso de los menores de 25 años) y con un problema derivado de la exposición de los tres principales bancos del país a la burbuja financiera, era el candidato perfecto a engrosar la lista de Estados rescatados.

Para evitarlo, este jueves, el Gobierno de Alenka Bratusek, en el poder después de que cuando una moción de censura tumbara al Gobierno de Janez Jansa, elegido en las urnas el pasado mes de diciembre, anunció un plan de reformas con el que pretende recaudar 540 millones de euros, con un objetivo: sanear su sector bancario, que supone el 130% del PIB de la economía eslovena y que podría tener hasta 7.000 millones de euros en activos tóxicos, es decir, el 20% del PIB del país que aporta un 0.4% al PIB de la Eurozona.

De esta forma, el Ejecutivo venderá 15 empresas públicas, entre las que figuran el segundo mayor banco del país -Nova KBM-, la principal operadora de telecomunicaciones y la aerolínea Adria Airways. Además, se procederá a subir el IVA general del 20 % actual al 22 %, y el IVA reducido, que se aplica en medicamentos y productos alimenticios, del 8,5 % al 9,5 %.

Desde el Ministerio de Finanzas se asegura que estas medidas, que se podrían completar con otras para completar los 1000 millones que, según la mayoría de las fuentes, requiere la economía eslovena para equilibrar sus finanzas, pretende hacer frente a un déficit estimado para este año de 7.8% del PIB, que el Ejecutivo pretende reducir hasta el 3.3% en 2014.

Si tenemos en cuenta que la reducción de 4.5 puntos se hará en un contexto de recesión profunda, es fácil prever que los problemas para los ciudadanos eslovenos acaban de empezar, sobre todo si tenemos en cuenta que, según un informe de la CE del pasado mes de abril, los problemas de la economía eslovena se resumen en: dificultades en su sector bancario, el excesivo endeudamiento de las compañías, un sector público sobredimensionado y la necesidad de reformas del sistema de pensiones y del mercado laboral.

Desde esta perspectiva, Liubliana podría dirigir la mirada a Grecia, el primer país de la Eurozona rescatado, que hoy presenta un tasa de desempleo del 27% (sólo superada por España, con 27.1%) y con desempleo juvenil del 64.2%; a Portugal, que tiene 17.5% de tasa de desempleo, que sube al 40% cuando se habla de los menores de 25 años; o a España, país semirrescatado son 27.1% de su población activa parada, 57.4% en el caso de los jóvenes.

El posible rescate a Eslovenia tiene lugar mientras avanza la precampaña de las elecciones generales alemanas, en las que la CDU de Angela Merkel sigue apareciendo como la opción favorita, según todos los sondeos, y con avisos desde el Eurogrupo ante el resultado de las pruebas que este verano se realizará sobre la banca del continente. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, anunció que el BCE realizará un análisis de la calidad de los activos de los bancos y que esos resultados “podrían ser preocupantes”.

De fondo, siguen las críticas ante la forma en la que las instituciones comunitarias están haciendo a la crisis más grave que la UE vive desde su creación, hace más de 60 años. Desde distintas esperas se siguen analizando los fallos detectados en el fiasco del rescate a Chipre, en el que la arquitectura financiera de la UE se puso en evidencia con el cruce de soluciones entre el Ecofin, la CE, el FMI y el BCE  y un Gobierno teóricamente afín que demostró que no tenía en su poder las herramientas necesarias para aplicar los planes de Bruselas sin rechistar.

Ya entonces, Eslovenia aparecía en todas las listas como el próximo Estado de la UEM susceptible de caer como consecuencia de la crisis financiera, que ha derivado en una crisis económica y que ha puesto en duda la solvencia de la Eurozona para hacer frente a los problemas de la moneda única, con el incremento del eje intergubernamental frente a las incipientes soluciones comunitarias que se habían diseñado en los Tratados de Maastricht (1992) y Amsterdam (1997).

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en rescate, UE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Eslovenia, en el precipicio

  1. Pingback: Eslovenia inventa el autorrescate | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .