#OccupyGezi: Avisos del Gobierno en pleno movimiento geopolítico

Ante el desafío del movimiento Occupy Gezi, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, opta ahora por combinar los mensajes duros con gestos de conciliación que deriven en el desalojo de la plaza Taskim de Estambul, símbolo de la protesta, que aún se mantiene activa en Ankara y en otras ciudades del país.

El portavoz del Gobierno anunció, esta mañana, que se suspenden los planes de urbanización del parque Gezi hasta que los tribunales decidan si se paraliza la obra. También habló del inicio de una investigación sobre la violencia policial ejercida durante estas dos semanas, que arrojan un saldo oficial de cuatro fallecidos.

Perfil de algunas corrientes que participan en Occupy Gezi

Se escenifica así la combinación de mensajes por parte del Ejecutivo, seguramente sorprendido ante la resistencia de los activistas de Occupy Gezi, que siguen fuertes a pesar de que los sondeos recojan que sólo un 24% de los turcos apoya la protesta, frente al 50% que sigue respaldando al AKP que lidera Erdogan. Por lo tanto, tras dos semanas de fuertes enfrentamientos en las principales ciudades del país, el AKP no habría recibido castigo alguno de la población y obtendría exactamente el mismo resultado que arrojaron las urnas en las elecciones legislativas de 2011. Se confirma así la fractura del país entre dos realidades bastante más contrapuestas de lo que parece.

El anuncio de este viernes, que llega después de la reunión de Erdogan con la plataforma de Solidaridad con Taskim, contrasta con los gestos que se han desplegado desde que el primer ministro volvió al país tras su gira por el Magreb. Durante los últimos días, se han difundido mensajes de advertencia, que también han tenido como objetivo a la silente comunidad internacional. En clave interna, Erdogan se dirigió ayer a los manifestantes en estos términos: “Hemos llegado al final de nuestra paciencia. Hago esta advertencia una última vez. Insto a los padres: ocuparos de vuestros hijos”. Y fijó el fin de su paciencia en 24 horas.

Respondía así a la negativa de los concentrados a aceptar la convocatoria de un referéndum sobre el futuro del parque, convocatoria que Erdogan trasladó en la reunión que mantuvo el miércoles con una delegación de activistas –artistas, intelectuales-, que aglutinan la Plataforma Taksim y que los acampados en Gezi no reconocieron como representantes del movimiento.

¿Qué ha cambiado para este aparente giro? Probablemente, el desafío de miles de personas, que, cuando se cumplen dos semanas del desalojo del parque Gezi que extendió la protesta, desafiaron la orden del primer ministro y volvieron a pasar la noche en la plaza Taskim de Estambul, custodiados por decenas de agentes de policía, que parecen esperar a que la protesta muera por agotamiento.

Como ya ocurrió durante el 15M, parece que el entorno de Erdogan ha entendido que, ante lo que se percibe como un desafío por parte del poder establecido, la reacción pasa por reactivar una protesta que, a corto y medio plazo, se tendrá que analizar desde distintos puntos de vista:

  • Por un lado, en términos de liderazgo de Erdogan, sobre todo si finalmente es cierta su intención de dar el salto a la presidencia del país, con reforma constitucional previa que refuerce los poderes del presidente, cargo que hoy ostenta Gul.
  • Ante la posibilidad de que la oposición sea capaz de aglutinar una opción política alternativa al AKP, que se examinará en las próximas elecciones locales.
  • Desde la conexión de grupos de interés, críticos con el modelo económico abrazado por el AKP, aun a riesgo de rebajar los índices macro que arroja la economía turca. occupy Gezi se ha confirmado como un movimiento ciudadano potente, que puede tener recorrido en la lista de demandas de colectivos que hunden sus raíces en todo el espectro de izquierda política, pero también en movimientos feministas, ecologistas, anticapitalistas, etc.

A nivel internacional, durante los últimos días también ha habido mensajes de advertencia hacia la reacción policial turca, mensajes que han llegado desde EEUU o la UE. La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común europea, Catherine Ashton, apuntó que “las tácticas policiales” contra los manifestantes pacíficos”son un motivo de gran preocupación”, aunque defendió que “no es el momento de distanciarse” de Ankara sino de reforzar el diálogo bilateral para “influir” en positivo el país. Erdogan rechazó este mensaje y puso en evidencia el silencio de la UE ante las imágenes de contundencia policial registradas en las manifestaciones de Reino Unido o Grecia.

Este fin de semana, los partidarios del AKP han convocado manifestaciones de apoyo a Erdogan, que serán masivas y que aportarán más datos para dejar de hablar de Turquía como de un país más de la “primavera árabe” o de su hermanamiento con el 15M español.

Mientras todo esto ocurre, el papel geoestratégico del país vuelve a cobrar relevancia ante el último giro de EEUU sobre Siria. Con  Barak Obama en entredicho por su programa de espionaje masivo internacional, y después de que la ONU confirmara que al menos 93.000 sirios han muerto a lo largo de los dos años de conflicto, la Casa Blanca acusó esta noche al régimen de Al Assad de usar armas químicas contra la población y anuncia su disposición a armar a los rebeldes sirios. Quizás ahora se entienda mejor por qué esta semana se supo que el jefe de los servicios de Inteligencia de Israel (Mossad), Tamir Pardo, viajó en secreto a Turquía, donde pidió reunirse con Erdogan.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en EEUU, Turquía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .