CEO: ERC, primera fuerza política

La Generalitat difundió este jueves el sondeo sobre intención de voto elaborado por el Centre d’Estudis d’Opinió que confirman los datos apuntados por el último trabajo de CEO hasta la fecha, correspondiente al mes de febrero, y por el sondeo de GESOP para El Periódico publicado hace unas semanas: CiU ya no sería la primera fuerza política en Cataluña, sobrepasada por ERC, que junto a la CUP y C’s prosiguen su tendencia alcista, en detrimento de PP y PSC. ICV se mantiene estable en la horquilla de los sondeos más optimistas:

CEOIntencion

De acuerdo con el trabajo del CEO, a partir de 2000 entrevistas realizadas entre los días 31 de mayo y 13 de junio, con un supuesto de participación del 60%, CiU sería sobrepasado por ERC tanto en número de votos como en atribución de escaños. La formación de Mas lograría el 22.8% de los votos (-7.9 puntos respecto a las elecciones de noviembre de 2012), lo que se traduciría en una pérdida de escaños que podría llegar a 15. Enfrente, ERC sería la formación más votada, con el 24.4% de los votos (+10.7 respecto a los comicios), y tendría entre 38 y 39 asientos (17-18 más que en la actualidad).

El PSC logra mantenerse como tercera fuerza parlamentaria, aunque sigue perdiendo apoyos: hoy le votaría el 12.1% del censo (-2.3 puntos respecto a 2012), lo que se traduciría en una pérdida de hasta 4 escaños. Algo parecido le ocurriría al PP, que hoy lograría entre 13-14 escaños (5-6 menos) y el 10.4% de los votos (-2.6), lo que le llevaría a casi empatar con ICV, que también se haría con 13-14 diputados y el 9.6% de los votos.

Los grandes triunfadores del sondeo, junto con ERC, son C’s y la CUP, que siguen su proyección ascendente. La formación de Albert Rivera lograría el 9.5% de los votos (+1.9) y hasta tres diputados más; lo mismo ocurre con la CUP, que duplicaría su representación al pasar de 3.5% votos a 4.9 y de tres a seis escaños.

En relación al criterio simpatía, los datos también son interesantes: el 26.4% asegura no sentir simpatía por ningún partido pero, cuando se pregunta directmente por las siglas, comenzando a ver los porqués del cambio de tendencia en la estimación del voto: el 20.4% cita a ERC; el 19.4% a CIU; el 8.8% al PSC; el 6.8% a ICV; el 4.2% a CUP; el 3.6% a C’s; y el 2% al PP. Si nos fijamos en los datos hace un año, confirmamos el ascenso de ERC (de 20% a 20.4%); del PSC (de 7.6% al 8.8%); de la CUP (del 3.7% al 4.2%) y de C’s (del 2.7% al 3.6%).

Algo parecido ocurre al preguntar por el voto directo: ERC sería la formación favorita para el 22% de electorado (frente al 20.9% de hace un mes), seguida de CiU (pasa de 19.3% al 18.2%), ICV (que pasa del 9.5% al 7.4%) y el PSC (del 6.6% al 6.9%). Cierran C’s (de 4.2% al 5.1%), CUP (de 4.4% al 4.8%) y el PP (de 1.8% al 2.1%).

Si relacionamos este dato con el recuerdo de voto, volvemos a ver cómo hay partidos que mejoran sus resultados, confirmando el efecto bandwagon (los electores se apuntan a las opciones políticas que se perciben como ganadoras): A ERC le votó el 9.20% de los electores en 2012 y hoy recuerda haberlo hecho el 17.2%; algo parecido ocurre con CIU (le votó el 20.62% de los ciudadanos aunque lo recuerdan el 26.4%) y, mucho más matizado, con ICV (le votó el 6.64% de los ciudadanos y el recuerdo hoy es de 7.3%) y a la CUP (3.24% votos y recuerdo de 4.2%) En el otro bando está el resto de formaciones: Al PSC le votó el 9.69% de los ciudadanos y hoy el recuerdo está en 8.3%; C’s recibió 5.08% de los votos (y no 3.7% de recuerdo), el PP 8.71 (y no 2.9%).

Los datos de valoración de líderes confirman las expectivas del voto: Junqueras recibe el 5.75 de valoración (7.77 entre los votantes de ERC); Alfred Bosch un 5.44 (6.89 entre votantes de ERC); Herrera 5.19 (6.91 entre los votantes de ICV); Mas un 5.11 (7.74 entre los votantes de CIU); David Fernández 4.93 (7.86 entre los votantes de la CUP): Navarro un 3.98 (6.06 entre los votantes del PSC); Rivera 3.13 (7.20 entre los votantes de C’s); y Sánchez Camacho cierra la tabla con 2.22 (6.10 entre los votantes del PP):

CEOLIderes

El 42.1% prioriza las elecciones al Parlament por encima de cualquier cita electoral, porcentaje que aumenta del 36.6% del pasado mes de febrero. Le sigue en orden de importancia los comicios al Congreso (25.7% frente el 24.5% del trimestre anterior), a los Ayuntamientos (11.2%) y al PE (8.7% frente al 8.2% de hace tres meses).

Crisis económica y política

En cuanto al ambiente político y social de Cataluña, apenas hay novedades: el 87.3% define la situación económica en Cataluña como mala (49%) o muy mala (38.3%), porcentaje algo inferior al resultado del barómetro del mes de febrero (89%) y en la línea del trabajo difundido en octubre (86.9%). En relación con España, el 95.5% asegura que la situación económica es mala (35.8%) o muy mala (59.7%), estando por encima de la impresión ciudadana manifestada en febrero (93.3%) y octubre (94.5%).  El 71.3% afirma que la sitaución era peor hace un año y el 72% opina que será igual (38.1%) o peor (33.9%) dentro de un año.

Tampoco hay mejores datos en relación con la situación política, que sí se presenta algo mejor: el 72.1% define la situación política en Cataluña de mala o muy mala, datos en la línea de lo manifestado en febrero (72.4%) y octubre (60.6%), y claramente mejores de la consideración de la situación política en España, que el 95.1% define de mala o muy mala (dato disparado aunque algo mejor del correspondiente al barómetro del mes de febrero, cuando este opinión  era compartida por el 97.1% de la ciudadanía).

El 66.3% sitúa el paro y la precariedad laboral como el principal problema de Cataluña (frente al 64.9% del barómetro de febrero) y el 41.4% cita la economía (frente al 54.4% del anterior trabajo). El 36.5% habla de insatisfacción con el funcionamiento de la política (frente al 42.3% anterior) y el 23.5% cita la relación entre Cataluña y España (20.9% en el anterior sondeo). Si se pregunta por qué formación podría hacer frente a los principales problemas citados por la ciudadanía, el resultado es unánime: el 43.9% cita ninguno, el 12.4% a ERC y el 12.3% a CIU.

En cuanto a la cercanía de las formaciones respecto a los problemas de la gente, ERC es el partido que se percibe más cercano, con una puntuación de 2.98 sobre 5 (en la que 5 es la máxima cercanía). Le siguen CIU (2.77) e ICV (2.75). El más lejano, el PP (1.41).

Esto explica por qué, de nuevo, una gran mayoría del electorado catalán se ubica ideológicamente en la izquierda como ideología (media del 2.98, +0.3 respecto a hace un mes, con un 39.1% que se define como persona de izquierdas y un 20.1% que se ubica en el centroizquierda. Si realizamos la correspondencia entre ideología y partidos, también hay datos curiosos: ERC (2.39), ICV (2.30) y CUP (2.60) son las formaciones que se perciben más a la izquierda del espectro parlamentario catalán.

CEO

El interés por la política sigue alto en la ciudadanía catalana: el 58.9% dice sentir mucho (19.6%) o bastante (39.3%) interés, datos parecidos a los de febrero (58.4%); el 69.1% asegura sentir mucho o bastante interés por la información de carácter político (frente al 72% de hace tres meses). La mayoría, el 82.1%, se informa a través de la televisión (sobre todo a través de TV3: 50.6%), seguido de la prensa (60.8%, sobre todo a través de La Vanguardia -34.3%- y El Periódico -21.3%), la radio (40.3%, con preferencia por RAC1 -28.5%- y Catalunya Radio -25.9%-), Internet (39.5%) y amigos (38.5%).

En un reiteración de la crítica hacia el funcionamiento de la democracia representativa y de los políticos en general, el 82.7% dice sentirse poco (56%) o nada satisfecho (26.7%) con el funcionamiento de la democracia. El 86.3% no cree que lo políticos atiendan a lo que desea la gente; el 81.2% opina que actúan en beneficio propio y el 52.1% no cree que la gente pueda influir en la política.

Mayor catalanismo e independentistas

El sondeo también pregunta por el sentimiento de identidad y el modelo de Estado. Así, el 25.7% dice sentirse más catalán que español y el 31% asegura sentirse sólo catalán. Enfrente, el 3.6% dice sentirse sólo español y el 35.6% tan catalán como español. Esto arroja una media de 3.79.

En cuanto a la configuración el Estado de las autonomías, el 72.5% vuelve a mostrarse insatisfecho con el encaje de Cataluña (frente al 71.2% de febrero)y aumenta, levemente, el número de partidarios de que Cataluña sea un Estado independiente: pasa del 46.4% de febrero al 47%, sindo la opcion favorita entre votantes de ERC (86.2%), CUP (83.2%) y  CiU (61.3%). El 21.2% preferiría ver a Cataluña como estado dentro de un Estado federal, sinedo la opción favorita de votantes de ICV (46.8%) y de PSC (34.5%). El 22.8% prefiere seguir con el modelo actual (opción favorita de votantes del PP (72%), C’s (70.6%) y PSC (40.1%) y sólo el 4.6% habla de Cataluña como una región dentro de España.

En caso de convocarse un referéndum sobre el estatus de Cataluña, el 55.6% asegura que votaría a favor de la independencia, casi 1 punto más que hace un mes y 1.3 menos que en octubre de 2012, cuando el 57% se pronunció a favor del sí. Esta sería la opción favorita de los votantes de ERC (94.1%), CUP (94.8%) y CiU (78%). Votarían a favor del NO el 23.4% del censo, siendo la opción favorita de votantes de PP (84.1%), C’s (77.2%) y del PSC (52.2%).

En esta línea, el 75.3% estaría de acuerdo en que Cataluña fuera la entidad que recaudara y distribuyera la carga fiscal  frente al 17.2% que se manifiesta en contra. En el primer grupo estarían los votantes de CiU, ERC y CUP. El 9.0% se manifiesta totalmente en contra de esta idea, un 54.9% de los votantes del PP.

El escenario de Cataluña, con matices, también en el Congreso

Si nos fijamos en la estimación de voto al Congreso, comprobamos que esta misma tendencia se traslada, aunque matizada. ERC no sería la primera fuerza más votada, aunque en poco más de año y medio habría duplicado con creces su representación en la Cámara Baja, al pasar de 7.1% votos (y 3 diputados) a 18.8% votos y entre 10-11 diputados. Aun así, lo catalanes seguirían confiando más en CiU; que lograría el 23.5% de los votos y entre 13-14 diputados. En este año y medio se habrían dejado en el camino 2-3 diputados y 5.9 puntos en votos.

Peor escenario se presenta para el PSC, que normalmente solía ser la formación más votada en las elecciones al Congreso de los Diputados. Si mañana se convocara a la ciudadanía a las urnas, lograría el 17.4% de los votos (9-10 diputados), casi 10 puntos menos que los conseguidos el 20N de 2011 y entre 4-5 menos que en la actualidad. Igual que en el Parlament, los grandes beneficiados serían ICV (que pasa de 8.1% votos y 3 diputados a un 10.5% y 4 escaños); C’s, que irrumpe en el Congreso con 6.3% votos y 2 diputados; y la CUP, que con 4.1% de votos lograría un asiento. El PP pasaría de 20.7% votos (11 diputados) a un 12.5% y entre 6-7 escaños.

Consideraciones

  • Los datos son concluyentes: el gran beneficiado del acuerdo parlamentario para la formación del Gobierno de Artur Mas es ERC, formación que no sólo sale inmune del efecto castigo de las medidas aprobadas por el Govern, sino que recauda parte del voto perdido por CiU. CiU, por su parte, confirmaría su error de adelantar las elecciones a noviembre de 2012: Además del descalabro sufrido entonces, seguiría perdiendo diputados, situación que, imaginamos, debe tener estupefacta a la dirección del grupo, dado que se combina el castigo por su tibieza en el mensaje independentista (no en vano el 78% de su electorado dice que votaría sí en caso de convocarse el referéndum) y por el castigo a las clases medias de su programa económico.
  • Si esta estimación se cumple, ERC podría ser uno de los partidos que, en nuestra democracia, mejor habría capitalizado una posición política en tan corto periodo de tiempo. En sólo seis meses ha duplicado con creces su intención de voto (del 13.7% al 24.4%) y va camino de duplicar su número de diputados en el Parlament, en buena medida gracias a los diputados que pierde CiU. El resto, probablemente, pueda proceder de las filas de PSC, sobre todo entre los votantes que priman el discurso económico sobre el identitario.
  • En cualquier caso, se confirma que el PSC, aunque ha mitigado su caída, sigue teniendo problemas graves en torno a su discurso identitario, como confirman los datos sobre el modelo de Estado.
  • Por su parte, ICV frena su ascenso y se mantiene estable en su intención de voto, con variaciones en cuanto al voto simpatiá y el voto directo (variaciones que parece que benefician al PSC, que mejora en estos ratios)
  • ERC y la CUP son las formaciones más favorecidas por la situación política en Cataluña, que ahonda en la fragmentación de la cámara legislativa, con partidos cada vez menos mayoritarios. Tampoco conviene perder de vista a C’s, que parece estar recogiendo parte del voto que está perdiendo el PP de Sánchez Camacho (ganaría 3 diputados mientras que el PP perdería 5-6 diputados).
  • En este escenario, merece la pena analizar los liderazgos y, sobre todo, fijarse en las opiniones que los líderes de las formaciones reciben en otros partidos al margen de los suyos. Este análisis permite pensar en que ERC probablemente no ha tocado techo, y que puede seguir pescando entre el electorado de CiU, algo que no le ocurre al PSC: su líder recibe la aprobación de su electorado (6.06) pero recibe un máximo de 4.30 entre otros partidos
  • Mención aparte merecen el PP y C’s, que vuelven a confirmar la existencia de un voto oculto muy importante, que se manifiesta tanto en los datos sobre voto simpatía+directo como en la valoración de líderes.
  • Los ciudadanos catalanes siguen mostrando datos interesantes en torno a su grado de politización (seguramente por el discurso identitario) y sobre el encaje de Cataluña. A pesar de la debilidad de CIU, el discurso se mantiene estable y gana enteros, planteando masivamente opiniones a favor de la convocatoria de la consulta soberanista y/o sobre la necesidad de articular para Cataluña algo similar al Concierto económico vasco. Este escenario se completa con la impresión de que la sitaución económica y política en Cataluña es mejor que en el resto de España: una diferencia de 8.2 puntos en el caso del ámbito económico y 23 puntos en política.

Sea como fuere, podemos hablar de un terremoto demoscópico, similar al planteando por el sondeo de GESOP para El Periódico, que coincide con el CEO en la atribución de escaños a ERC, CIU, PP, PSC y C’s (aunque se diferencia  bastante en el caso de la CUP y de ICV). Lo singular de esta situación es que el movimiento se ha producido sólo medio año después de haberse celebrado las elecciones autonómicas, con el conflicto soberanista plenamente activo, lectura que los partidos podrían hacer en dos líneas: por un lado, se puede afirmar que falta un mundo para que se vuelvan a convocar elecciones, por lo que estos resultados son indicativos pero no representativos; por otro, y creemos que es la actitud más adecuada, debería partir de una reflexión más profunda hacia la voladura del bipartidismo imperfecto en Cataluña y el abrazo de un Parlamento cada vez más fragmentado y proporcional.

Además, no podemos perder de vista el efecto que estos resultados podrían tener en clave estatal, tanto por el protagonismo de CiU (que se mantiene por delante de ERC cuando se pregunta por unas elecciones al Congreso) como por el papel que podría adoptar ERC en el caso de obtener los 11 escaños que pronostica el sondeo y que superaría el récord logrado por Carod Rovira en 2004 (8 diputados, marca histórica si obviamos el resultado que obtuvo la ERC de Lluis Companys en 1933 y en 1936). En esta línea, cabe preguntarse por el efecto que causará en PP y, sobre todo, en el PSOE el retroceso de la intención de voto que los sondeos vaticinan para sus marcas catalanas.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Cataluña, Sondeos. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a CEO: ERC, primera fuerza política

  1. Iñaki dijo:

    Buf, vaya tocho que te ha salido con tanto partido, lo increíble de todo esto es que (para mí) la impresión que dá es que entre el PP(españolizando alumnos) y el PSOE(el “estatut” nos lo hemos “cepillao”) han hecho más por el independentismo que CiU y ERC juntas -aunque la pela puede tener más influencia de la que pensaba-.
    Y hablando de crear problemas (y más independentismo) donde no los hay, hoy El Mundo y el ABC cargan contra el concierto vasco y el convenio navarro en su portada -no sé si con intención de cargárselo o de negociar el cupo al alza-; si les dejas ellos solos se cargan España.
    Pregunta malvada: ¿CDC y UDC pueden acabar separándose o echarán de Unió a Duran antes?

    • jajaja Es que el CEO es eterno (tiene un montón de datos, interesantes para entender las conclusiones). Pero vamos, enorme para leer y para elaborar de manera medio interesante.
      Estoy de acuerdo contigo, aunque sigo sin creerme que, cuando llegue el momento, vaya a salir lo que apuntan los sondeos apuntan (y aquí mis amigos catalanes me tiran una piedra). Eso sí, la situación política puede ser de lo más divertida si finalmente se cumplen los pronósticos y, en las próximas elecciones, sale algo parecido a esto. A ver quién es el guapo que se atreve a gobernar en solitario de nuevo, como CiU, formación que debería pensar mucho (también el PSC, a otro nivel y por otras causas)
      P.D. Mañana sale el post sobre el sondeo de My Word. Bastante divertido también (y largo)

      • Iñaki dijo:

        Sería más divertido si todo esto lo estubiésemos leyendo en un libro de historia de Asimov sobre el cercano oriente y no nos tocase vivirlo en primera persona, pero bueno, habrá que aprovechar y poner unas palomitas en el micro mientras tanto -ciertas portadas madrileñas con un govern ERC-ICV-CUP serían apoteósicas-.
        PD: Me leeré el resumen que hagas, que con mirarme los del CIS (si, tengo un problema) tengo bastante.

  2. Pingback: Andalucía: Debacle de PP, con IU en ascenso | La última en llegar

  3. Pingback: Mas recula y se plantea ahora 2016 como horizonte | La última en llegar

  4. Pingback: MY Word: Independentismo en aumento | La última en llegar

  5. Pingback: Feedback: ERC, primera fuerza, y la consulta como destino | La última en llegar

  6. Pingback: CEO: Fragmentación política estable | La última en llegar

  7. Pingback: CEO: Empate en voto declarado antes de la constitución de las listas | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .