Siria: Cui prodest [Quién se beneficia]

La intervención militar sobre Siria toma velocidad de crucero. Este martes, simpatizantes del régimen de Al Assad realizaron ciberataques contra las páginas de Twitter y The New York Times, que permanecieron caídas durante horas. Era la respuesta a la decisión de la  comunidad internacional, que durante dos años y medio ha observado de forma más o menos impasible el fracaso de la llamada ‘primavera siria’ por la represión del régimen de Assad y el inicio de una guerra civil larvada, y que en estos días ha considerado que ha llegado el momento de una intervención directa en el conflicto, a pesar de que Barak Obama señaló este miércoles que la decisión aún no estaba tomada.

El argumento, un ataque con armas químicas contra la población civil en Damasco, denunciado por la oposición en Twitter y replicado por la prensa internacional, acción de la que el régimen niega su autoría y que la ONU investiga sobre el terreno. En menos de una semana, esta noticia consiguió poner de acuerdo a los países que, hasta el momento, optaron por un apoyo más o menos explícito a la oposición siria, a la que la OTAN ha armado a través de países como Turquía (países miembro), Arabia Saudí o Qatar y, sobre todo, a una opinión pública que, de repente, descubre el horror de la guerra.

Desde el lunes se baraja la posibilidad de una intervención rápida a modo de aviso, durante pocos días, en una operación liderada por EEUU, Reino Unido y Francia por mar y aire con el objetivo de impedir que Assad vuelva a atacar a la población civil. En un ejemplo de acuerdo intergubernamental entre países aliados, que vuelve a poner la zancadilla a cualquier proyecto de acuerdo de la comunidad internacional con el único instrumento que hemos sido capaces de crear para ese fin, la ONU, se optaría por la vía libia aunque con un matiz: si en marzo de 2011 el objetivo final era derrocar a Gadafi, en esta ocasión Washington se encarga de difundir el mensaje de que una intervención contra siria no persigue expulsar a Assad del poder y dejar un vacío a ocupar por opciones indeseables para los intereses de EEUU.

Éstos son los actores centrales del conflicto:

  • Damasco presentó ante la ONU pruebas de que el ataque con armas químicas del miércoles pasado fue obra de los rebeldes y no del régimen. Es el argumento que lleva defendiendo el régimen de Assad desde la difusión del supuesto ataques con armas químicas sobre la población civil en el suburbio de Ghouta que habría provocado un número indefinido de víctimas mortales. El viceprimer ministro sirio acusó a los países que lideran la posición pro intervención -EEUU, Reino Unido y Francia- de haber ayudado a los rebeldes (“terroristas”, según nomenclatura del régimen) a usar armas químicas,
  • El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, aseguró que los inspectores de la ONU necesitan cuatro días para concluir su investigación sobre el supuesto ataque con armas químicas en Siria. Después, estos hallazgos deberán ser analizados y trasladados al Consejo de Seguridad.
  • Antes, el primer ministro británico, David Cameron, anunció que Reino Unido ha elaborado una resolución de condena del uso de armas químicas en Siria que presentará a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.  Londres, que desde que se difundió el supuesto ataque con armas químicas adoptó un papel proactivo a favor de la intervención, frenó sus aspiraciones a lo largo del miércoles y pidió esperar a que la ONU concluya su trabajo. Problemas en el laborismo para apoyar una operación militar en Siria, que tampoco comparte la opinión pública, podría estar detrás de este cambio de posición.
  • Moscú se posicionó en torno a la propuesta de Londres y consideró prematura una respuesta del Consejo de Seguridad sobre este asunto. El Kremlin sugirió que votará en contra de la resolución del Reino Unido.
  • El Parlamento francés se reunirá el próximo 4 de septiembre en sesión extraordinaria para decidir cuál será la posición del país ante una posible intervención.
  • Otro de los países grandes de la UE, Alemania, en plena campaña electoral, sigue optando por ponerse de perfil. En las últimas horas, Berlín defendió que haya “consecuencias” si se confirma el uso de armas químicas por el régimen sirio, aunque sugirió que esa decisión debería contar con el amparo de la ONU.
  • Con el curso político arrancando poco a poco, en España casi todos se han puesto de lado en la valoración de la posición de Occidente ante Siria. El ministro de AAEE, José Manuel García-Margallo, que con alegría recibió a la oposición siria antes de confirmar que España contribuiría a su rearme, no se ha destacado por defender posiciones belicistas. Este miércoles, distintos portavoces del PP sí confirmaron que nuestro país no puede permanecer impasible y que estará “en el lado correcto”, aunque parece que cobra fuerza la idea de que se esperará a que haya resolución de la ONU. Por su parte, el PSOE defendió su posición a favor de “castigar” el ataque con armas químicas aunque pidió “que se agoten todas las posibilidades de una decisión en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU”, aunque el principio de la “responsabilidad de proteger”, es decir, la injerencia por motivos humanitarios.
  • El ‘número dos’ del Servicio Europeo de Acción Exterior que dirige Catherine Ashton, el diplomático francés Pierre Vimont, justificó la necesidad de atacar Siria como aviso ante situaciones parecidas: “Tenemos convenciones internacionales que todos tenemos que cumplir. Si dejamos este ataque químico que ha tenido lugar en Siria sin ninguna reacción internacional, esto es una puerta abierta para seguir repitiendo ataques en el futuro”.
  • A pesar de que los inspectores de la ONU no han emitido informe alguno, la OTAN apunta directamente a Assad. El secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen, planteó la autoría del régimen en estos términos: “El régimen sirio mantiene la custodia de las reservas de armas químicas. La información disponible de una amplia variedad de fuentes apuntan al régimen sirio como el responsable de la utilización de armas químicas en estos ataques”.
  • El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, dio por hecho la autoría del ataque químico por parte del régimen de Al Assad: “Lo que vimos la pasada semana en Siria debería golpear la conciencia del mundo. Desafía cualquier regla de moralidad. Seamos claros. La matanza indiscriminada de civiles, el asesinato de mujeres, niños y testigos inocentes con armas químicas es una obscenidad moral. Para cualquier punto de vista, es inexcusable y, a pesar de las excusas y ambigüedades de los que las han fabricado, innegable”. Así, y mientras se esperaba que Barak Obama emulara a Martin Luther King ante el Memorial de Lincoln, en Washington, en el 50 aniversario de su discurso “I have a dream”, asumió la portavocía de la Casa Blanca Joe Biden, vicepresidente: “Se han usado armas químicas. Todo el mundo lo reconoce. Nadie duda de que hombres, mujeres y niños inocentes han sido víctimas de ataques con armas químicas en Siria”. Israel llama a reservista para un posible ataque”. Según sondeos, sólo el 25% de la población de EEUU apoyaría una intervención en Siria en los términos en los que se está planteando.
  • El Gobierno chino llamó a la a la contención y a la calma y advirtió que la posible intervención militar sólo contribuiría a exacerbar la “inestabilidad” en Oriente Medio. Según el ministro de AAEE chino, “interferencia militar externa va en contra de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y las reglas fundamentales de las relaciones internacionales”. Mientras tanto, y a través de la prensa oficial, China habría hecho un llamamiento para formar una coalición internacional contra una intervención sin el respaldo de la ONU: “Hace diez años, EEUU y sus aliados pasaron por encima de la ONU para imponer por la fuerza un cambio de régimen en Irak , bajo el pretexto de que ese régimen tenía armas de destrucción masiva. Esto no debe ser de nuevo permitido”.
  • Una de las piezas fundamentales del puzle, Irán, con línea directa con Assad, señaló que un ataque sobre Siria tendrá consecuencias sobre la zona. El presidente del Parlamento iraní: “Advertimos a Occidente de que si hay una guerra en Siria tendrán que preocuparse mucho por su hijo ilegítimo [Israel] en la región”.  El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, consideró que una intervención militar de las potencias occidentales en Siria “será un desastre para la región”.

Mientras tanto, y como muestra del aumento de la violencia que vive Irak, más de 70 personas murieron en una cadena de atentados registrado en Bagdad.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Alemania, diplomacia, EEUU, Francia, Obama, ONU, Rusia, UE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Siria: Cui prodest [Quién se beneficia]

  1. Iñaki dijo:

    Yo no sé que diferencia hay entre matar 300 personas con armas químicas o con un misil de crucero. Lo del cinismo de la realpolitik lo suelo llevo bien, pero esto ya parecen las olimpiadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.