Los PIGS lanzan un mensaje a la Troika

No decimos nada nuevo si aseguramos que la crisis financiera y económica se transformó, en los países de la periferia de la UEM, en una crisis política a institucional. Así, frente a opciones de gobiernos de gran coalición, como el que las urnas plantearon en Alemania hace una semana, o como el que los comicios de Austria refrendaron este domingo, que priman la estabilidad y la continuidad, en la periferia de la Eurozona se pone de manifiesto que la política es conflicto y que la talla de los políticos y de los partidos políticos, como herramienta principal de representación política, se mide en su capacidad de resolver estos conflictos.

Cinco años después del impacto de la crisis subprime en la Eurozona y tras experimentos como los gobiernos tecnócratas de Grecia o Italia o los ejecutivos de naturaleza tecnócrata, como el de España, Portugal o Irlanda, volvemos a confirmar una realidad: los mensajes optimistas en clave económica no sólo no calan en la ciudadanía, sino que ésta aprovecha cualquier ocasión para mostrar su desacuerdo hacia la dirección del poder. Eso es lo que ocurrió este domingo en Portugal, país que se suma a la lista de temas pendientes que la Troika deberá analizar para vislumbrar por qué, a pesar de su propaganda, la política y la ciudadanía camina por otros derroteros.

Elecciones locales en Portugal, con la vista puesta en Passos

Primera prueba de fuego para la política portuguesa desde las legislativas de junio de 2011, convocadas de forma anticipada por el socialista Antonio Sócrates, y que derivó en la victoria del conservado Pedro Passos Coelho y en la petición de un rescate de 78000 millones de euros que, hasta el momento, sólo sirvió para hundir las variables macroeconómicas lusas.

9.5 millones de portugueses estaban llamados a las urnas para elegir a 308 alcaldes del país, un llamamiento que sólo convenció al 52.64% del censo, -6.4 puntos respecto a las elecciones locales de 2009, que se saldaron con victoria del PS, que se hizo con 139 alcaldías:

CapturaElecPortugal

Tras los varapalos judiciales recibidos por el Gobierno de coalición de Passos Coelho, sobre todo a cargo del Constitucional luso, que ha tirado por tierra buena parte de sus planes de recortes por entender que atengan contra los derechos fundamentales, la vista estaba puesto en el nivel de castigo que los electores propinaban al PSD, tras dos años de permanente movilización social contra el paquete de reformas impuesto por la Troika. Por este motivo, tanto el primer ministro como el presidente del país, Anibal Cavaco Silva, terminaron la campaña electoral restando importancia a la posibilidad de que unos resultados adversos pudieran tener impacto directo en el Gobierno del país.

Hoy ya sabemos por qué. Según los resultados conocidos  [link cortesía de ‏@glezrojas], el PS, con António Costa, ha ganado en Lisboa por tercera vez, con un aplastante 52% del censo, mientras que los conservadores estrellan en Oporto, la segunda por población, que habrían cedido al independiente Rui Moreira. Los comunistas han vencido en Évora y Beja.

Los porcentajes de voto no deja ningún lugar a la duda. El PS habría perdido porcentaje de voto, resultado que queda disfrazado por el desplome de su principal opositor. Así, la formación que lidera Seguro habría logrado el 36.34% de los votos, -4.88 respecto a 2009- pero casi 20 puntos (19.79) y un millón de votos más que el PSD, que se habría quedado con un 16.59% (-15.73 puntos respecto a 2009). Los democristianos del PPD habrían ganado unas décimas respecto a 2009 (de 7.49 al 7.70%), a diferencia del partido comunista (PCP), que además de ganar Évora y Beja pasan del 8.36% al 11.08% de los votos (+2.72). El BE habría logrado 2.42% de los votos.

Tras conocerse los resultados, António Seguro señaló que éstos son mejores resultados del PS en su historia, que suponen un voto de castigo al Gobierno y una voluntad de cambio nacional. Mientras, Passos Coelho asumió que estamos ante una de las peores derrotas en décadas del partido que lidera, pero confirmó que seguirá al frente del Gobierno para salir de la crisis: “Seguiré luchando por el camino que hemos recorrido, indispensable para recuperarnos de la crisis, la confianza y el crecimiento”.

A pesar de sus palabras, con el varapalo sufrido por los conservadores, resulta difícil pensar en que, con este mapa, no habrá un adelanto de las elecciones legislativas, previstas para junio de 2015.

Implicaciones de la actuación contra Amanecer Dorado

El sábado, la policía griega emprendió una acción contra la cúpula de Amanecer Dorado, una formación que cuenta con 18 escaños en el Parlamento heleno. Era la consecuencia a los grandes discursos que, ahora, plantean tratar a la formación neonazi como una banda de crimen organizado que usa la política para cometer sus delitos y emprender su ilegalización.

Si finalmente se encontrara la fórmula para ilegalizar a Amanecer Dorado, demostrando que actúa como organización criminal y no (sólo) como partido político, Grecia debería convocar elecciones parciales en los distritos en los que resultaron elegidos los diputaos de Amanecer Dorado.

Si tenemos en cuenta que la mayoría proceden de circunscripciones muy pobladas, podríamos estar ante una convocatoria electoral parcial que podría dar pistas sobre lo que podría ocurrir si el Gobierno de Samaras, en el poder desde hace menos de año y medio, tuviera que convocar elecciones anticipadas.

Otra vez Italia

El sábado, los ministros del  Partido de la Libertad, de Silvio Berlusconi, socio de gobierno del primer ministro Enrico Letta, tras el bloqueo que supusieron las elecciones de febrero y la negativa el M5S a entrar en el gobierno, cumplieron su amenaza y presentaron su dimisión. Abandonaban así el gobierno Angelino Alfano, vicepresidente del Gobierno, ministro del Interior; Nunzia De Girolamo (Agricultura); Beatrice Lorenzin (Sanidad), Maurizio Lupi (Infraestructuras y Transporte); y Gaetano Quagliariello (Reformas Constitucionales).

Se trató de una maniobra para adelantarse a la moción de censura que Letta habría estado barajando presentar este martes para medir sus apoyos. En el trasfondo de la polémica, la negativa del primer ministro y del presidente de la República, Giorgo Napolitano, a vulnerar la norma anticorrupción actual y salvar a Silvio Berlusconi de su expulsión como senador tras su condena de cuatro años de prisión por fraude fiscal en el caso Mediaset. Éste amenazó con hacer caer al Gobierno si no se le eximía de su expulsión y lo ha cumplido.

La ruptura del gobierno italiano obliga a buscar un nuevo acuerdo de gobierno, quizás con el M5S. En caso contrario, Italia se vería abocada a una nueva cita electoral, opción que ya se barajaba como segura tras conocerse los resultados de las legislativas de febrero y que se salvó con un acuerdo entre las dos fuerzas más votadas. Eso a no ser que la Troika siga sin haber aprendido de sus errores pasados y vuelva a promover un gobierno tecnócrata como el de Mario Monti, ejecutivo que derivó en la convocatoria de elecciones este año, con los resultados ya conocidos en torno a la lista del ex primer ministro.

Tras consumarse la ruptura de Gobierno, que habría sido cuestionada por algunos de los ministros del partido de Berlusconi, que se habrían negado a participar en el renacimiento de Forza Italia, Letta se reunió con el presidente del país para consensuar acciones que eviten una nueva crisis política en el país. Tras el encuentro, se supo que el primer ministro comparecerá este miércoles ante el Parlamento y se someterá a una moción de confianza que busca, sobre todo, evitar un adelanto electoral.

Los expertos suelen afirmar que los mercados demandan estabilidad y canalización del conflicto político. Bajo este paraguas hemos escuchado en los últimos años justificaciones que planteaban las elecciones y el funcionamiento democrático como un problema susceptible de ser resuelto durante un fin de semana en una reunión en Bruselas.

Cinco años después del impacto de la crisis en Europa, resulta evidente que la periferia de la Eurozona se resiste a dejarse aplastar. Una semana después de revalidar su triunfo, Angela Merkel, como cabeza visible de esa Troika que demanda tranquilidad política por encima de cualquier otra consideración, puede estar ante su peor pesadilla. En este escenario, paradójicamente, España y la mayoría absoluta de su Gobierno podría jugar una baza fundamental, si es que el presidente del Ejecutivo estuviera dispuesto a jugársela.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Democracia, elecciones, Grecia, Italia, Merkel, Portugal, UE. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Los PIGS lanzan un mensaje a la Troika

  1. Pingback: Portugal: Movilizaciones y sondeos favorables a la izquierda | La última en llegar

  2. Pingback: Portugal: Elecciones el 4 de octubre, con los socialistas como favoritos | La última en llegar

  3. Pingback: Portugal vota, con las encuestas a favor de los conservadores | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.