Portugal: Movilizaciones y sondeos favorables a la izquierda

El Gobierno de Pedro Passos Coelho afronta el curso político con el revés de las elecciones locales y con una pérdida de apoyo en las encuestas sobre intención de voto, que sitúan a los socialistas como la fuerza más votada y a su líder, Antonio Seguro, como el mejor valorado:

CapturaPortugalsept2013

De acuerdo a las encuestas publicadas a lo largo del mes de septiembre, Seguro sería la opción favorita para el 38.9% del electorado (en contra se posiciona el 19.3%) frente al 21.4% que preferiría a Passos (con el 32.1% en contra). Es lo que arroja el sondeo de Eurosondagem, cifras parecidas a las del sondeo de Aximage, pero sólo en relación al candidato socialista: el 31.8% valora positivamente a Passos frente al 33.8% que lo hace por Seguro.

En cuanto a las expectativas de voto, los socialistas alcanzarían hoy el 36.36% de los votos, +8.31 puntos respecto a las elecciones legislativas de junio de 2011, que ganó el partido de Passos con el 38.66% de los votos. Hoy se movería en torno a una expectativa de voto del 28.4% según la media de los tres sondeos conocidos, 10.2 puntos menos que entonces. Tampoco sale favorecido su socio de gobierno: los liberales estarían hoy en torno al 8% de intención de voto, casi 3 puntos menos respecto al último resultado que obtuvo en las urnas. Aun así, aguanta el desgaste, que recae en gran medida sobre el PSD.

La izquierda de la CDU (Partido Comunista y Verdes) se haría hoy con el 11.4% de intención de voto, +3.5 respecto a junio de 2011, una expectativa de voto que, probablemente, se verá incrementada en próximos trabajos con el efecto arrastre positivo de los últimos comicios locales. La formación recuperó Évora y Beja y controla buena parte del centro sur del país. Por su parte, el BE conseguiría en torno al 4.8% del electorado, con una horquilla que le da entre el 2.5 y el 6.5% de intención de voto, siendo la única formación de izquierdas que perdería apoyo respecto al último resultado que obtuvo en las urnas.

Es importante señalar que ninguna de estas encuestas fueron publicadas tras los comicios locales del pasado fin de semana, por lo que en ninguna se recoge el efecto «bandwagon», es decir, la tendencia a subirse a la opción ganadora por una parte del electorado.

Por si el resultado de las elecciones y los sondeos sobre intención de voto no fueran suficientes, el Gobierno debe hacer frente al Tribunal Constitucional, que anuló parte de su programa económico al considerar ilegal las disposiciones recogidas en la reforma laboral aprobada por el Gobierno conservador luso en verano de 2012, dirigidas a facilitar el despido.

En concreto, se destaca la inconstitucionalidad de la ley que facilitaba la salida de los funcionarios públicos al considerar que con ello se violaba las garantías laborales — derecho a la negociación colectiva y el despido por causa justa– y de proporcionalidad. Éste es el segundo revés del alto tribunal, que en abril tumbó también una batería de leyes aprobadas por el Gobierno y con las que pretendía recaudar 1.300 millones de euros.

Esta decisión fue duramente criticada por el primer ministro, que acusó al alto tribunal de «proteger más los derechos adquiridos que a las generaciones futuras», prometió una alternativa de ahorro para suplir esta anulación, que comprometía 900 millones de euros, e insistió: “Hay que reformar el Estado para concluir con éxito el programa de ayuda, y no es la Constitución la que nos lo impide».

A las dudas en torno a la coalición de gobierno aguantará hasta 2015, año en el que se celebrarían las elecciones legislativas, y a los revés judiciales se suma la pugna del Gobierno de Passos de vender recuperación mientras se rumorea con que el país podría solicitar un segundo rescate que complemente los 78.000 millones desplegados por la Troika.

Esta semana, concluyó la misión de los “hombres de negro” de la CE, el FMI y el BCE en el país, recibidos de esta forma por los ciudadanos:

Tras concluir su viaje de inspección, se dio luz verde a la inyección de 5500 millones al tiempo que el Ejecutivo, en la línea con lo que exponen a diario los ministros españoles, avanza que existen señales de recuperación para 2014, aupados, como España, en los buenos datos de turismo y las exportaciones:

  • Aunque el país cerrará 2013 con una caída de su economía del 2.3%, por tercer año consecutivo, el Gobierno estima que el crecimiento del PIB será finalmente del 0.8%, dos décimas más que la previsión inicial.
  • Se estima que la tasa de paro cierre este año finalmente en 17.7%y no en el 18.1% previsto inicialmente. Si se compara con las tasas de desempleo de España o Grecia (por encima del 26% ambas), se puede decir que Portugal no va tan mal en esta materia, si bien estamos hablando de cifras históricas para la economía lusa.
  • El déficit de Portugal se situó en el primer semestre del ejercicio en el 7,1 % del PIB, punto y medio más de su objetivo final para 2013. La Troika fijó el objetivo de déficit para Portugal en el 5.5% para este año y del 4% para 2014, negándose a las pretensiones de Lisboa de conseguir una prórroga de medio punto más.

Todo ello sirve para que Passos  Coelho asegure que el país se encuentra en el buen  camino para regresar al crecimiento, con la más importante mejora de la economía desde que el país solicitó asistencia financiera internacional en 2011. Sin embargo, como en España, se insiste en la vía de los recortes como la base de cumplimiento de su programa, y esos recortes se llaman pensiones públicas y salarios de funcionarios.

Además del varapalo electoral recibido por las formaciones que sustentan al Gobierno, la ciudadanía sigue organizándose para mostrar en la calle su rechazo a las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo, que ya ha dicho que 2014 será igual de duro en términos de recortes que 2013, aunque no más. Así, el próximo 26 de octubre, los colectivos vinculados a Que se Lixe a Troika convocan a la manifestarse para plantear soluciones alternativas a la salida de la crisis adoptada por el Gobierno de Passos, soluciones que pasan por recuperar la esencia de la democracia y de la política como planteamiento de alternativas:

Portugal

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Portugal, Sondeos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Portugal: Movilizaciones y sondeos favorables a la izquierda

  1. Pingback: Portugal: Un país en ebullición, con la izquierda en ascenso | La última en llegar

  2. Pingback: Portugal vota, con las encuestas a favor de los conservadores | La última en llegar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.