Huelga LOMCE: La ‘marea verde’ vuelve a las calles reforzada

Finalizan los tres días de protesta, que culminó con la convocatoria de huelga general en el sector de la educación contra los recortes públicos y la reforma impulsada por el Gobierno, que hoy ha vuelto a evidencia su soledad en la defensa de la LOMCE:

  • Como viene siendo habitual en el conflicto educativo que protagoniza la ‘marea verde’, el ministro de Educación cedió el testigo de las valoraciones a la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, que por tercer día envió su valoración de la protesta en forma de videocomunicado. Si el martes intentó buscar la complicidad de los padres ante la huelga, argumentando que los profesores se manifestaban porque tienen trabajo fijo, este jueves aseguró que la convocatoria había sido un fracaso.
  • En un ejemplo de escasa cintura política, Gomendio arremetió contra los motivos de la huelga: “Agradecemos a profesores, padres y alumnos que no hayan respondido a lemas demagogias, simplistas y en muchos casos ofensivos que no tienen que ver con la propuesta de reforma educativa que ha realizado este Gobierno”. Desde el PP, se difundió un argumentario en el que se insistía en recordar el papel de Alfredo Pérez Rubalcaba en la aprobación de las leyes educativas socialistas, a las que atribuye los índices de abandono y de fracaso escolar.
  • Desde el Ministerio de Educación, se cifró el seguimiento de la huelga en un 20% por parte de los profesores. El Sindicato de Estudiantes, que aportó cifras generales (profesores+estudiantes), cifró el seguimiento del paro en un 80%, siendo masivo en las universidades públicas. La imagen más habitual hoy ha sido la de centros educativos públicos abiertos pero con escasa presencia de alumnos.
  • La convocatoria de huelga estuvo acompañada de manifestaciones en 30 ciudades españolas. Por la mañana, padres, alumnos y profesores se manifestaron en Barcelona, donde congregaron a entre 30.000 y 70.000 manifestantes, según la Guardia Urbana y los convocantes, respectivamente. Por la tarde, llegó el turno de ciudades como Valencia, Sevilla, Zaragoza y Madrid. En esta última ciudad, entre 12.000 y 250.000 personas se concentraron para reclamar la dimisión de Wert, de acuerdo a fuentes policiales citadas por TVE y los convocantes. En otras ciudades del país se reportó un seguimiento masivo de las manifestaciones, que transcurrieron con normalidad (con cargas policiales en Madrid a última hora).
  • La primera valoración del ministro de Educación, José Ignacio Wert, en los medios se produjo en forma de total en el TD2 de TVE y en forma de entrevista en la SER. En esta cadena, y con un tono que parecía indicar que no se creía del todo el argumento difundido por su ministerio de que la huelga había sido un fracaso, insistió en que el Gobierno tiene que hacer algo para combatir los malos datos educativos en España. Además, tras asegurar que el contenido de la LOMCE es el que es porque no hubo alternativas constructivas por parte de la comunidad educativa, apuntó que la puerta del ministerio sigue abierta al diálogo.
  • Esfuerzo inútil. Las plataformas convocantes han fijado como objetivo la derogación de la LOMCE y el rechazo de Wert como interlocutor para negociar y dialogar cualquier tipo de reforma educativa.

Lo hemos dicho en otras ocasiones. El Gobierno decidió relacionarse con la ciudadanía a través de la fórmula del decreto-ley (lo que impide incluso la escenificación del debate parlamentario y la teatralización del acuerdo entre fuerzas políticas que defienden postulados contrarios) y con escasa sensibilidad social, como pone de manifiesto las referencias a los parados que cobran prestación, a los trabajadores públicos o, tal y como hemos visto esta semana, al intento de vincular las protestas de la educación pública a intereses particulares (idea que se intentó colocar en Baleares y que se parece mucho al argumento empleado por Gomendio).

Esta manera de entender la sociedad civil choca de frente con la actual organización de la protesta sectorial, en forma de mareas, y que hace más difícil buscar responsables. De ahí que el Ejecutivo dispare a ciegas contra los profesores, contra los padres y contra los estudiantes, obviando que la protesta educativa -como la de la marea blanca- ha logrado conectar con beneficiarios de la escuela pública y con capas amplias de la sociedad.

Eso explica por qué el Gobierno se muestra incapaz de desactivar esta protesta, sobre todo cuando: 1) se combina una filosofía de desgaste de la educación pública, en beneficio de la concertada y la privada; 2) se vuelve a la reinstauración de principios que se creyeron superados (como la selección en función de la combinación renta+expediente, con recorte de becas, o la vuelta a las aulas de la religión como asignatura voluntaria computable); 3) se modifica la base de la educación pública convirtiendo un derecho de ciudadanía en una plataforma de desarrollo profesional; y 4) se combina con recortes del gasto público en plena ola de sacralización del déficit.

Por estos motivos, y por la torpeza comunicativa del departamento que dirige José Ignacio Wert, la protesta no sólo no decae por hartazgo, sino que, convocatoria tras convocatoria, muestra mayor nivel de aceptación y/o de movilización.

CODA. Las portadas de la prensa escrita no dejan lugar a la duda: a pesar del éxito de la convocatoria, con su plasmación en las manifestaciones convocadas, todos los medios (excepto La Gaceta) prefirieron poner el foco en los incidentes aislados registrados durante la jornada de huelga. Especialmente significativa es la fotografía elegida por el diario El País para ilustrar la noticia en su portada que confirma que la crisis de la prensa escrita va más allá del cambio de modelo o las dificultades para amoldarse a las nuevas tecnologías:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para contrarrestar, el escritor Isaac Rosa analizó el resultado de la huelga en la Cadena SER. Su título, Fracasados, fue el mejor resumen de la jornada.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Gobierno, PP, Rajoy, recortes. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Huelga LOMCE: La ‘marea verde’ vuelve a las calles reforzada

  1. Pingback: Sobre el ataque de cuernos de El País por el caso de espionaje | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .