Rivera pulsa sus opciones en el conjunto de España

Movimiento

Es incuestionable el éxito de Ciutadans como formación en ascenso, tanto en Cataluña como en el conjunto del Estado. Según los sondeos publicados, C’s podría ser hoy tercera fuerza parlamentaria en Cataluña, en buena medida por la capacidad de la formación que lidera Albert Rivera de convertirse en un cajón de sastre al que están llegando los votantes desencantados de, fundamentalmente, PP y PSC. C’s, que se presentó a las elecciones hace sólo ocho años mantiene altas sus expectativas de voto también en el resto del Estado, con sondeos que plantean su entrada en el Congreso de los Diputados con hasta al menos 3 escaños, según los datos que maneja desde hace meses la empresa Celeste-Tel.

Auspiciado por este motivo, desde finales del mes de octubre, C’s se ha puesto en movimiento para intentar pulsar la opinión ante una implantación de tipo estatal de los principios y valores que defiende. Este proyecto se llama Movimiento Ciudadano y, desde hace semanas, celebra actos en distintos puntos de España con el fin de dar a conocer su catálogo reformista, centrado en una “reforma profunda de nuestro país que garantice la prosperidad y el bienestar de los ciudadanos” reforzando valores civiles como “la libertad, la igualdad, la solidaridad y la unión” frente a los que, según dicen, buscan dividir la nación.

Como C’s, su punto de partida es la existencia de la nación española y, por ende, la lucha contra los nacionalismos periféricos que, en el caso de Cataluña, cristalizan en estos tiempos en la exigencia de celebrar una consulta de corte independentista para decidir el encaje de Cataluña en el conjunto del Estado español.

Así, en la línea de las prerrogativas de otras formaciones, como UPyD, en cuyo caladero de votos pretende pescar con esta apuesta estatal, se plantea una regeneración democrática porque, según mantienen, “la mayoría de ciudadanos ha dejado de confiar en los políticos y en las políticas inmovilistas y decadentes que nos han conducido a esta situación”. Para combatir esa desafección, plantean:

Ciudadano

La plataforma se presentó en sociedad en Madrid, donde reunió a 1500 personalidades, entre las que figuraron el ex senador del PSOE Luis Salvador, el ex ministro del PSOE Antoni Asunción o el escritor Carlos Girauta. Allí, Rivera avisó a PP y PSOE: “Si siguen sin hacer nada[en torno a sus demandas de reforma profunda], tendremos que pensar en presentarnos a las elecciones”. Con el lema “Muévete”, pretenden representar la voz de la “mayoría  silenciosa” que apuesta por el cambio.

No es la primera vez que C’s intenta dar este salto a la política nacional. En 2008, a través de las siglas Ciudadanos, Partido de la Ciudadanía, la formación se presentó a los comicios generales con una listas de propuestas que ya fueron el germen de lo que plantean en estos momentos y en la línea de priorizar: el modelo de Estado, la mejora de la calidad democrática, reformas educativas y políticas sociales:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En 2008, los candidatos de Ciudadanos fueron Albert Rivera por la circunscripción de Barcelona y Fernando Landecho por la de Madrid, donde fue habitual , durante la campaña, ver el autobús de la formación, en tonalidades naranjas, recorriendo la Gran Vía. Entonces obtuvieron 46.313 votos y el 0,18% de la representación. Estos días intentan de nuevo dar el salto a la política nacional, con el viento a favor:

  • El Movimiento ciudadano se puede aprovechar de la desafección que existe hacia los partidos políticos, sobre todo en torno a las grandes formaciones. A ello ayuda el hecho de presentarse como un movimiento y no como un partido político, sobre todo porque permite conectar con esa parte de la ciudadanía organizada en torno a las ‘mareas de colores’ en defensa de derechos sociales básicos, como sanidad y educación pública.
  • En estos momentos, se presenta con el aval conseguido en la política catalana, donde C’s tiene ya una imagen de marca reconocida y reconocible, algo que está haciendo mucho daño a las expectativas electorales de los partidos con implantación estatal (PP y, con todos los matices, PSC.
  • En sus aspiraciones políticas sólo se enfrente a una evidencia: UPyD y el Movimiento Ciudadano competirían electoralmente por los mismos votantes, y sus discursos se parecen bastante. Uno de los problemas para la implantación de UPyD en Cataluña es, precisamente, la presencia de C’s, formación que llegó antes. Extrapolando la situación al resto del país, el mayor problema para el Movimiento Ciudadano es la presencia de UPyD y sus expectativas electorales, sobre todo, en CCAA como Madrid o la Comunidad Valenciana, donde las siglas del partido de Rosa Díaz son muy sólidas.

Como parte de su presentación en sociedad, el Movimiento Ciudadano puso en circulación este vídeo, que pretende ser el compendio de sus reivindicaciones [“No somos súbditos. Somos ciudadanos. Tomemos las riendas de nuestro destino, de nuestro futuro”] y de su compromiso por conservar los derechos conseguidos por las generaciones anteriores, una nueva muestra de que la batalla por el lenguaje está perdida en estos tiempos en los que la ciudadanía busca amarrar y no ampliar sus derechos:

Durante 2.37 minutos, aparecen en el spot el target al que se dirige C’s: jóvenes y personas de mediana edad desencantados con la política, ciudadanos dispuestos a acometer la transformación que necesita España como unidad política. Así, se asiste a la toma de conciencia del problema (hasta el minuto 1.27) y el cambio de actitud en torno a los pilares que hay que afrontar para abandonar el país que es y avanzar al que se quiere construir:

  • Una España en la que la educación no sea un instrumento político;
  • Un país que recupere la tríada de la Revolución Francesa (igualdad, libertad y fraternidad), con las que el Movimiento Ciudadano se reivindica como formación progresista
  • La España diversa pero unida
  • Una economía al servicio de las personas
  • Una España de ciudadanos libres, superada la división izquierda/derecha (con lo que se reafirma el carácter apartidista y apolítico)
  • Un país en el que los políticos trabajen con humildad y tengan claro que los ciudadanos les pagan el sueldo

Durante el spot aparecen dos ideas fuerza: España (mencionada en 11 ocasiones) y ciudadanos (palabra empleada en seis momentos). Combinadas con el lema, #Muévete, queda claro la intencionalidad del mensaje, más allá del último plano en el que las personas que  han descubierto la luz se ponen en movimiento para construir el país que tienen en mente.

Por cierto, el nombre de la plataforma de Albert Rivera tiene el mismo nombre, Movimiento Ciudadano, que un colectivo mexicano, nacido en julio de 2011, con el objetivo de demandar más democracia participativa y menos Estado desde principios de la socialdemocracia renovada:

CiudadnoMex

En su ADN, ofrece como candidatos “ciudadanos” y no políticos. Su spot de campaña de cara a los comicios cumple con los rasgos básicos de un vídeo de comunicación política en los países con influencia anglosajona: brevedad (treinta segundos) y mensajes directos (sin explicaciones como las que son habituales en los vídeos políticos españoles):

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.