El centroderecha español se divide: Nace Vox

VOX

La derogación de la doctrina Parot por el Tribunal Europeo de derechos Humanos, y su aplicación por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, ya tiene su primera consecuencia política: Un sector de la derecha se fracciona y funda un partido nuevo, Vox (habla en latín), con vocación de ser un partido de centro derecha liberal democrático capaz de dar la voz a los ciudadanos.

Entre las razones de su existencia, algunas que suponen el caldo de cultivo de algunas de las propuestas con más éxito de los últimos años:

  • Crítica al Estado partitocrático y bipartidista que, a su juicio, sólo ha beneficiado a los dos partidos grandes y a los nacionalismos periféricos
  • Hablan de crisis institucional y política, de la que acusan a los partidos -tradicionales-, a los que ven incapaces de combatir la falta de credibilidad y también en lo relativo a sacar al país de la crisis económica y para emprender reformas
  • Critican el Estado de las autonomías porque, a su juicio, amenaza la unidad de España, una “nación de ciudadanos libres e iguales”. Así, proponen luchar contra los nacionalismos (periféricos) mediante una fuerte recentralización del Estado
  • Proponen caminar hacia un Estado unitario, “que reconozca los hechos diferenciales culturales, lingüísticos, jurídico-forales e insulares”, con un único gobierno y un solo parlamento; también reclaman que el TS actúe como última instancia judicial (incluido el recurso al TC)
  • De acuerdo a la doctrina de lo que hemos señalado otras veces como “sector duro” del PP [el más conservador], se manifiestan en contra del aborto, que consideran “un fracaso de cualquier sociedad y no un derecho de la mujer”. Critican al PP por no haber modificado la Ley de 1985 y de plantear tardíamente la actual reforma de Alberto Ruiz Gallardón
  • Arremeten con dureza contra la política antiterrorista del Ejecutivo, que parece ser el detonador de esta fractura. Consideran que el Gobierno apolica una continuación de la hoja de ruta iniciada durante los mandatos de José Luis Rodríguez Zapatero: “Los unos les marcaron el camino (a los terroristas) y los otros les han puesto la alfombra roja para que desfilen por ella como si de estrellas del celuloide se tratara. A las víctimas y a sus familiares, desgraciadamente, sólo les queda el dolor y el olvido”. Así, culpan a ambos partidos de la aplicación de la sentencia de Estrasburgo: “han terminado por hundir el Estado de Derecho liberando a los terroristas asesinos sin que hayan cumplido sus condenas y han colocado a su brazo político en las instituciones”.
  • Plantean la elección de candidatos por un sistema de primarias desde una concepción de democracia representativa y transparente, para lo que solicitan una nueva Ley de Partidos y de Financiación. Así, proponen la “supresión de las subvenciones públicas a partidos, sindicatos y organizaciones empresariales con la excepción de la dotación necesaria para la correcta labor de los Grupos Parlamentarios y Municipales”. Tal y como cuenta La estrella digital, plantea acabar con la financiación pública de los partidos y contraponen una cuota mensual de 9 euros por persona.
  • En cuanto a la Ley electoral, plantean “un sistema mixto mayoritario-proporcional con circunscripciones de una dimensión que posibilite un vínculo real entre representantes y representados”. Así, plantea dos modelos: uno a escala nacional, en el que se elegirían a 50 diputados en circunscripción única nacional; y otro aplicable a los 300 diputados restantes, que se elegirían en un sistema mayoritario, en circunscripciones pequeñas, reducidas, de entre 90.000 y 100.000 habitantes, a doble vuelta.
  • Despolitizar la justicia y lucha contra la corrupción
  • Manifiestan su intención de concurrir a las elecciones europeas de mayo de este año; también a las autonómicas de mayo de 2015 (a pesar de estar en contra de la existencia de Legislativos a nivel de CCAA) y a las generales.

En líneas generales, estos son los principios que aparecen en el vídeo que pusieron en circulación el día de su presentación en sociedad, el pasado jueves. Durante dos minutos, se combinan caras anónimas (aunque con un perfil muy concreto) con los exponentes de esta propuesta partidista, que asegura no ir contra nadie -en relación al PP-:

Encabezan la propuesta Santiago Abascal (vinculado al PP desde los años 90) y José Antonio Ortega Lara, funcionario de presiones secuestrado por ETA, que lo mantuvo en un zulo durante 532 días, y que, desde hace unos años, muestra una importante cercanía hacia las tesis más duras de la AVT. Tras la derogación de la Doctrina Parot, ha sido una de las voces más criticas contra el Gobierno porque, en su opinión, no ha hecho lo necesario para evitar la excarcelación de 63 etarras.

Vox parece dar la razón a dirigentes que, como Ana Botella, llevan alertando desde hace meses del descontento del electorado del PP ante las dudas del proyecto político que encabeza Mariano Rajoy. Uno de ellos es Alejo Vidal-Quadras, del que muchos hablan con el candidato de esta formación a los comicios europeos, primera prueba de fuego para conocer el alcande del descontento en el núcleo duro del votante ‘popular’, que es el sector al que, claramente, se dirige esta formación.

Si tenemos en cuenta que entre los rasgos del votante tradicional del PP figura la lealtad y la aparente falta de autocrítica, es extraño vaticinar el éxio de una formación que, además, pretende pescar en el caladero de votos del descontento de  C’s y UPyD [aunque con postulados más extremos]. De ahí que, a día de hoy, resulte impensable plantear una hemorragia de votos hacia la derecha del PP ni siquiera cercana a la pérdida de cuatro millones de votos que abandonaron al PSOE entre las elecciones generales de 2008 y 2011. Sin embargo, sí es una llamada de atención del malestar hacia ese foco de votantes, a los que es probable que, en breve, el Ejecutivo dirija mensajes en clave territorial o morales.

En el momento de elaboración de este post, su cuenta de Twitter [@vox_es] tenía 14.256 seguidores.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Conservadurismo, ETA, Modelo territorial, PP. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El centroderecha español se divide: Nace Vox

  1. Pingback: Vidal-Quadras rompe con el PP y se va Vox | La última en llegar

  2. Pingback: Tecnócratas vs políticos | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .