Ucrania inicia el camino de la política

Reuters

Fuente: Reuters

El guión se cumple tal y como estaba previsto. El Parlamento ucraniano, reunido en sesión extraordinaria, votó la supresión de 9 de las 12  leyes antiprotesta aprobada el pasado 16 de enero y que sirvieron para dar aire a la protesta que, desde hace tres meses, mantiene ocupada la plaza de la Independencia de Kiev. La derogación de la ley contó con el voto a favor de 412 de los XX que componen la cámara ucraniana.

Ucrania3

Fuente: @MaximEristavi

Poco antes de que arrancara el pleno, y tal como vaticinamos hace una semana, el primer ministro, Nikolai Azarov, presentó su dimisión y, por mandato constitucional, propicia la caída del gobierno: “He tomado la decisión personal de pedir al presidente de Ucrania que acepte mi renuncia del cargo de primer ministro, una decisión adoptada para crear la posibilidad de llegar a un compromiso político que permita resolver pacíficamente el conflicto”, señaló en un comunicado difundido desde la página web.

Son los primeros pasos políticos auspiciados por el presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, desde que, a finales de noviembre, comenzaran las protestas de la oposición, reunida en lo que se conoce como el Euromaidán. Son también las primeras decisiones que adopta tras 10 días de disturbios, que se han extendido desde Kiev a otras ciudades del país. Éste es el mapa de la ocupación de edificios [información difundida por afines al Euromaidán]:

Ucraniamapa

La protesta ha puesto en la pivota no sólo el liderazgo de Yanukovich, sino el error político cometido cuando pretendió minimizar la importancia de las protestas cuando arrancaron, error que volvió a cometer al aprobar una norma que, desde la distancia, tiene un tufo autoritario evidente y que no hizo más que activar una movilización que ya estaba prácticamente desmovilizada.

Ha hecho falta cuatro muertos oficiales para buscar una solución que ponga fin a la crisis política sin conceder la principal reivindicación de los manifestantes en la última semana: adelanto de las elecciones presidenciales para hacer caer a toda la cúpula política e instituicional del país con la intención de construir un país sobre otros cimientos. En este cambio de posiciones, según The Guardian, tuvo mucho que ver la declaración que dejó en su página web el grupo SCM, propiedad del hombre más rico del país, Rinat Akhmetov, uno de esos oligarcas que, a la manera rusa, se caracterizan por tener gran influencia política, ademén del control de diputados y medios de comunicación:

“Sólo la acción pacífica puede resolver la crisis política. Cualquier uso de la fuerza y de las armas es inaceptable. Con este escenario no habrá ganadores en Ucrania , sólo víctimas y perdedores, pero, lo más importante: el uso de la fuerza no va a ayudar a encontrar una salida”.

Ahora, Yanukovich gana tiempo y deja la pelota en el tejado de los principales líderes de la oposición política, a los que este sábado ofreció que entraran a formar parte de un gobierno de concentración nacional, un reto más importante de lo que parece: Ningún partido de la oposición controla a los manifestantes  -como mucho, actúan de mediadores para rebajar la tensión-. Además, en este gobierno no estaría Sbovoda, el partido ultranacionalista, cuyos lemas corean los manifestantes  –a veces sin ser conscientes de lo que implican-.

La idea de este gran gobierno es servir de símbolo de la unión del país para salir de la crisis política en la que está sumida, reflejo de la crisis social y de la situación de quiebra económica [sin obviar las tensiones territoriales que, como se ha evidenciado en la última semana, divide al país en dos mitades aparentemente irreconciliables]. Este es el objetivo que Azarov plasmó en el comunicado de prensa con el que anunció su renuncia: “Hoy lo más importante es preservar la unidad y la integridad de Ucrania. Eso es mucho más importante que la agenda o la ambición personal”.

Para añadir más salsa, los movimientos políticos que se produjeron en Ucrania coincidieron en el tiempo con la reunión entre la UE y Rusia, un encuentro que debía servir para acercar posturas entre ambos bloques, bastante maltrechas por la disputa  sobre Ucrania y acusaciones de injerencias mutuas [más por parte de la UE, todo hay que decirlo].

Mientras, sigue la propaganda a través de las redes sociales (particularmente, Twitter). En las últimas horas se difunden vídeos como éste sobre lo que muchos denominan “revolución ucraniana”, en consonancia con la escuela de las “revoluciones de colores” y de la “primavera árabe”:

CODA. Lo contábamos ayer: en los últimos días apenas se han registrado imágenes de enfrentamientos directo entre manifestantes y policía antidisturbios, que parecen haber recibido la orden de contenerse ante las provocaciones. Sin embargo, simpatizantes del Euromaidán llevan días difundiendo vídeos de una suerte de grupos paramilitares que estarían actuando en algunas ciudades para frenar la extensión de la protesta.

Xavier Colàs escribió en El Mundo sobre ellos: “Hablan entre ellos sólo en ruso. Usan el ucraniano sólo cuando gritan proclamas durante sus provocaciones, para desacreditar a la oposición ucraniana. Su actividad no se reduce sólo a la calle sino que otro grupo continúa en Internet la lucha de los más brutos, ‘hackeando’ blogs de la oposición y poniendo comentarios masivos en otras webs. Para el Gobierno han resultado especialmente útiles como freno al llamado Automaidán, un colectivo de gente que se dedica a protestar contra el Gobierno circulando con sus coches en caravana e impidiendo en ocasiones el paso de refuerzos de la policía”. Cobran 17 euros y su perfil es el de “personal militar, policial, deportistas de tercera fila y a mucha gente fichada por la policía”.

CODA 2. Entre el 19 y el 22 de enero, los días en los que se registraron las puntas de violencia en Kiev, 42 periodistas fueron detenidos por la policía. Estos son sus nombres [difundido por @demalliance]

PeriodistasUcrania

CODA 3. Interesante artícullo de la revista Nature sobre la presencia de científicos en las protestas ucranianas.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Rusia, Ucrania, UE. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ucrania inicia el camino de la política

  1. Pingback: Ucrania: Disputa por el ‘corazón continental’ | La última en llegar

  2. Pingback: Berlín gana: Habrá adelanto electoral en Ucrania | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .