Occidente responsabiliza a Yanukovich de los disturbios

Kiev

Imagen de la Plaza de la Independencia de Kiev esta mañana

Aumentan al 26 los fallecidos en los disturbios que, desde la mañana de este martes, mantiene en nivel de alerta a las autoridades ucranianas. Entre los fallecidos figuran 11 agentes de policía y un periodista, según denunció la representante sobre la libertad de prensa de la OSCE, que a 27 el número de periodistas que sufrieron ataques durante los disturbios de ayer.

Desde el Gobierno ucraniano se insiste en que usarán todas las herramientas en su mano para restablecer el control de la calle, al tiempo que las fuerzas de seguridad niegan que estén disparando a la población civil. En línea con lo propuesto ayer, las autoridades han lanzado una operación antiterrorista a escala nacional que justifican por «la escalada de la confrontación violenta y el empleo masivo de armas de fuego por parte de grupos extremistas».

Es por eso por lo que Yanukovich advirtió que los líderes de la oposición responderán ante los tribunales por llamar a los manifestantes a tomar las armas y enfrentarse a las fuerzas del orden: «Han cruzado los límites cuando llamaron a la gente a las armas. Y eso es una clamorosa violación de la ley. Y los criminales deben comparecer ante la Justicia, que determinará su castigo», avisó. De paso, denunció su intento de conseguir en la calle el poder que les negaron las urnas.

La reacción institucional contrasta con la deriva de los disturbios en Kiev están teniendo en la comunidad internacional. Desde Rusia, se habla abiertamente de un intento de «golpe de Estado» mientras que Occidente ha decidido poner toda la carne en el asador e ir a por el actor que puso freno a las negociaciones para incluir a Kiev en el acuerdo de asociación con la UE, germen de la protesta.

Si ayer fue la Casa Blanca la que se dirigió directamente a Yanukovich, hoy toca que la UE mueva ficha y asume el discurso del titular de AAEE británico, William Hague, que tachó de «inaceptable» la violencia «contra manifestantes pacíficos«.  Hague debió perderse las imágenes de los miles de manifestantes que entraron por la fuerza en la Rada Suprema y los que entraron en la sede oficial del Partido de las Regiones para quemarla.

Sin embargo, y en línea con lo planteado por Hague, las cancillerías europeas han comenzado a moverse en una misma dirección: la petición de contención a las partes, la aprobación de sanciones económicas sobre el Gobierno de Ucrania y la petición de adelanto electoral.

La petición de elecciones anticipadas, una de las reivindicaciones iniciales de los manifestantes concentrados en el Euromaidan, fue la última propuesta lanzada desde la UE que, acorde con su ausencia de política exterior común, anunciaron la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, tras el encuentro bilateral que ambos mantuvieron en París. En el Palacio del Elíseo, Merkel anunció contactos con otros actores implicados con el objetivo de relanzar el proceso político: «Las sanciones no son suficientes, hay que relanzar un proceso político, y buscamos todos los contactos posibles, principalmente en la dirección de Rusia», afirmó.

Los ministros de AAEE de la UE, que se reunirán este jueves en Bruselas, ya han anunciado la adopción de sanciones económicas sobre Kiev, que puede incluir embargo de armas, restricciones en los visados, congelación de bienes o la prohibición de viajar a territorio comunitario a una lista de personas. El dirigente opositor y exboxeador Vitali Klitschko ya reclama a la UE «sanciones personales» de forma urgente contra Yanukovich.

La UE responde así a una noche de disturbios en la capital ucraniana, que se extendieron hacia el oeste del país, zona en la que es más fuerte la oposición nacionalista enfrentada al Partido de las Regiones. Según la prensa local, citadas por Reuters, miles de manifestantes asaltaron anoche un cuartel de las fuerzas de Interior en Lvov antes de lanzar cócteles molotov e incendiar las instalaciones. Lvov es también el epicentro desde el que se llama a dirigirse a la capital de Ucrania, llamamiento al que estarían respondiendo simpatizantes de Frankivsk y Úzhgorod:

CODA. Si alguien llega a este post sin tener mucho conocimiento de lo que ocurre en Ucrania desde finales de noviembre, el resumen de la BBC le resultará útil.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en EEUU, Rusia, Ucrania, UE. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Occidente responsabiliza a Yanukovich de los disturbios

  1. Pingback: Ucrania, un año después del Euromaidán | La última en llegar

  2. Pingback: Ucrania: Nueva tregua y ayuda financiera a cambio de reformas | La última en llegar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.