Ucrania: El control de Crimea eleva la tensión

Bhrcd9kCYAANEWI

Lafuff

Si Europa y EEUU pensaron que su injerencia en Ucrania se saldaría sin respuesta de Moscú, lo que está ocurriendo durante todo el fin de semana muestra el alcance del error con el que Occidente parece analizar su relación de convivencia con Rusia.

Ya hemos señalado en otras entradas el papel de la UE – particularmente, Alemania- en la manera en la que Europa ha afrontado la crisis ucraniana, obviando, como bien recuerda Florentino Portero, una obviedad: “Una apertura hacia el Este supone una agresión a Rusia. Por lo tanto, lo fundamental es tener en cuenta que Rusia va a reaccionar y que tendremos que ser capaces de contener y reconducir la situación”. Europa ha intentado jugar a penetrar en territorio exsoviético para ampliar su zona de influencia hasta los confines mismos de Rusia, y Moscú, evidentemente, ha reaccionado.

Durante la semana pasada, se grabó la llegada de destacados miembros de la banda Lobos de la Noche, organización compuesta por 50.000 miembros, fundados a imagen y semejanza de los Ángeles del Infierno de EEUU pero con un matiz: están ideológicamente cercanos a la autoridad establecida, tienen relaciones con el presidente ruso y sus líderes se aproximan cada vez más a la retórica de carácter nacionalista de la que tanta gala hace Putin.

El siguiente movimiento ya fue más serio. El viernes, comenzaron a desplegarse militares sin distintivos que pudieran certificar su origen ruso, y este fin de semana hemos asistido a un despliegue militar en Crimea, cuya capital, Simferopol, ya controlan. Se ha adelantado la celebración del referéndum para reclamar más autonomía a Kiev al 30 de marzo y, según Volodymyr Fesenko, analista político del grupo de pensamiento Penta, no sería descabellado un resultado que conllevara un escenario de este tipo: “Tras el referéndum Crimea puede formalmente continuar siendo parte de Ucrania, pero de facto está claro que habrá un protectorado ruso”.

El primer ministro interino de Ucrania, Arseniy Yatsenyuk, acusó a Rusia de “declarar la guerra a su país” y urgió a Vladimir Putin a que retire a sus Fuerzas Armadas de la península de Crimea, enclave fundamental si se tiene en cuenta que es la garantía de acceso de Moscú al Mediterráneo. La base naval de Sebastopol acoge a 18.500 efectivos, (según datos de 2010) entre militares, técnicos y familiares. En abril de 2010 Rusia y Ucrania suscribieron un acuerdo acuerdo para prolongar hasta 2042 el alquiler de la base ara la Flota del mar Negro.

Kiev ordenó la movilización de sus reservistas y puso en estado de alerta a sus Fuerzas Armada, con advertencia a Rusia incluida: la intervención militar conducirá a la guerra. “Esto no es una amenaza: en realidad es una declaración de guerra a mi país. Si el presidente Putin quiere ser el presidente que inició la guerra entre dos países vecinos y amigos, entre Ucrania y Rusia, lo tiene al alcance de la mano. Estamos al borde del desastre”, aseguró Yatseniuk. Por su parte, el presidente interino, Oleksandr Turchynov, ordenó la seguridad intensificada en las centrales nucleares, aeropuertos y otras obras de infraestructura estratégica ante una eventual guerra.

Fue la respuesta a la decisión de la Duma de autorizar el uso de tropas en su territorio “en conexión con la extraordinaria situación en Ucrania y la amenaza contra la vida de ciudadanos rusos”.

Durante todo el fin de semana, se ha podido asistir a cómo las fuerzas rusas fueron tomando el control de Crimea sin derramamiento de sangre, lo que ha motivado que Kiev apelara a la OTAN, y directamente a Reino Unido y EEUU, cofirmantes con Moscú en 1994 de un acuerdo que garantizaba la seguridad ucraniana tras la desintegración de la Unión Soviética.

Por su parte, el primer ministro de la república autónoma de Crimea, Serguéi Axiónov, pidió a Putin ayuda para restablecer la paz y la tranquilidad de la región: “Como jefe del Consejo de Ministros de la república autónoma de Crimea, y en el ejercicio de los poderes que me ha delegado la Rada Suprema (legislativo) de Crimea, he tomado la decisión de poner temporalmente bajo mi control las unidades y grupos militares del Ministerio del Interior, el Servicio de Seguridad, las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Situaciones de Emergencia, la Flota, el Servicio Fiscal y la Guardia de Fronteras”, señaló

El tablero de Eurasia

Rafael Poch escribió este sábado en La Vanguardia: “Moscú está tomando posiciones para una crisis de largo recorrido. Lo hace de la forma que Occidente le ha enseñado en los últimos años en medio mundo, desde Irak a Libia, pasando por Kosovo: arrollando el derecho internacional. La diferencia es que Rusia lo hace en la tierra que sus ancestros conquistaron hace siglos y defendieron en nombre de la madre Rusia, del zar, de Stalin y de la patria, contra enemigos muy duros (…) Mientras los occidentales se van dando cuenta del lío en el que se han metido, Rusia toma posiciones preparándose para una larga partida de ajedrez en su tablero nacional”.

Este sábado, comenzó el juego entre los actores políticos. Los presidentes de Rusia y EEUU hablaron por teléfono durante 90 minutos el sábado sobre Ucrania. Según la Casa Blanca, Barack Obama avisó a Rusia de que infringe las leyes internacionales al violar la soberanía de Ucrania y pidió a Putin que retire sus tropas de las bases de Crimea  [la Casa Blanca, por cierto, difundió esta imagen del presidente estadounidense en el Despacho Oval]:

obama_rusia--644x362

Por su parte, el mandatario ruso dejó claro que si la violencia se extiende hacia el este de Ucrania y la región de Crimea, Moscú se reserva el derecho a defender sus intereses.  La declaración de Putin habla de “proteger los intereses de los ciudadanos y de los compatriotas rusos”, pero sobre la mesa está el temor de que Moscú planee una anexión a gran escala de Crimea, con su población de etnia rusa mayoría, y su base naval.

El viernes, Obama advirtió a Rusia de los costes de traspasar líneas rojas sobre Ucrania. Así, consideró que la entrada de tropas rusas en territorio ucraniano “viola la ley internacional, incluidas las obligaciones de Rusia bajo la Carta de las Naciones Unidas y el acuerdo de 1997 con Ucrania sobre las bases militares” y es “inconsistente con el Memorando de Budapest de 1994 y el Acta Final de Helsinki”.

Es notable el cambio de discurso del presidente de EEUU que, hace un mes, en la cumbre de América del Norte celebrada en México, lanzó un mensaje para contrarrestar los cantos épicos a favor de una cierta recuperación de la imagen de Rusia como el ogro de un bloque opositor al estadounidense: “Nuestro enfoque como los EEUU no es ver esto como algo de tablero de ajedrez de la Guerra Fría en la que estamos en competencia con Rusia“.

Más mensajes a Moscú:

  • El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, avisó de que Rusia podría perder su lugar en el G8 por su “increíble acto de agresión” en Ucrania, que califició como “una acción del siglo XIX en el siglo XXI”. Por ahora, EEUU, Canadá, Reino Unido y Francia han anunciado que no acudirán al próximo encuentro del G8, que está previsto que se celebre este mes de junio en Sochi.
  • La OTAN convocó una reunión de urgencia este domingo. Su secretario general, Anders Fogh Rasmussen, aseguró que Rusia tiene que “rebajar el nivel de las tensiones” urgentemente e indicó que las actividades militares rusas en Crimea amenazan la paz y la estabilidad en Europa. Tras ocho horas de reunión, demandó que Rusia respete la integridad territorial de Ucrania y retire sus tropas del país, porque eso “viola las normas internacionales”.
  • El Gobierno italiano se unió a la “apremiante petición de la Comunidad Internacional” de que se respete la integridad territorial de Ucrania e instó a Rusia a evitar acciones que conlleven “un agravamiento de la crisis” y a “perseguir sus objetivos por medio del diálogo”.
  • El ministro alemán de AAEE, Frank-Walter Steinmeier, abogó por el diálogo entre las autoridades de Kiev y de Moscú para buscar una salida a la crisis. También rechazó la posibilidad de castigar a Rusia “sacrificando” el G8, el “único foro de diálogo” directo de occidente con ese país.
  • Angela Merkel y Vladimir Putin hablaron este domingo sobre la escalada de tensión. Según el Kremlin, el presidente ruso habría defendido las actuaciones de los últimos días: “En respuesta a la preocupación expresada por Merkel durante la llamada por los acontecimientos de Crimea y Ucrania en general, Putin ha destacado la constante amenaza de violencia de las fuerzas ultranacionalistas que pone en peligro la vida y los intereses legítimos de los ciudadanos rusos y de toda la población rusa”. Berlín hizo público que Putin ha aceptado el envío de una “misión de investigación”, posiblemente liderada por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), para iniciar un diálogo político.
  • Francia se mostró “preocupada” ante el movimiento de tropas rusas  e insistió en promover una solución política que preserve “la integridad territorial y la soberanía” de Ucrania.

Un vistazo a este mapa [cortesía de @AdriRodrigo81] refleja claramente por qué estos son algunos de los actores europeos más visibles en esta crisis:

Ucrania

Mientras, nos movemos entre la retórica belicista [que suelen representar los halcones de la Administración de EEUU y de sus socios europeos más proclives al intervencionismo] y las tesis más interesadas en el multilateralismo, la negociación y la intervención como segundo recurso. He aquí un par de ejemplos:

  • Recomendaciones del almirante James Stavridis sobre el papel que debe jugar la OTAN, a la que insta a moverse para lanzar una señal a Moscú [tras la inhibición de la guerra de Georgia]. Destaca: el asesoramiento de las fuerzas armadas ucranianas para preparar y posicionarse en el caso de nuevos conflictos con Rusia; desarrollo de planes de contingencia para reaccionar a la invasión a gran escala de Ucrania y de una invasión parcial probable de Crimea; poner en estado de máxima alerta a una fuerza de Respuesta de 25000 hombres; o activar a las fuerzas marítimas de la OTAN en el Mar Negro.
  • Más realistas -y asumibles- parecen las conclusiones a las que llega Zack Beauchamp: La situación de Ucrania debe ser considerada como de Derecho internacional, de protección de la soberanía nacional y de la democracia y no como un nuevo capítulo de una revisitada Guerra Fría. Los motivos, el efecto que en términos de aislamiento económico y diplomático puede sufrir un país que muestre una ofensiva militar agresiva en un mundo más proclive a las muestras del poder blando sobre el que teorizó Joseph Nye (aunque el objetivo sea el mismo).

Unos y otros tratan de evitar la madre del cordero que explica por qué Ucrania, y Europa, se empeñan en ser piezas centrales del tablero mundial a pesar del desinterés de EEUU: el poder ruso, la necesidad de Europa de asegurarse el suministro energético, la importancia de Sebastopol en la geopolítica rusa (y occidental) y la necesidad de Moscú de responder ante lo que considera líneas rojas en su zona de influencia.

Eso salvo que lo que la tensión que graciosamente nos han vendido en los últimos tres meses sólo forme parte de un teatro con dos ejes, como profetizó proyectó @Barahona: Satisfacción rusa, con Crimea funcionando como un protectorado ruso con autonomía plena; y satisfacción occidental, con garantía de suministro energético a través de un país equilibrando sus dos almas. Y con Alemania emergiendo como el actor que hizo posible la cristalización del acuerdo.

CODA. Mención especial merece el ardor guerrero que parece haber atacado a los periódicos españoles, los que se prestan a llevar las portadas más sensacionalistas, con permiso de los creadores del género, los británicos. Con un día de retraso, recogemos también las primeras planas de la prensa rusa:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Alemania, EEUU, Francia, Italia, Obama, Rusia, Ucrania, UE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Ucrania: El control de Crimea eleva la tensión

  1. Pingback: Los sondeos confirman la división de Ucrania | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .