Los sondeos confirman la división de Ucrania

El sondeo de Gallup no es el único que muestra la división de Ucrania entre lo que ha dado por llamar el alma europeísta y el alma eslava. De acuerdo a un sondeo realizado por GFK -y encargado por la plataforma Avaaz- el 52.1% de los ciudadanos de Ucrania prefiere un país “igualmente alineado” con Europa y Rusia. Sin embargo, las diferencias son abismales cuando analizamos el detalle.

El trabajo de campo, a partir de 2000 entrevistas realizadas en distintas zonas geográficas del país entre los días 6 y 9 de marzo, recoge cómo el 81% de la población se manifiesta en contra del depuesto presidente, Víktor Yanukovich, aunque con una diferencia de 27 puntos entre las regiones del este del país (más cercanas a los postulados del Partido de las Regiones) y las situadas al oeste, más cercanas a la UE y donde Svoboda mantiene una fuerza relevante.

CapturaEncuestaUcrania

También resulta interesante comprobar algo que se ha repetido a lo largo de toda la protesta del Euromaidán: la importancia de Kiev como punta de lanza de la movilización contra Yanukovich. En el sondeo se recoge un apoyo abrumador de la ciudadanía a la expulsión del presidente electo 22 puntos más que al sur, otra de las regiones que pasaban por estar controladas por el partido del presidente.

El 60.57% de la población entiende que el régimen que nació tras desalojar del poder al PR goza de legitimidad democrática, porcentaje que se acerca al 80% entre las regiones del oeste, norte y centro del país y en Kiev (77%). En el resto de zonas del país (este y sur), el 50% entiende que el actual Gobierno no es legítimo.

CapturaEncuestaUcrania2

En este punto, resulta interesante comprobar los datos de la encuesta en Crimea, donde el 53.7% se manifiesta a favor de Yanukovich y el 75% entiende que el régimen de Kiev no es legítimo. Así, el 60.6% mantiene que la reacción de Rusia está justificada frente al 80.4% de la población de Ucrania que se manifiestas en sentido contrario. Este porcentaje cae al 59.6% en las regiones sur del país y al 60.6% en las del este. En el resto de regiones, el clamor contra la reacción de Moscú roza el 85% (88.4% en las regiones del oeste).

Una vez activada la crisis de Crimea, los datos son claros. El 62.04% de los ciudadanos crimeos mantiene que la solución de la crisis pasa por la celebración el referéndum, porcentaje que cae al 45.8% entre los ciudadanos del resto del país, que se muestran más proclives a la celebración de una conferencia internacional (50.5%):

CapturaEncuestaCrimea

En cuanto al papel de las potencias internacionales, llaman la atención las diferencias en función del territorio. El 53.3% de los ciudadanos de Crimea consideran que ni EEUU ni la UE deberían intervenir en lo que ocurra en esta Península, opinión que no comparte la ciudadanía del resto del país: el 50.36% pide que se apliquen sanciones contra Rusia si Moscú no retira sus tropas de Crimea y el 44.9% demanda que se inste a Putin a entrar en la vía diplomática. Como siempre, las regiones más proclives a la mano dura con Rusia son las del oeste (69.8%), norte (65.7%) y centro (62.1%) del país, con un 68% de ciudadanos de Kiev que demandan esta opción. Destaca que 1 de cada 3 ciudadanos del este y del sur del país pida que la UE y EEUU se inhiban de intervenir:

CapturaEncuestaUcrania3

El 47.8%  de ciudadanos de Ucrania solicita que la ONU envíe observadores internacionales a Crimea para vigilar el desarrollo del referéndum de este domingo (47.2% se muestra en contra). En el caso de Crimea, el 68.6% rechaza el envío de observadores a la Península.

En cuanto al futuro del país, el 48.09% apuesta por una mayor cercanía con la UE, con un 26.2% que demanda dirigir la vista a Rusia y un significativo 20.6% que rechaza ambos acercamientos.  De nuevo, comprobamos los porcentajes de las regiones más proclives al acercamiento con la UE (con especial relevancia en torno al 76.9% de ciudadanos del oeste del país que apuesta por esta alianza) frente al 47.1% de los ciudadanos del sur (o el 43% de los del este), que reclaman profundizar en el acuerdo de asociación que ofreció Moscú a Kiev y del que forman parte Bielorruia y Kazajastán, entre otros:

CapturaEncuestaUcrania4

Si nos fijamos en los datos de Crimea, comprenderemos perfectamente por qué llevamos más de dos semanas hablando de esta región y de las posibilidades de que decidan anexionarse a la Federación Rusa. Allí, el 65.4% apuesta por profundizar la relación con Rusia y sus vecinos, opinión mayoritaria, por cierto, entre los mayores de 56 años (y, por lo tanto, los que vivieron el poderío soviético):

CapturaEncuestaCrimea2

Sin embargo, cuando se pregunta a más largo plazo, los porcentajes varían: el 52.1% de los ucranianos pide mantener la distancia entre Rusia y la UE, con un 29.3% que apuesta por una mayor cercanía con la UE y un 4.3% que se inclina por Rusia. En esta ocasión, llaman la atención ciertas diferencias territoriales: Como siempre, las regiones del este y sur del país se muestran mayoritariamente a favor de mantener la equidistancia en relación a ambos bloques, opinión que también se comparte mayoritariamente en Kiev (55.04%). El porcentaje cae casi 15 puntos en el oeste y región central:

CapturaEncuestaUcrania5

En Crimea, estos porcentajes cambian: el 45.8% se pronuncia a favor de mantener la equidistancia frente a un 41.7% que pide más cercanía con Rusia.

El sondeo también pregunta por la decisión del Parlamento por suprimir el ruso como lengua cooficial en las regiones en las que se equiparaba al ucraniano. Así, el 68.91% de los ciudadanos en Crimea se manifiesta en contra de esta decisión, dato que desciende 20 puntos (48.46%) en el país, donde el 43.5% se pronuncia a favor de esta supresión [mayoritaria en el oeste, sur y región central]:

CapturaEncuestaUcrania6

En cuanto al apoyo que recibe Svoboda (formación ultranacionalista) y el Pravy Sektor (una escisión de Svoboda y que hoy se presenta como una formación nazi), las diferencias también son notables y muestran claramente dónde tiene cada uno a sus audiencias. En el país, el 38.4% de la población en Ucrania se muestra a favor de sus postulados frente a un 50.04% que se pronuncia en contra.  Sin embargo, por regiones, estas dos formaciones son fuertes en el oeste (63.4%) y norte del país (55.06%), con un 49.3% de apoyo en Kiev y el 48.9% en la región central del país. En cambio, en el este y sur del país, el porcentaje de rechazo llega al 63.2% y al 57% de la población:

CapturaEncuestaUcrania7

En Crimea, el porcentaje de los contrarios a estos postulados es 30 puntos superior (80.4%) a la media del país, lo que explica el desconcierto ante el proceso planteado en la Península, enclave fundamental para Moscú en el control del Mediterráneo.

Tras la marcha de Yanukovich, el país muestra una imagen de pacificación, a la espera de lo que haga la comunidad internacional en términos políticos y, sobre todo, económicos. Desde hace tres semanas, la aparente tranquilidad sólo se ha visto alterada por la consulta en Crimea y por las manifestaciones que se registran, sobre todo, en el este del país. No ocurre por casualidad.

En los últimos días, la tensión en esta zona ha ido aumentando entre grupos partidarios de obedecer el poder que emana de Kiev y los que se pronuncian a favor de un mayor acercamiento a Rusia. En Donetsk, un enfrentamiento causó el jueves la muerte de una persona y heridas a otras diez:

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Rusia, Sondeos, Ucrania, UE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .