El Gobierno se empeña en fabricar independentistas

Tras semanas de despropósitos en torno al encaje de Cataluña en España, la entrega del CEO confirma que los trabajos de propaganda desde Moncloa están consiguiendo, precisamente, aumentar el sentimiento independentista en Cataluña.

El barómetro, a partir de 1600 entrevistas realizadas entre los días 4 y 17 de diciembre, confirma que el 74% de los catalanes no está satisfechos con el trato que se le dispensa en el conjunto del Estado español, con un 76.5% que mantiene que el Parlament debería tener más competencias para decidir sobre el futuro de los catalanes.

Así, el 74% mantiene que los catalanes deberían votar su futuro político en un referéndum, con un resultado que tampoco deja lugar a las dudas: 6 de cada 10 votaría a favor de que Cataluña fuera un Estado independiente en el conjunto de la UE (5.4 puntos más que el resultado que recogía el último barómetro del GESOP para El Periódico y +11.2 respecto al sondeo del CEO de otoño). El 87.3% aceptaría el resultado de la consulta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las explicaciones ante este aumento del malestar de Cataluña respecto al trato que recibe del resto de España y que, desde hace cuatro años [tras la sentencia del TC sobre el Estatut], se traduce en un aumento del sentimiento independentista  podrían ser:

  • El protagonismo de José Manuel García Margallo, responsable de la diplomacia española, como único responsable del Gobierno que realiza valoraciones de lo que se denomina el “problema catalán”, con permiso de los lugares comunes reiterados que pronuncia la vicepresidenta del Gobierno en las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros. Si Moncloa quieren enviar una señal al exterior, nada mejor que hacer que el responsable de la acción exterior española dirima en el conflicto.
  • Hace meses, el Ministerio de AAEE envío un documento a las embajadas españolas en todo el mundo con un argumentario crítico con el proceso soberanista,  el mejor ejemplo de la intención de Moncloa de frenar la internacionalización del conflicto
  • Hace una semana, se supo que el departamento que dirige José Manuel García Margallo ha elaborado un nuevo documento en el que se recoge que la independencia de Cataluña supondría una caída del 20% de su PIB,  deslocalización de empresas, pérdida de fondos europeos y escalada de la deuda hasta el 75% de su PIB. Como viene repitiendo el Gobierno, la independencia de Cataluña supondría la salida “inmediata” de la UE. Otras consecuencias: Caída del turismo (por cada 100.000 turistas españoles que dejen de ir a Cataluña, sus ingresos por turismo se reducirían en 15,5 millones de euros), salida de la zona euro, imposibilidad de los bancos catalanes de recurrir al BCE (y al MEDE) pérdidas de fondos europeos y creación de una estructura administrativa más fuerte.
  • El Gobierno ha aprovechado la coyuntura abierta con el referéndum de Crimea para equiparar ese proceso con el de Cataluña. De nuevo, Margallo ha sido el artífice del argumento contra la deriva internacional del proceso. El ministro de AAEE el paralelismo entre Cataluña y Crimea ‘es absoluto’: “Nadie puede en Derecho Internacional reconocer el referendo que hubo este domingo en Crimea, fuese cual fuese el resultado, porque viola la Constitución y por tanto el paralelismo (con el referendo catalán) es absoluto”.

Como recuerda Isaac Rosa: “La última, ayer mismo, cuando el ministro aseguró que hay un paralelismo absoluto entre el referéndum de Crimea y la consulta catalana. No un cierto parecido, eh, sino un “paralelismo absoluto”. No hay más que ver las similitudes históricas entre Cataluña y Crimea, entre España y Ucrania, entre Rusia y no sabemos qué potencia fronteriza con Cataluña, o entre un referéndum a toda prisa y bajo ocupación extranjera, y una consulta pacífica que busca encaje legal”.

Parece que hay quien sigue haciendo electoralismo con asuntos que deberían formar parte del catálogo de asuntos de Estado, con el consiguiente aplauso de buena parte de la prensa editada en Madrid, que asiente sin rubor a comprar el argumento del Gobierno de que Cataluña es Crimea. Luego habrá quien se sorprenda con resultados como el que arroja el CEO y otros sondeos realizados en Cataluña:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Cataluña, Modelo territorial, Nacionalismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .