TVE se fija en los antisistema: Propaganda vs. información

El jueves, 27 de marzo, en una muestra más de cómo el Gobierno usa los medios de comuniación como plataforma para difundir sus mensajes, TVE emitió en un reportaje en el Telediario 1 para enmarcar a lo que llaman “grupos antisistema”, a los que se responsabiliza de los disturbios con los que concluyeron las Marchas por la dignidad en Madrid el pasado 22 de marzo.

La pieza, elaborada por Xaquín López, traslada la versión de los grupos antisistema que maneja la policía, única fuente que maneja el periodista del ente público en una nueva confirmación de que muchos compañeros han olvidado alguna de las reglas básicas del ejercicio del periodismo que enseñan en la facultad: manejo de fuentes e intentar dar cabida al máximo número posible de ellos en las piezas informativas para aportar una imagen equilibrada y lo más neutral posible del hecho informativo.

Ésta fue la pieza, que comenzó con la entradilla de la presentadora del TD1, Pilar García-Muñiz, que no aparece recogido en el vídeo que insertamos: “Las fuerzas de seguridad alertan sobre la actitud cada día más violenta de grupos radicales que aparecen tras las protestas ciudadanas. Dicen que la coordinación entre ellos es puntual”:

De acuerdo a las tesis que traslada TVE, la ciudadanía debe comenzar a sospechar de cada joven con el que se cruce por la calle y vista ropa oscura o deportiva, que tenga capucha (muy común en sudaderas y abrigos), y que exhiba una prenda tan extraña como una mochila. El propio portavoz del SUP cita abiertamente el “pañuelo palestino”, habitual entre estudiantes de enseñanzas secundarias y superior desde hace años, sin que eso implique un activismo político por parte de la persona que lo porta.

El periodista alerta sobre el peligro de estos grupos, que, según ellos, actúan descoordinados a pesar de que se mantienen en contacto a través de las redes sociales “encriptadas” [quizás un guiño para que el Gobierno se plantee emular al primer ministro turco y bloquee el acceso a Twitter] y repasa el ideario de estos grupos, que se resume en: “Odio al capitalismo, y la falta de respeto por la convivencia pacífica. Ponen en práctica métodos de guerrilla urbana y utilizan los actos masivos en la calle como laboratorio para ensayar nuevas estrategias (…). La policía es su objetivo número 1, porque defienden el sistema que ellos atacan, pero en su diana están los bancos y las multinacionales, como emblemas del capitalismo”.

El ridículo de esta pieza, que sigue los postulados defendidos por el anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana enmendado por unanimidad por el CGPJ, que fue tan evidente que TVE no lo incluyó en su informativo nocturno. Sin embargo, el objetivo está cumplido: Mediante la exhibición de una realidad que los medios de comunicación llevan casi una semana abordando, se pone el foco en un riesgo de estallido social que requeriría, según estas tesis, de acción. Ahí está el debate sobre lo que supondría un recorte del derecho a la manifestación o el propio contenido de la LSC que defendió el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Periodismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .