Portugal celebra los 40 años de su mito fundacional

Tal día como hoy, hace 40 años, la emisión de la canción “Grândola, Vila Morena”, de Zeca Afonso, en una emisora de radio dio el pistoletazo de salida a la descomposición de la dictadura de António de Oliveira Salazar en Portugal, en el poder desde 1926, y uno de los regímenes autoritarios más longevos del sur de Europa, surgidos al calor de la influencia del fascismo italiano.

La Revolución de los Claveles, comandada por los jóvenes capitanes del Ejército, críticos con las guerras coloniales con las que Lisboa trataba de mantener su imperio, fue el punto de partida de un camino que llevó a Portugal hacia la democracia. El proceso iniciado en el país vecino, unido a la descomposición de la dictadura griega y la española, llenó de contenido la tercera ola de democratización sobre la que escribió el politólogo estadounidense Samuel Huntington, más conocido por su teoría del “choque de las civilizaciones” y, en los últimos años de su vida, por la reflexión crítica sobre la apertura de EEUU a la inmigración latinoamericana.

La conmemoración llega cuando Portugal afronta su tercer año de intervención, tras pedir un rescate por valor de 78.000 millones de euros, con señales de recuperación económica que también reconoció la Troika. Tras la última visita de delegados del BCE, el FMI y la CE, la institución instó a Lisboa a seguir por la senda emprendida y que se traduce en ajustes, recortes del gasto público y reducción del déficit: “La recuperación sigue siendo frágil, y es probable que el exceso de deuda pública y privada pese sobre las perspectivas a medio plazo, mientras que la necesaria transición de un modelo de crecimiento basado en la demanda interna a una expansión impulsada por las exportaciones sigue siendo un reto”.

No es casualidad que “Grândola, Vila Morena” se haya convertido en uno de los himnos de la movilización ciudadana contra los planes de la Troika, en un país poco acostumbrado a las grandes movilizaciones. En esta misma línea, con el PS desputando como la primera opción política entre los ciudadanos según los sondeos, el histórico dirigente socialista, Mário Soares, consideró que hay similitudes entre la situación que se vivía en Portugal en 1974, antes del levantamiento militar del 25 de abril, y la de la grave crisis que hoy azota el país, y advirtió: “Estamos caminando hacia una dictadura” de tipo económico. “Todo ha desaparecido en Portugal, lo vendieron todo y no se sabe ni para qué”.

Algunos de los motivos que abundan en esta afirmación:

  • Portugal afronta una tasa de paro del 15%, 3 puntos más que la registrada antes de la petición de rescate
  • Se prevé que la economía lusa crezca un 1.2% este año. Portugal fue el país de los rescatados por la Troika (y ahí incluimos a España) que más creció en el último tramo de 2013
  • En 2012, 120.000 personas abandonaron el país por motivos económicos. Estas tasas de emigración no se producían desde la década de los años 60. Según Manuel Loff, historiador citado por Zoomnews: “entre 1968 y 1973 salieron de Portugal unas 120.000 personas, desde 2010 “se están batiendo récords de emigración” ya que se han marchado entre 150.000 y 200.000 personas”.
  • Además de la pérdida de población activa, Portugal afronta una caída directa de su tasa de natalidad, consecuencia directa de la crisis. En 2007, la tasa de natalidad se situaba en el 9,70‰ (1.35 hijos por cada mujer). En 2012, esta tasa cayó al 8,50‰ (1.28 hijos/mujer)
  • Según datos de 2012, la pobreza alcanzó al 21.8 % de la población, unos 2.3 millones de personas. Además del hundimiento de la economía y del aumento del paro el avance de la pobreza se explica por la aplicación de medidas de recorte del gasto público, que aún no han cesado. El sueldo de los funcionarios y de los pensionistas están en el punto de mira del Ejecutivo conservador.
  • La deuda pública portuguesa cerró 2013 en el 129% del PIB, +60.6 puntos respecto al porcentaje de 2007. Su déficit se situó en el 4.90% del PIB [en 2010 alcanzó la cifra de 10%]

PortugalSegún un sondeo publicado hace unos días por Diário de Notícias, el 83% de los portugueses se mostraba poco o nada satisfecho con el funcionamiento de la democracia en su país, +7 puntos respecto a hace 13 años, y el 60% asegura que vive peor que durante la dictadura militar.

Hoy, 40 años después de la Revolución de los claveles, que puso fin a la figura del Estado Novo configurado en la Constitución de 1933 [y que se definió como un régimen nacionalista corporativo con amplios poderes conferidos al ejecutivo en el control del Estado], sus protagonistas critican también la deriva del Gobierno de Passos Coelho. Vasco Lourenco, líder junto a Saraiva de Carvalho de la revolución, no ha escondido su malestar: “Siento una gran desilusión, no creo en los políticos de hoy. Actúan como si fuesen los herederos de los que perdieron”. Él y otros de aquellos jóvenes capitanes se han negado a participar en el homenaje del Parlamento luso. El motivo, la negativa a darles la palabra.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Portugal, UE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Portugal celebra los 40 años de su mito fundacional

  1. Pingback: Portugal se prepara para el relevo socialista | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.