España, país aconfesional, y otros animales mitológicos

Tras siglos de mezcla de la teoría de las dos espadas de San Agustín, el art. 16 de la CE abrió la puerta hacia el carácter aconfesional del Estado, dando por hecho que la práctica religiosa forma parte de la esfera privada del individuo, máxime cuando se trata de cargos políticos que representan al conjunto de la ciudadanía:

CE

Este principio contradice la práctica diaria, con preminencia del catolicismo por vía directa, con funerales de Estado católicos (en aras de las raíces culturales y antropológicas europeas y españolas en particular) e indirecta (a través de la subvención de esa confesión vía impuestos, en su vertiente educativa -buena parte de la educación concertada a la que se está privilegiando en el cambio de modelo tiene raíces católicas-, cultural -Semana Santa y otras fiestas de guradar- y en obra social, a través de ONG).

Con frecuencia, la aconfesionalidad del Estado se vulnera a través de la práctica institucional, con la presencia del crucifijo en la toma de posesión de cargos políticos civiles, en los funerales de Estado o con la tendencia a reafirmar las relaciones entre el Estado español y el Vaticano, situación que se profundiza cuando en La Moncloa gobiernan partidos conservadores.

Este fin de semana, Roma fue escenario de la canonización de dos papas (Juan XXIII y Juan Pablo II) y España echó el resto: a la ceremonia acudieron los reyes y hasta cuatro ministros del Ejecutivo de Mariano Rajoy con sus respectivas parejas (José Manuel García-Margallo, titular de AAEE; Alberto Ruiz-Gallardón, ministro de Justicia; Jorge Fernández-Díaz, ministro de Interior; y Pedro Morenés, ministro de Defensa), una reafirmación de sus principios morales cristianos compatibles con noticias más o menos reconocidas de infidelidad o de abandono de la práctica cristiana de atención a los más desfavorecidos gracias a una política de recortes sociales.

Acorde al boato vaticano, los medios de comunicación españoles también se subieron a la ola de las beatificaciones mostrando, de paso, que la pluralidad informativa comienza a ser un animal mitológico. Éstas son las portadas con las que abren hoy los diarios de información general, algunos considerados hasta hace no mucho como periódicos de referencia en habla hispana:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ésta fue la cobertura de los informativos de las cadenas de televisión de información generalista, que optaron, en su gran mayoría, por relegar los contenidos informativos (precampaña de las elecciones al PE, tensión en Ucrania o sucesos varios) a un lugar secundario de la escaleta para recrearse en las bondades de los papas santificados por el Papa Francisco:

Aconfesional

En esta ocasión, hemos prescindido de la presencia de la información en los sumarios y titulares de los informativos, que contuvieron, todos, conexiones en directo desde Roma. Para hacernos un mejor retrato de las dosis de aconfesionalidad del Estado que vivimos este fin de semana en los medios españoles -algunos directamente vinculados a grupos de la Iglesia católica como Opus Dei-, hemos destacado el inicio de la cobertura y la duración de la misma, medida en minutos.

Así, podemos ver cómo Antena 3 y Tele 5 echaron el resto el domingo, con más de 14 minutos de propaganda católica en sus informativos del mediodía. Por su parte, La Sexta, a pesar de pertenecer a Planeta, tiene un target de audiencia muy específico que explica la menor cobertura que se dio al evento.

Mención aparte merece TVE, la cadena pública que financian también creyentes de otras religiones, agnósticos, ateos y, en general, partidarios de que la religión quede en la esfera privada, que desplegó en Roma a uno de sus presentadores de fin de semana que acompañó a la corresponsal de la cadena en Roma y a un grupo de enviados especiales que llenaron el Telediario de mensajes de católicos practicantes.

Sobra decir que apenas se escucharon voces críticas ni a los fastos ni a los canonizados, particularmente Juan Pablo II, artífice de la crítica a la Teología de la Liberación y a quien le estallaron en las manos los casos de curas pederastas. El Papa más mediático hasta Francisco, tiene en su haber el papel de la Iglesia en el inicio de la guerra de Yugoslavia o en la extensión del sida gracias a su condena del uso del preservativo.

CODA. La nefasta salud del periodismo español, que va más allá de que en la portada de El País se colara una errata (Exclavitud en lugar de esclavitud) en su primera edición dominical, no sólo se plasma en las portadas con la que la prensa se presenta este lunes. El sábado también tuvo su momento de gloria al llevar a la primera plana el fallecimiento de Tito Villanova, primer entrenador del FC Barcelona tras la marcha de Guardiola, cuya hoja de servicios es haber contribuido a los éxitos deportivos de un club deportivo en en punto de mira por sus problemas con el Fisco:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en Periodismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.