Celeste Tel: 6 de cada 10 votantes optarán por PP y PSOE

Entrega mensual del barómetro de Celeste-Tel que vuelve a situar al PP como la formación más votada con el 32.3% de los votos, -12.3 puntos respecto a 2011 y +0.3 respecto al barómetro de hace un mes,  y 139-149 diputados, seguido por el PSOE, que apenas gana un punto respecto al resultado obtenido en los últimos comicios generales; aun así, ganaría entre 5 y 8 escaños, en buena medida gracias al nivel de participación, que cae al 57.4% (-15.9 puntos respecto al 20 de noviembre).

CapturaCelesteTel

IU experimenta uno de los éxitos de la temporada al pasar del 6.9% de representación a un 12.5% y entre 15 y 17 escaños más.Algo similar ocurre con UPyD, que gana casi 3 puntos y hasta 9 diputados. Otros datos curiosos son la pérdida de votos de CiU (de 16 a 11 diputados); las ganancias de PNV (gana un diputado); o el incremento de ERC (de 3 a 7 escaños) y de Compromis (de 2 a 4 escaños). También destaca la entrada en las Cortes de C’s (con 3-4 diputados), de la CUP (con 2) y de Equo (1).

Por edades, la abstención es la opción preferida de todos los segmentos, aunque más acuciada entre los jóvenes (49.5%); la siguiente opción sería “resto” (Amaiur, Equo, Compromís, ERC, etc). Los situados entre 31 y 44 años se abstendrán en un 42.1%; entre los votarán, lo harán por el PSOE (15.5%) y por el PP (13.8%). La franja de edad de 45 a 64 años es la que más participaría en las elecciones (6 de cada 10 lo hará) y votará preferiblement por el PP (19%). Los mayores de 65 años también serán los más proclives a votar y lo hará por el PP (que sacaría 9 puntos al PSOE en este segmento de población).

Celeste4

El desarrollo de la legislatura confirma una de las dinámicas más habituales en los trabajos demoscópicos: la cercanía de los periodos electorales activa al electorado políticamente con la intención de acudir a las urnas. Este gráfico, con la evolución del dato de abstención, muestra visualmente cuál ha sido la evolución de este dato: con los mayores índices de abstención en abril de 2013, en pleno escándalo del caso Bárcenas, en buena medida por la intención del electorado del PP por abstenerse de participar en un hipotético proceso electoral (caía en 20.7 puntos los partidarios de volver a repetir estas siglas):

Celeste3

El dato de participación se relaciona también con el grado de fidelidad del voto entre las formaciones, con una conclusión clara: tras meses de desafección entre los votantes de PP y PSOE, ambos partidos comienzan a recuperar las simpatías de su base social y ya superan con amplitud el 60% del apoyo entre los mismos que les dieron su voto en 2011.

Así, IU vuelve a ser la formación que mejor dato recibe enter los suyos: el 73.1% volvería a votar por sus siglas, con un 20.1% que optaría por la abstención y un 3.5% que votaría PSOE. El PSOE recibe el apoyo de 7 de cada 10 votantes de 2011, con un 19.7% que se abstendría y un 8-3% que optaría por IU. En el caso del PP, mantiene la fidelidad del 61.7% de su electorado: el 27.5% se abstendrá y el 4.3% votará por UPyD.

Y todo ello se produce pese a constatar que no calan los mensajes de recuperación económica activados por el Gobierno: el 86.4% no cree que la economía vaya mejor (algo que sí comparte el 11.3% de los ciudadanos).

Según el barómetro, a partir de 1100 entrevistas realizadas entre los días 1-4 y 7 de abril, el PSOE es el partido que más simpatía recibe entre los votantes (20.1%) aunque cae 8 puntos en relación al recuerdo de voto. El PP recibe la simpatía del 17.4% y cae hasta 20 puntos entre los que reconocen haberle votado en 2011. Por su parte, IU recibe un 9.2% de simpatía (efecto recuerdo: 5.7%) mientras que UPYD recibe un porcentaje de simpatía similar al porcentaje de votos recibidos el 20N: 4.3%.

Consideraciones

  • Celeste Tel lleva meses dibujando el mismo escenario: el PSOE obtendría hoy el mismo resultado que en 2011 (por lo que no ha podido capitalizar el descontento ante las políticas puestas en marcha por el PP) y no aprovecha el desplome del PP, que se deja más de 12 puntos en intención de voto.
  • Esta pérdida de votos se traducen en dos circunstancias: en el aumento del abstención y en el voto a fuerzas minoritarias, que no logran emerger como alternativa pero sí serán fundamentales en la conformación de los gobiernos futuros. Es el caso de IU, que roza los 30 diputados, y de UPyD, que en apenas seis años de historia lograría 12 diputados y se convierte en el foco de atracción de votantes del PP descontentos.
  • Lectura distinta ofrecen los resultados de las otras formaciones a nivel autonómico: ERC confirma que vive un momento dulce a diferencia de CiU, que se deja hasta 5 diputados. En Euskadi, Amaiur ganaría a PNV (su crecimiento se produce, seguramente, por la pérdida de votos del PSE) y el Parlamento, en general, se fragmenta: además del aumento del poder de fuerzas como Compromís (con lectura en la Comunidad Valenciana), entran nuevos partidos como C’s, Equo y la CUP, que hace pensar en una fragmentación del espacio ideológico ubicado en el centroizquierda español.
  • En un país acostumbrado a gobiernos mayoritarios (recordemos qeu ha habido mayorías absolutas en cuatro legislaturas), el escenario que se abre nos asemeja a Grecia y a Italia, con un desplome del bipartidismo que sólo convence a 6 de cada 10 votantes. Aun así, se nota cierta recuperación de las bases electorales de socialistas y poopulares, una tendencia que, seguramente, irá a más según se acerquen las elecciones municipales y autonómicas (mayo 2015) y generales (otoño de 2015).
  • Desde el inicio de este blog hemos hecho hincapié en el efecto que causa nuestra Ley electoral (LOREG), uno de los caballos de batalla de los sectores m´sa crítico con la evolución de la representación política española.Hemos hablado de un sesgo mayoritario, en buena medida por la elecció de la provincia como circunscripción, a pesar de que en teoría la Ley D’hondt es un sistema proporcional de reparto de votos en escaños. Celeste Tel hace este mes un intento por aclarar aún más este principio y muestra cuánto le cuesta a cada formación conseguir representación. Éste es el resultado, que busca, sobre todo, garantizar la estabilidad y la gobernabilidad del país

Celeste2

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en IU, PP, PSOE, Sondeos, UPyD. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Celeste Tel: 6 de cada 10 votantes optarán por PP y PSOE

  1. Pingback: Las empresas demoscópicas se rinden al ‘efecto Podemos’ | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.