Ucrania juguetea con el abismo

El jueves, el Gobierno de Kiev lanzó una operación militar para recuperar el control de las ciudades Slavianks, Mariupul, Kramatorsk y Konstantinovka, de mayoría prorrusa y, junto a Donestk y Luhansk, epicentros de la oposición a los planes impulsados por el gobierno interino de  Arseni Yatseniuk, en el poder desde la marcha de Víktor Yanunovich y con la aquiescencia de Occidente.

Como señalan Javier Morales y Rubén Ruiz Ramas estamos ante la respuesta hacia las decisiones del gobierno interino -que han contribuido a la polarización social del país-, ante la apertura de una estructura de oportunidad política para los rebeldes prorrusos en el este, y, sobre todo, ante la debilidad del Estado, que es la que hace posible que esa oportunidad se pueda convertir en una realidad.

Durante la operación, se habrían registrado siete muertes, todas de simpatizantes prorrusos, y la explicación de Kiev fue la siguiente: “En la madrugada del 2 de mayo, en la zona de Slaviansk de la región de Donetsk, fueron abatidos dos helicópteros Mi-24 de las Fuerzas Armadas de Ucrania, que realizaban patrullas aéreas. Como resultado de los disparos, dos militares murieron y varios fueron heridos de diversa consideración”.

El objetivo de la operación es dificultar en la medida de lo posible la celebración del referéndum que, el próximo 11 de mayo, y apenas dos semanas de las elecciones presidenciales que acabará con la interinidad ucraniana, servirá para decidir el estatus de estas provincias. El temor a que se repita el resultado registrado en Crimea (aunque es improbable que se logre una unanimidad comparable a la de la Península) sobrevuela por la mente de todos los que tienen intereses geoestratégicos en la zona. De acuerdo a datos recogidos en Eursanianet.org, que cita una encuesta realizada por el Instituto Internacional de Sociología de Kiev entre el 10-15 de abril, al 28% de los habitantes de la región de Donetsk le gustaría formar parte de Rusia; el 18% apoya la toma de la asamblea regional por las fuerzas prorrusas; y el 72 por% duda de la legitimidad del actual Gobierno en Kiev.

Hace unos días, el FMI liberó un paquete de ayudas por 12.000 millones de euros para evitar la bancarrota de un país que ha visto ya cómo el fin de su relación privilegiada con Moscú se ha traducido en el aumento de los precios del gas procedente de Rusia. Este viernes se celebró en Varsovia una reunión a tres [UE, Rusia y Ucrania] en la que se acordó un precio sobre el gas ruso para Ucrania y evitar así un problema de abastecimiento energético. Ambas partes han aceptado mantener dos nuevas rondas de negociaciones en mayo para discutir un precio “justo”.

El tono empleado por las partes presentes en la reunión se produjo mientras se aumenta el tono sobre la presencia de lo que Kiev califica de “especialistas militares extranjeros” en las ciudades del sur y este del país en ebullición: En el curso de la operación antiterrorista que se lleva a cabo en Slaviansk, un helicóptero militar de las Fuerzas Aéreas ucranianas fue alcanzado por varios misiles. Ello atestigua que en ese territorio actúan especialistas militares extranjeros con alta preparación y no ciudadanos locales pacíficos armados -como alegan las autoridades rusas- con armas tomadas de las tiendas de caza”. No es ninguna sorpresa.

Desde las semanas previas al referéndum de Crimea que decidió la anexión de la península a la Federación Rusa, el Gobierno de Kiev ha activado la maquinaria de la propaganda con un objetivo: denunciar la injerencia de Rusia en los asuntos de Ucrania. La operación lanzada sobre Slavianks no fue una excepción y denota el tono con el que desde la capital de afronta los movimientos que, desde el Euromaidán, se registran en amplias zonas del este y el sur del país. Sin embargo, el suceso más grave estaba por llegar.

El viernes, coincidiendo con la liberación de los inspectores de la OSCE retenidos en Slaviansk, comenzaron a llegar imágenes de incidentes en choques entre manifestantes proucranianos y prorrusos partidarios de la federalización del país. En esos choques, un grupo de manifestantes prorruso se habría escondido en la Casa de los Sindicatos, que comenzó a arder cuando se arrojaron en su interior cócteles molotov. El resultado, 46 prorrusos muertos, la mayoría por asfixia, y acusaciones de que las propias víctimas comenzaron el incendio al lanzar material incendiario.

También hubo fallecidos entre quienes trataron de huir de las llamas saltando por la ventana. Tras lo ocurrido, hubo 130 detenidos, acusados de asaltar la sede del Ministerio del Interior en la ciudad. Este domingo, 67 de los detenidos en los disturbios quedaron en libertad “por exigencia de los manifestantes”. Miles de personas se habían concentrado para pedir su libertad y los recibieron al grito de “Odessa, ciudad rusa”.

Las reacciones a los sucesos de Odessa, los más graves desde los muertos por disparos en la capital de Ucrania en febrero, no se hicieron esperar:

  • El primer ministro lo tuvo claro: desde el comienzo, responsabilizó a la policía local de los 46 fallecimientos: “Si los órganos de seguridad funcionaran, entonces esos terroristas deberían haber sido neutralizados”, aseguró Yatseniuk.
  • Rusia acusó a las autoridades ucranianas de “tener las manos manchadas de sangre”:  “Las autoridades de Kiev no sólo son directos responsables, sino que son cómplices directos de esas acciones criminales. Tienen las manos manchadas de sangre”, afirmó Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.
  •  El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reclamó una “investigación rápida y concluyente” sobre lo ocurrido en Odessa mientras que la inefable jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, pidió a las partes “contención” y una investigación independiente de los hechos: “Las circunstancias que llevaron a la trágica pérdida de vidas humanas debe ahora ser objeto de una investigación independiente y sus responsables puestos en manos de la justicia”, dijo.
  • El ministro de AAEE alemán solicitó la celebración de una nueva conferencia internacional una vez dinamitado el contenido de los Acuerdos de Ginebra con el que se pretendió reconducir la tensión.
  • EEUU fue aun más lejos e instó a Rusia y Ucrania a restablecer el orden. Desde el Departamento de Estado se lanzó un comunicado en estos términos: “La violencia y el caos que han llevado a tantas muertes y heridos sin sentido es inaceptable. Llamamos a ambas partes a trabajar juntas para restablecer la calma, la ley y el orden, y pedimos a las autoridades ucranianas que investiguen lo sucedido y lleven a los responsables ante la Justicia”.

Si los disparos que acabaron la vida de un centenar de personas en el Euromaidán fue el inicio de la caída del régimen de Yanukovich, Yatseniuk se debería haber enfrentado al clamor internacional. Nada de eso ha ocurrido, y si no basta con echar un vistazo a las portadas de los principales diarios de España, EEUU, Alemania, Reino Unido y Francia

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Invitamos a hacer una comparativa con las portadas que estos mismos diarios construyeron para enmarcar los últimos disturbios que Yanukovich gestionó en Kiev como presidente del Gobierno.

CapturaCODA. Según la prensa editada en Kiev, en Donestk se suceden rumores propios de los climas prebélicos que alertan sobre tácticas contra la población civil.

CODA 2. El diario The Washington Post publicó un interesante mapa con los movimientos militares que Ucrania y Rusia han desplegado en la frontera que comparten y en las provincias que aparecen estas semanas como epicentros de la escalada violenta. Es importante tener en cuenta la tendencia ideológica del periódico.

 

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en transición
Esta entrada fue publicada en EEUU, Rusia, Ucrania, UE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .