Irak: Mosul cae en manos del ISIS

 

“La caída de Mosul en manos de ISIS significa que
ha unificado el frente iraquí y sirio

Ibraheem al Sumeide’i, ex asesor de Al Maliki

Hace un mes, Irak celebró elecciones legislativas sin novedades: La coalición chií Estado de Derecho, liderada por el primer ministro, Nuri al Maliki, ganó los comicios al conseguir 92 escaños de los 328 que tiene la Cámara, un resultado que le obliga a buscar alianzas con otras formaciones para optar a un tercer mandato. El movimiento de Muqtada Sadr y el Consejo Supremo Islámico de Irak obtuvieron 57 escaños.

El resultado que obtuvo Al Maliki se relaciona con dos críticas: la acumulación del poder en sus manos y, sobre todo, la espiral de violencia que se mantiene activa en el país [y que sólo en mayo registró 800 muertos] y que se ha recrudecido desde 2013 por acciones que se vinculan precisamente a la acción del primer ministro.

Su decisión de sofocar la movilización, sobre todo en zonas suníes, contra su programa de reformas  sirvió de pistoletazo de salida a la reorganización de la oposición, en clave sectaria, que denuncia discriminación y que terminó en enero con el control de Faluya y en Ramadi, en la provincia de Anbar [aunque con datos antiguos sobre población, conviene tener este mapa en la retina para darse cuenta de lo que significa el control de Nínive y Al-Anbar por parte del ISIL, una situación que hace pensar en una división de facto, otra más, del país]:

map_iraq-prov

Tras cuatro días de combates, el Ejército iraquí reconoció este martes que milicianos del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) controlan Mosul, capital de la provincia de Nínive y considerado punto de entrada de combatientes extranjeros desde Siria. Se trata de la segunda ciudad más importante de Irak, con 1.8 millones de habitantes, situada en el norte del país. Habrían liberado a 1000 prisioneros, 200 de ellos procedentes de una base militar de máxima seguridad.

Según declaraciones de funcionarios recogidas por Reuters, éste es el espíritu: “No podemos ganarles. No podemos. Ellos están bien entrenados en la lucha callejera y no estamos. Necesitamos todo un ejército para expulsarlos de Mosul. Son como fantasmas: aparecen para golpear y desaparecer en cuestión de segundos”.  Por este motivo, los soldados iraquíes se han desecho de sus uniformes para mezclarse con la población civil que está huyendo de Mosul.

Se confirman así los problemas del Gobierno iraquí, que desde hace un año se enfrenta a un incremento de la violencia en la frontera con Siria, que parece haberse convertido en un solo frente. La decisión del ISIS (también escrito ISIL y EIIL) de combatir en este país, donde controlan amplias zonas fronterizas con Irak, propició su escisión de Al Qaeda en 2013 y hay quien señala que su objetivo es controlar todo el país. Por el momento, según la agencia EFE, han comenzado a ganar posiciones en la provincia de Kirkuk, un centro estratégico en su condición petrolífera.

Quizás por este motivo, y por la aparente facilidad con la que el ISIS está avanzando por el norte y este del país, desde Irán se ha condenado ya la última acción militar sobre Mosul en estos términos: “La amenaza de un mundo que contiene terrorismo exige que los gobiernos y las sociedades internacionales estén, en la grave situación actual, del lado del Gobierno y el pueblo de Irak”, dijo el portavoz iraní de Exteriores, Marzie Afjam. Conviene recordar el vínculo del régimen de los Ayatolás con Siria y las implicaciones de la ruptura del equilibrio en los combates entre el régimen sirio y los milicianos del ISIS.

Por su parte, desde EEUU se apoya “una respuesta fuerte y coordinada para repeler esta agresión”, que se deja en manos de Irak: “Estados Unidos prestará toda la asistencia adecuada al Gobierno de Irak en virtud del Acuerdo Estratégico Marco para ayudar a garantizar que estos esfuerzos triunfan”, aseguró Jen Psaki, portavoz del Departamento de Estado. Por si no quedara clara su posición, siguió: “Debería estar claro que el ISIS no es solo una amenaza para la estabilidad de Irak, sino una amenaza para toda la región. Esta creciente amenaza ejemplifica la necesidad de que los iraquíes de todas las comunidades trabajen juntos para hacer frente a este enemigo común y aislar a estos grupos milicianos de la población en su conjunto”.

La situación de Mosul, que se suma a la pérdida de Falullah, ha hecho que Al Maliki solicite al Parlamento que declare el estado de emergencia por el avance del ISIS. En una declaración al país, aseguró: “La gravedad de la situación requiere la adopción de medidas necesarias y urgentes, así como acelerar la petición al Parlamento para que afronte sus responsabilidades y anuncie el estado de emergencia y movilización general”.

El primer ministro saliente anunció la entrega de armas y equipo militar a voluntarios civiles dispuestos a combatir en Mosul a los militantes del ISIL, catalogados por Bagdad como terroristas. Por este motivo, Al Maliki ha pedido colaboración a la ONU, EEUU y la UE con un objetivo: evitar la expansión del terrorismo.

CODA. Hemos encontrado un buen análisis de la política petrolífera iraquí tras la invasión, una materia que ha permanecido bajo control del Gobierno excepto en el Kurdistán. El tema se vuelve aún más interesante si se tiene en cuenta que Irak es el tercer país con mayores reservas tras Irán y Arabia Saudí (importancia que se dispara si se tiene en cuenta el embargo sobre las exportaciones iraníes).

ACTUALIZACIÓN. Lo señalábamos en nuestro post y ya es una realidad. El ISIS avanza con tanta rapidez que, tras hacerse ayer con el control de Mosul, ya ha entrado en Tikrit, ciudad conocida por ser el lugar de nacimiento de Sadam Hussein y epicentro de la política petrolífera iraquí. Según las agencias de noticias, los milicianos ya controlan edificios gubernamentales de la ciudad, situada a sólo 160 kilómetros de Bagdad.

Por si quedara alguna duda de la importancia de lo que ocurre en Irak, basta mirar el mapa difundido por AFP con las zonas que controla el ISIS:

MapaIrak

Esta mañana, el ISIS hizo público un comunicado en el que señalaba su disposición a avanzar sobre Irak: “Con el permiso de Alá, no cesaremos esta serie de benditas conquistas hasta que Dios cumpla sus promesas o nosotros muramos”. También se dio a conocer el secuestro del cónsul de Turquía en Mosul.

El primer ministro, Nuri al Maliki, ha confirmado que los iraquíes resolverán la crisis “con sus propias manos y sin depender de nadie”, mientras que la UE y la Liga Árabe pidieron que el Gobierno de Bagdad y el kurdo unan “sus fuerzas políticas y militares para restaurar el orden y la seguridad en Mosul y (en la provincia de Nínive”.  Mejor constatación de la existencia de facto del Kurdistán, imposible.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Irak. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Irak: Mosul cae en manos del ISIS

  1. Pingback: EEUU vuelve a Irak | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s