El Rey ha muerto (metafóricamente). Viva el Rey

Igual que ocurrió tras la boda de los entonces Príncipes de Asturias, dos meses después de los atentados del 11M, Zarzuela intentó vender la cercanía de la Familia Real al sufrimiento de los madrileños con una boda austera y con un viaje de novios por la geografía española. Como siempre, los medios de comunicación compraron y difundieron esa versión del cuento de hadas en la que se convirtió la boda del heredero de España con una plebeya, divorciada y con una carrera profesional en ascenso, y fueron más reacios a contar los otros destinos del viaje de novios.

Esta misma paradoja la encontramos en la abdicación del rey Juan Carlos I en su hijo, efectivo desde la pasada medianoche con su publicación en el BOE tras la ceremonia de firma de la Ley de abdicación refrendada por las Cortes Generales, a la que asistieron 160 invitados.

Gobierno, Congreso de los Diputados y, sobre todo, Zarzuela, llevan días difundiendo en el argumentario de que estamos ante unos fastos austeros porque así lo ha deseado el Rey Felipe VI, ideas fuerza que han repetido hasta la saciedad las voces más significadas de los medios de comunicación, tertulianos y opinadores de medios generalistas.

Sin embargo, si uno vive en Madrid y ha tenido que frecuentar estos días la zona centro, habrá comprobado que su concepto de austeridad está reñido con el planteamiento de las Administraciones, que se han volcado en demostrar un fervor patriótico y nacional como nunca:

  • Desde el lunes está operativo el dispositivo de seguridad montado con motivo de los fastos. 4300 agentes de policía nacional forman parte del dispositivo que ya funcionaba a pleno rendimiento la semana  pasada, cuando agentes de la policía nacional identificaron a todas las personas que vivan o trabajen en la zona por la que pasará el cortejo real.
  • 2.672 efectivos de la Guardia Civil trabajan en el dispositivo en Madrid y provincias limítrofes.
  • Tres helicópteros sobrevuelan el centro de Madrid desde primera hora de esta mañana.
  • 120 tiradores del Ejército vigilan desde los tejados el desarrollo de los acontecimientos
  • El Ayuntamiento ha repartido 100.000 banderines entre las personas que van a presenciar el paso de los Reyes por las calles del centro.
  • La enseña nacional luce en los balcones de muchos edificios municipales, en el mobiliario urban, autobuses municipales y en los vagones del Metro.
  • Una ciudad que, durante los últimos años, se ha caracterizado por su suciedad, debido a los recortes en limpieza, ha decidido colocar 16.000 flores durante todo el recorrido y ha cambiado bancos. Por supuesto, esta semana se expulsó a mendigos de los alrededores del Palacio Real y de las calles por las que transitará el cortejo.

la fotoA las ocho de esta mañana, ya se podía apreciar el fuerte dispositivo policial, con agentes cada cinco metros, durante el recorrido que harán los Reyes, formando casi una cadena humana en lugares como la Gran Vía.

Entre sus misiones, además de velar por la seguridad del acontecimiento, también figura impedir la exhibición de banderas y de material republicano, en una clara colisión con el derecho a la libertad de expresión.

Esta decisión, igual que las críticas a IU y CiU por no sumarse, como en 1978, al consenso constitucional en la figura de Felipe VI, significa una muestra más de que, en todo este proceso, se ha buscado la aclamación por unanimidad, como si esconder las expresiones republicanas supusieran silenciar las reclamaciones de que la ciudadanía pueda decidir en algún momento qué forma de Estado desea. Por si acaso, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ratificó la decisión de la Delegación de Gobierno de prohibir la concentración convocada a las 12 en la Puerta del Sol por colectivos republicanos, que han convocado protestas alternativas:

10468219_468059229996567_1795012053619851177_o

Mientras la España oficial se vuelca en unos fastos de los que no conocemos aún su coste, la vida sigue igual y la marca de país nos vuelve a colocar en el lugar en el lugar que nos corresponde. 1500 periodistas y 120 medios extranjeros han pedido la acreditación para cubrir los actos de proclamación. Pues bien, este trámite, que en otros países lleva apenas unos minutos, se prolongó durante más de 24 horas, con retrasos reiterados por fallos atribuibles al Palacio de la Moncloa. Javier Pascual, productor de Rupty, registró el caos que se vivía en la organización durante la tarde del miércoles:

A primera hora de la mañana, el equipo de Mediaset (Cuatro y Tele 5) aún no se había acreditado. Lo mismo ocurría entre periodistas de medios extranjeros, que incluso perdieron conexiones en directo gracias a la ineficiencia del equipo de Moncloa encargado.

Sobra decir que ninguno de estos temas ocupa la primera plana de la prensa de información general española, donde sólo se cuela la segunda derrota de España en el Mundial de fútbol de Brasil, contra Chile, y su eliminación para la siguiente ronda. A destacar, sobre todo, la unanimidad en la prensa editada en Madrid, en la que ya no se aprecian diferencias en torno a su grado de adulación a la figura del nuevo monarca:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Monarquía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s