Gaza, otro ejemplo de equidistancia internacional

Esta tarde se encuentra reunido el Consejo de Seguridad de la ONU, convocado de urgencia para abordar la última escalada de violencia que ha acabado ya con la vida de 88 personas en la franja de Gaza, entre ellos diez niños.

El Ejército israelí, de acuerdo al modus operandi iniciado para hacer frente a la segunda Intifada, insiste en bombardear puntos concretos en la Franja. Muchos de esos objetivos son viviendas particulares de familiares presuntamente vinculados a Hamás, grupo al que Tel Aviv responsabiliza del asesinato de los tres estudiantes secuestrados en Cisjordania. Tal y como explican los afectados, se les avisa con unos pocos minutos de antelación de que su casa va a ser bombardeada y se les emplaza a salir. Éste es el impacto de un misil israelí en una vivienda [a través de @jordipc]:

El Gobierno de Benjamin Netanyahu justifica la operación en una respuesta al lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza hacia Tel Aviv, lanzamientos que han hecho sonar las alarmas antiaéreas tanto en la capital israelí como en Jerusalén y que están poniendo a prueba el sistema antimisiles ‘Cúpula de Hierro’. En el momento de elaboración de este post, no se habían reportado fallecimientos o heridas de consideración entre la población civil israelí. Una muestra de cómo se vive en ese lado el lanzamiento de cohetes se recoge en vídeos como éste:

La comunidad internacional occidental, en general, ha llamado a la contención de la respuesta entre las partes, estableciendo una equivalencia directa entre la actuación de toda la maquinaria del Estado de Israel y la de las facciones palestinas. El principal valedor de Tel Aviv, EEUU, defendió el derecho de Israel a defenderse de los ataques de Hamás aunque instó a las partes a dialogar ante la escalada de violencia en la Franja de Gaza, que definió como “muy peligrosa”.

No en vano, se sigue esgrimiendo en argumento de que Israel es el único régimen democrático equiparable a Occidente en la zona, consideración que al parecer justifica actuaciones que se acercan más a la venganza que a la aplicación del Estado de derecho o de la legislación internacional en torno a la protección de civiles. Nada se dice, por supuesto, ante la conveniencia de una escalada de este tipo ante la formación del gobierno de unidad nacional de Al Fatah y Hamás, uno de los avances políticos más claros de los últimos años de cara a la consecución del Estado palestino.

CODA. Israel asumió, como parte de su fundación como país, la unión de dos principios que, por sí solos, ya sirve para justificar todo tipo de actuaciones: la religión y el nacionalismo, bases que parecen haber encontrado el caldo perfecto entre la población más joven. En este enlace se pueden leer opiniones de adolescentes ante la actuación de su Gobierno, mensajes que, en su mayoría, llaman a aniquilar al árabe [vía @vicentmontagud]. Ya vimos algo parecido tras el hallazgo de los cuerpos de los tres estudiantes israelíes, unidos a conatos de linchamientos, como el que policías protagonizaron contra un adolescente palestino de nacionalidad estadounidense.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en EEUU, Gaza, Israel. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Gaza, otro ejemplo de equidistancia internacional

  1. Pingback: Reconfiguraciones geopolíticas y multilateralidad | La última en llegar

  2. Pingback: Hamás amortiza la operación israelí sobre la Franja de Gaza | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s