Las bases socialistas se reivindican como conservadoras

La militancia del PSOE habló y confirmó que el mantra de que las bases socialistas se escoran más a la izquierda que su dirección es falso. El gran favorito, Pedro Sánchez, ese gran desconocido que fue el que mayor número de avales presentó para aspirar a la segunda fase del proceso puesto en marcha por la dirección de Ferraz, fue el candidato elegido por los más de 128.000 votantes del PSOE que acudieron este domingo a las urnas a elegir a su secretario general, por primera vez en la historia del partido.

PSOE2

Con el 97,62% del censo escrutado, el madrileño Pedro Sánchez, con 62.477 (48.69% del censo), resultó ser el aspirante preferido por la militancia socialista según el recuento final facilitado desde la sede del PSOE en Ferraz. Eduardo Madina, el que puso en marcha el procedimiento al reclamar la sustitución del voto delegado por el de un militante, un voto, quedó en segundo lugar con 46.439 votos, 36.19% del censo (-12.5 puntos que Sánchez). José Antonio Pérez Tapias, el único de los tres aspirantes que planteó un giro hacia la izquierda, se quedó en tercer lugar con el 15.12% y 19.384 votos.

Por CCAA, Sánchez venció en todas las federaciones excepto en Extremadura, Castilla y León, Asturias, Cantabria, Navarra y Cataluña, que fue la comunidad en la que Pérez Tapias arañó más votos de la militancia:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si nos fijamos en los dos aspirantes que entraron en la carrera como favoritos, encontramos algunas conclusiones que podrían dar pistas sobre la situación del partido en el futuro, sobre todo si los llamamientos a la unidad y a la fortaleza del partido no calan entre la militancia:

  • Andalucía se configura como un centro de poder. Sobre la mesa, aportaba el 25% de los votos de todos los militantes socialistas en el país y de ahí procedían buena parte de los 41.000 avales que presentó Sánchez. Coherente con esa idea, el 61.14% de la militancia votó ayer por el madrileño, +37.96 puntos en relación con el apoyo recibido por Madina, al que, en esta CCAA, parece que le ha dañado la candidatura de Pérez Tapias (5.222 votos y el 15.68% del censo).
  • Otras CCAA en las que las diferencias entre ambos, a favor de Sánchez, han sido abultadas fueron: Euskadi, la federación de Eduardo Madina (15.59 puntos); Aragón (24.86 puntos); Galicia (13.06 puntos); La Rioja (10.22 puntos); Canarias (21.02) y América (39.48 puntos). Si nos fijamos en el número de votos, se nota aún más el apoyo recibido por Sánchez desde Andalucía.
  • Por el contrario, ha habido CCAA en las que Madina se ha impuesto por claridad. Es el caso de Asturias (donde le ha sacado a Sánchez 12.99 puntos), Extremadura (12.51), Navarra (9.55) y la federación europea (27.06 puntos)
  • En el resto de federaciones, la distancia entre ambos ha quedado reducida a menos de 7 puntos. Es el caso de Baleares (1.5 puntos a favor de Sánchez); Cataluña (3.05 puntos a favor de Madina), Comunidad de Madrid (6.64 a favor de Sánchez), Murcia (6.08 a favor de Sánchez), Comunidad Valenciana, la tercera en tamaño (4.83 puntos a favor de Sánchez), Cantabria (6.16 puntos a favor de Madina), Castilla-La Mancha (5.58 a favor de Sánchez) y Castilla y León (6.48 puntos a favor de Madina)

Con una participación del 65.85% , un dato mayor que el esperado (pero 8 puntos menos que el porcentaje de participación en las últimas elecciones generales), el resultado cumple con varias dinámicas a la que prestar atención en las próximas semanas:

  • Convendremos en que ha ganado la candidatura más escorada al centro, liderada por un economista que estudió en una universidad privada (la Camilo José Cela) en la que también ha trabajado como profesor. Procede de una familia de clase media alta y habla inglés y francés con fluidez, lo que, en un país como España, es toda una novedad. Fue concejal en el Ayuntamiento de Madrid y actualmente es diputado tras la marcha de Cristina Narbona. En el partido, ha estado cerca de Miguel Sebastián, José Blanco y Elena Valenciano y ha sido el número 2 de la redacción del texto que se discutió en la Conferencia Política que el partido celebró a comienzos de año.
  • Enfrente tenía a un candidato más proclive a llevar al PSOE a su habitual espectro electoral (el espacio del 4 cuando se pregunta, en el CIS, dónde se situaría a este partido) y a otro que abogaba por llevar al partido a una izquierda sin complejos. Como vimos en el debate, Pérez Tapias es el que más claramente se posicionó a favor de la república como sistema político, a favor de una consulta a la sociedad catalana y a favor de derogar el art. 135 de la CE que constitucionaliza el objetivo de déficit.
  • Con esas ideas sobre la mesa, parece que la candidatura de Pérez Tapias, al final, ha dañado a la de Madina, sobre todo en CCAA como Cataluña (la segunda en número de militantes, donde la suma de ambos habría sido de 62.63%) o en la propia Andalucía. Si jugamos a hacer política ficción,  y  partimos de la idea de una militancia que votaría igual aunque Pérez Tapias quedara eliminado de la ecuación, la suma de apoyos recibido por ambos hubiera cambiado el mapa que tenemos hoy. En Andalucía, habrían sacado un 38.86% de los votos, quedándose a 22 puntos de Sánchez; es una distancia muy importante pero quedaría mitigada por el caudal de votos que habría recibido y que habría compensado resultados negativo en otras CCAA con menos militantes.
  • El candidato madrileño habría seguido venciendo pese a todo en Canarias (por 7.4 puntos). La suma de los apoyos a Madina y Pérez Tapias habría dado como claro vencedor al vasco en CCAA como Baleares, La Rioja (53.81%), Madrid (55.39% entre ambos), Murcia (53.56%), Castilla La Mancha (53.41% entre ambos) y en Comunidad Valenciana (54.34%). Con la suma de los votos recibidos por Pérez Tapias, Sánchez y Madina habrían empatado en Euskadi y Galicia. El panorama hubiera sido bien distinto pues.
  • El resultado oficial va parejo con la ventaja de cada candidato mostrada en la fase de recogida de avales. Recordemos que las federaciones que más apoyaron a Madina fueron las de Asturias, Cantabria, Cataluña, Extremadura y Murcia. En todas estas CCAA, excepto en el caso de Murcia, Madina ha resultado el aspirante más votado. En el caso de Sánchez, se repite la misma dinámica: ha sido el vencedor en las CCAA en las que obtuvo mayor número de avales, con la excepción de Castilla y León, que el domingo se decantó por Madina. En cambio, Sánchez ganó Murcia.
  • Susana Díaz renunció a participar en el proceso pero su mano ha estado meciendo la cuna en todo momento. Insistimos en repasar los resultados de las federaciones para señalar el desequilibrio que ha aportado la federación andaluza, que lanzó su advertencia durante la recogida de avales y que ha ratificado, con el voto, su distancia respecto a Eduardo Madina.
  • En este punto, conviene retener la información con la que El Mundo abrió las votaciones en el PSOE: El Rey Juan Carlos habría pedido a Díaz que se presentara para dirigir la Secretaría General, una petición que confirma que el Jefe del Estado es un actor político irresponsable (pues su actuación no se refrenda en las urnas) y que, como se vino señalando, Díaz era la opción más plausible entre amplios sectores de la sociedad. Conocemos la historia: ella dio un paso atrás, quizás pensando en lo que antes debe hacer en Andalucía para ganar legitimidad en el futuro liderazgo, pero su poder territorial ha estado presente en todos los movimientos de los candidatos. No es casualidad que Pedro Sánchez y Pérez Tapias eligieran Andalucía para cerrar sus respectivas campañas, decisión aún más llamativa  en el caso de Sánchez, ya que su federación es la de Madrid.
  • Mientras se barajaba el nombre de Díaz, los líderes de ocho federaciones socialistas grabaron un vídeo en el que pidieron que la presidenta de la Junta se postulara para dirigir el PSOE. Se trataba de Madrid, Comunidad Valenciana, La Rioja, Aragón, Canarias, Cantabria y Navarra y en todas, excepto en dos, los militantes han votado en la línea de lo que plantearon sus secretarios generales. Mención aparte merece Navarra y Cantabria, que han votado a favor de Madina, lo que indica, también, que el control del aparato regional sobre su base no es tan férreo como en otras CCAA.

En su discurso como ganador, Sánchez volvió a apelar a la unidad del partido para salir del proceso fuerte y con capacidad para hacer frente al PP. Por este motivo, reiteró su invitación a que tanto Pérez Tapias como Madina formen parte de la Ejecutiva que saldrá del congreso extraordinario que el PSOE celebrará el último fin de semana de julio, que saldrá con un mandato: la celebración de las primarias locales y autonómicas para los comicios de mayo de 2015 y la convocatoria de las primarias para elegir al cabeza de lista del PSOE al Congreso, cita que está prevista para la ultima semana de noviembre y que podría posponerse hasta verano del próximo año según informaciones de ABC.

CODA. Las primarias del PSOE han tenido la mala fortuna de coincidir con el Mundial de fútbol, de manear que, anoche, cuando Pedro Sánchez salía a reivindicar su victoria, el país estaba pendiente del partido que enfrentaba en la final a las selecciones de Alemania y de Argentina (con victoria alemana).

Esta circunstancia propició que sólo una cadena, el Canal 24 horas de TVE, realizara un especial sobre la noche electoral socialista, cuyo resultado alabaron profusamente Ángel Expósito (grupo Vocento), Antonio Papell, Graciano Palomo (elconfidencial.com) y Julio César Herreros (decano de la facultad de comunicación de la Camilo José Cela). Todos, tertulianos habituales vinculados a las tesis más conservadoras (con Papell próximo al PSOE), alabaron la figura de Pedro Sánchez como el recambio que necesita el PSOE para volver al centro y ser un partido de Estado capaz de entenderse con el PP. Sin citarlo expresamente, todos se posicionaban contra la deriva de fragmentación del voto que arrojan las encuestas y que tuvo su primer aviso en las elecciones europeas.

Los mismos que arremetían con dureza contra Alfredo Pérez Rubalcaba por, precisamente, mantener al partido en ese centro hipotético y que explica, en parte, la sangría de votos por su izquierda, se felicitaban de la buena elección de la militancia socialista por elegir a un secretario general que no modificará la esencia de la acción del partido.

Por cierto, todos dieron por hecho que Sánchez se presentará como la opción socialista para presidir el Gobierno, una cita que, si todo transcurre según lo previsto, se celebrará en otoño de 2015. Pedro Sánchez tendría entonces 43 años y Mariano Rajoy, 60.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en PSOE. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s