Libres, iguales… y solos

Este martes se presentó a las puertas del Congreso de los Diputados la plataforma cívica Libres e iguales en la que un nutrido grupo de intelectuales, historiadores y políticos vinculados al PP, como Cayetana Álvarez de Toledo, jefa de prensa de Ángel Acebes durante la gestión del atentado del 11M, y Adolfo Suárez Illana, hijo del ex presidente del Gobierno, le señalan las líneas rojas a Mariano Rajoy en relación al proceso independentista catalán.

El manifiesto, firmado por 50 personalidades, entre ellos Mario Vargas Llosa, Félix Ovejero o Fernando Savater se dirigen a PP, PSOE, UPyD y C’s para que constituyan un frente común con el fin de “preservar las bases de nuestra convivencia democrática” frente al secesionismo catalán, al que acusa de pretender “romper la convivencia entre los españoles y destruir su más valioso patrimonio: la condición de ciudadanos libres e iguales”.

El manifiesto presenta otras perlas que no hace sino tensionar aun más el conflicto entre el proceso abierto en Cataluña y que se vehicula directamente con el malestar de amplias capas de la ciudadanía ante la pertenencia a un proyecto político como el español, fallido en muchos sentidos, pero sobre todo como modelo ilusionante de cara al futuro. Así, en un tono que recuerda a los debates abiertos entre el centro y la periferia tras la cristalización del llamado “problema catalán”, a finales del siglo XIX, se:

  • Acusa a los partidarios de la vía secesionistas de hermanarse con el populismo antieuropeo, de ser un proyecto “gravemente reaccionario” con consecuencias para “la libertad, la igualdad y la seguridad de los ciudadanos”.
  • Escriben: “Proliferan maniobras opacas para ofrecer nuevos privilegios al nacionalismo a costa de la soberanía de los españoles”. Puesto que los firmantes son muy próximos al PP (algunos, incluso diputados vinculados a FAES), se entenderá esta frase como un aviso a Mariano Rajoy ante su próxima reunión con Artur Mas y ante sus propuestas para desbloquear la situación ante la cercanía de la próxima Diada y, sobre todo, la fecha de la consulta.

Para hacer frente al proyecto, los firmantes reclaman a los partidos políticos:

Captura

Además, llaman a la apertura de un debate público sobre la independencia e instan “al Estado que aplique toda la ley y advierta con claridad de las consecuencias de violarla”.

Es decir, en el texto no apreciamos el menor resquicio de reflexión sobre por qué, en un entorno tan idílico como el que se difunde, amplias capas de la sociedad catalana (sabremos su dimensión misma si algún día se celebra la consulta) se pusieron por delante de los propios partidos catalanes en aras de la defensa de un proyecto político propio en un entorno manifiestamente hostil ante todo lo que huela a catalán.

Frente a la idea de la construcción de un Estado propio, que ha ilusionado a amplias capas de la sociedad, se insulta y tacha a los ciudadanos de menores de edad, anteponiendo la idea de que “España sea una nación cada vez más integradora y de mayor calidad democrática” con las reformas constitucionales, optando por la vía más habitual de los nacionalismos: reivindicarse ante el contrario sin redefinirse en esos términos.

Los artífices de la idea de abrir el debate político sobre la independencia, un arugmento que hemos escuchado muy a menudo en las llamadas tertulias radiofónicas (bastante monocolores en cuanto a planteamientos alternativos al centralismo españolista), invitan a la ciudadanía a adherirse a la propuesta y trabajar por la “deslegitimación intelectual y política del nacionalismo”.

En el momento de elaboración de este post, se registraban menos de 1200 firmas, muchas de ellas parodias de personalidad o de personas que se declaran claramente independentistas, y eso a pesar del eco mediático que se dio a la propuesta. La presentación fue ampliamente difundida por los informativos de TVE, A3, Tele5 y de La Sexta, y situado en lugar destacado en las ediciones digitales de todos los diarios de información general editados en Madrid y en Barcelona:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Cataluña, Nacionalismo, PP. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Libres, iguales… y solos

  1. rafael galvez perez dijo:

    Estoy de acuerdo. Hay que acabar con el nacionalismo.Ese territorio es de todos los Españoles.El que no quiera hablar Español que no lo hable pero el oficial es ” ESPAÑOL ” ” ¿ CLARO ? “

  2. Pingback: Cataluña: El choque entre política tradicional y cauces participativos | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s