GESOP: Terremoto en Barcelona a la espera de alianzas

Primer sondeo sobre intención de voto que mide el impacto electoral de Guanyem Barcelona. El Periódico publica el trabajo del GESOP sobre los movimientos que se registran en Barcelona a menos de un año de la cita con las urnas para elegir al poder municipal y se confirma el terremoto: al ascenso de ERC se suma la proyección de Guanyem y C’s, que se benefician de la caída de CiU y, sobre todo, del desplome del PSC, que se dejaría la mitad del poder municipal recibido en mayo de 2011.

Según los datos del GESOP, a partir de 800 entrevistas recogidas entre los días 15 y 18 de julio, CiU ganaría las elecciones aunque se quedaría muy lejos de la mayoría absoluta (21 concejales). La lista encabeza por Xavier Trias conseguiría un 22.3% de los votos (-5.9 puntos) y entre 10 y 11 concejales, pudiendo perder hasta 3 respecto a los que tiene actualmente. Esta caída contrasta con el ascenso de ERC, que pasa de 2 a 8 ediles, ganando casi 9 puntos respecto a 2011 (de 5.5% al 14.2%).

gesop2

Otros partidos en ascenso son C’s, que irrumpe con hasta 3 concejales gracias a 6.3% de los votos que recibiría y, sobre todo, Guanymen, que con pocomás de un mes desde su presentación lograría un 7.6% de los votos y hasta 4 concejales.

Estos resultados se explican por la caída del PP, que perdería hasta 3 puntos porcentuajes respecto a 2011 (de 16.9% a un 14% y de 9 a 6-7 ediles) y, sobre todo, del PSC, que pasa de ser la segunda fuerza política en Barcelona a ocupar la cuarta plaza, con 6 ediles (-5) y una pérdida de 8.8 puntos.

gesopidvSi observamos el voto directo, ERC vuelve a ser el partido que mejor resultado obtiene (18.5%, -4.3 putnos respecto a la estimación final que realiza Gesop tras la cocina). Le siguen CiU (16.3%), el PSC (7.3%) e ICV (6.3%). Guanyem obtiene un 6.1%  y, como siempre, detectamos voto oculto en relación al PP (3.6% reconoce que ya tiene el voto decidido por sus siglas) y a C’s (2.9%). El 33.6% se declara indeciso (22.4%), se abstendrá (5.5%) o votará nulo/blanco (5.7%).

En cuanto a la fidelidad del voto, ERC vuelve a ser el partido que más lealtad registra entre sus votantes (71%). Le siguen PP y CiU, que consiguen el voto de 6 de cada 10 de sus votantes, ICV (41.7%) y el PSC, que apenas logra amarrar el voto de 4 de cada 10 de sus electores.

Ada Colau es la dirigente política que mejor índice de valoración recibe entre los votantes (6.8 puntos) y es conocida por el 68.5% de la ciudadanía. Le siguen Alfred Bosch, líder de ERC para los próximos comicios, con un 5.7 puntos. El actual alcalde, Xavier Trias, s el líder más conocido (97.5%) y obtiene 5.5 puntos, 6.9 entre los votantes de CiU. Algo mehnos, 5.5 puntos, recibe Ricard Gomá, el más desconocido entre la ciudadanía (44.5%). El candidato del PSC, Collboni, suspende con el 4.6 aunque logra entre los suyos 6.2 puntos (más del 50% de los votantes no le conocen). Cierra la tabla Jorge Fernández Díaz, con un 3.3 de puntuación y un nivel de conocimiento del 85.3%. Entre los suyos obtiene 7.3 puntos.

GESOP

Consideraciones

  • A falta de que el GESOP haga públicas las tabulaciones de su estudio, conviene tener en cuenta dos apuntes que no aparecen en los datos destacados por El Periódico:  laparticipación y el impacto en Barcelona de la opción Podemos (sobre todo si, como en el resto del país, muerde en los electorados potenciales de PSOE e IU) y de las CUP, una de las formaciones que podrían participar en ese frente amplio que se está gestando en Barcelona.
  • Con esas precisiones, es evidente que, a día de hoy, las expectativas electorales en Barcelona adelantan lo que puede ser una constante en las próximas citas electorales en todo el país: una fuerte fragmentación alimentada por la decadencia de los partidos tradicionales frente al ascenso imparable de opciones nacionalistas de izquierdas (ERC en Cataluña y EHBildu en Euskadi) y la proyección de plataformas cívicas en torno a personas desconocidas en la vida política pero con gran conocimiento entre la ciudadanía por su presencia mediática.
  • Mención aparte merece C’s, que confirma que es uno de los éxitos de la temporada, sólo oscurecido por el auge de esas plataformas cívicas a las que hacíamos referencia. Igual que ocurre a nivel autonómico, el sondeo refleja el éxito de Cs, que entraría en el consistorio con 2-3 concejales (imaginamos, sin ver los datos, que gracias a la fuga de votos del PSC y del PP).
  • En este escenario, opciones como ICV (que se puede entender como tradicional en su estructura y organización pero proclive a un mayor contacto con los movimientos sociales) sufre cierto desgaste pero logra salvar los muebles.
  • Esta situación se explica por el derrumbe del PSC (algo que se ha venido produciendo en Cataluña desde mayo de 2011 pero que se ha acelerado desde las autonómicas de 2012 y su posición hacia el debate soberanista) pero también por las caídas de otras fuerzas centrales en la política catalana, como CiU (también sometido a su desgaste en torno al debate soberanista, que en este caso se suma al desgaste de la gestión puramente económica en un entorno de fuetes recorte soiales y aumento de tasas) y, en menor medida, del PP.
  • El resultado viene ratificado por el voto decidido y los niveles de lealtad de los votantes respecto a sus formaciones, porcentajes que explican muy bien por qué el PSC ha perdido su papel de partido central (ha perdido el 60% de su electorado) frente a otras opciones. También se constata el éxito político de ERC, formación a la que no le pasa factura su apoyo desde fuera al Govern de Mas, que parece estar cociéndose en su propia salsa al ausmir en solitario el coste de gobernar.
  • Así, se constata una creciente pérdida de relevancia de los partidos de implantación estatal en Cataluña, ya sea como PP o como partido propio (en el caso del PSC). El PP adelanta al PSC pero en ningún caso se convierte en un referente de la política catalana, sobre todo si tenemos en cuenta la situación de CiU: con Mas y Rajoy reuniéndose casi por la presión nacional, no resulta muy creíble que ambas formaciones pactaran par asegurar el Gobierno de la Ciudad Condal.
  • En cuanto a la política de alianzas, y sin que el PP apruebe su reforma par que gobierne la lista más votada, CIU trataría de formar gobierno municipal en una situación aun más precaria que la actual (en la que cuenta con el apoyo del PP). Sin embargo, este apoyo sería insuficiente ya que  entre ambos sumarían 16-18 ediles. Tendrían que sumar, por lo tanto, los apoyos de C’s (muy crítico con el debate soberanista) y/o PSC, en función del resultado final de las horquillas.
  • Tampoco en el frente de izquierdas las cosas se plantean fáciles. Es evidente el poder de ERC pero su mayoría queda a años luz de lo necesario para gobernar en el Ayuntamiento. De ahí que necesitara pactar con otras formaciones de izquierdas de al menos dos formas: bien con una suma de ICV y PSC (lograrían entre 16-18 concejales y revitalizarían el tripartito a nivel autonómico), para lo que necesitaría el apoyo de un cuarto partido (quizás Guanyem si se logra superar el rechazo a PSC o el más que improbable apoyo de C’s).
Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Cataluña, IU, PP, PSOE, Sondeos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s