Francia coquetea con el precipicio

Desde que España dejó de ser oficialmente el enfermo de Europa, una vez que el Gobierno de Mariano Rajoy decidió pisar el acelerador del camino iniciado por José Luis Rodríguez Zapatero y abrazar el austericidio, Francia ha ido poco a poco tomando ese papel, sobre todo una vez despejada la candidatura italiana a ocupar ese pódium tras la elección de Mateo Renzi y su éxito sin paliativos en las elecciones europeas.

A sus problemas económicos, que se traducen en un Estado mastodóntico en  un contexto de crisis productiva profunda en un entorno de contracción total, Francia añade una crisis política de la que se van entregando capítulos por fascículos. Este lunes, el primer ministro, Manuel Valls, anunció ladimisión de su Gobierno en pleno y los contactos para formar un nuevo gabinete, decisión aceptada por François Hollande, el mirlo blanco de la socialdemocracia europea, que le ha encargado la formación de un nuevo gabinete.

El anuncio, que supone que el país afronta su tercer gobierno en un año, tras la remodelación que llegó como consecuencia del desastre electoral del PS en las municipales de marzo se produce cuando la Asamblea nacional ya ha aceptado el programa de reformas del Ejecutivo, traducido en un recorte de 50.000 millones de gasto público , y que ha sido la china en el zapato de la buena convivencia interna.

El pasado fin de semana, tanto el ministro de Economía, Arnaud Montebourg, como el de Educación, Benoît Hamon, criticaron públicamente la política de austeridad económica del Gobierno y pidieron un giro radical hacia políticas de crecimiento. En el caso del titular de Economía, se le ha escuchado afirmaciones como ésta: “La reducción del déficit es una aberración económica que agrava el paro, un absurdo financiero porque hace imposible la recuperación de las cuentas públicas, una política siniestra porque lanza a los europeos a los brazos de los partidos extremistas”.

Blanco y en botella. Por el momento, y según el sondeo de Ifop para Journal du dimanche, la tasa de popularidad de François Hollande se sitúa en un increíble 17% mientras que la de Valls está en el 36%, -9 puntos respecto a hace un mes y lejos del 58% que consiguió en abril, al calor de su elección como primer ministro.

Los movimientos en el socialismo francés ahondan aun más los problemas que manifiesta el sistema de partidos galo. El cuadro de la división interna pública que manifiesta el PS respecto al rumbo económico que debe seguir la V República se completa con los problemas de la derecha para encontrar un candidato medianamente presentable de cara a las próximas presidenciales.

El pasado mes de julio, el ex presidente Nicolás Sarkozy, que pretendía postularse de nuevo como candidato de la UMP, fue interrogado durante 15 horas en una comisaría en el marco de una investigación judicial que investiga si Sarkozy creó una red de informantes para obtener información reservada acerca de la investigación iniciada contra él por la presunta financiación ilegal de su campaña electoral de 2007. El origen del dinero, 50 millones, estaría en la Libia de Muamar Gadafi, que habría seguido financiando a la UMP hasta 2009 (en 2011 fue eliminado en una operación militar liderada, precisamente, por la Francia de Sarkozy).

Con Sarkozy en el punto de mira y sin referentes en la UMP tras la dimisión Jean Francois Copé por su implicación en un escándalo de presunta financiación irregular de la campaña presidencial de Sarkozy en 2012, el ex primer ministro Alain Juppé anunció que será candidato a las primarias de su partido para las elecciones presidenciales que deben celebrarse en Francia en 2017. Juppé, obligado a dimitir tras la huelga en el transporte que paralizó el país en 1997, es en la actualidad alcalde de Burdeos (fue elegido en primera vuelta con el 59.7% de los votos). En 2004 fue condenado por malversación de fondos públicos, lo que le inhabilitó por un año para el ejercicio de la política activa.

A falta de que se despeje el camino de la candidatura para las presidenciales, la UMP todavía tiene que afrontar un reto anterior: construir el partido desde las cenizas en las que habita salpicado por la corrupción. Está previsto que entre octubre y noviembre la UMP, que ahora dirigen de forma interina François Fillon, Alain Juppé y Jean-Pierre Rafarin, celebre un congreso de refundación, paso previo para las primarias que, si todo marcha según lo previsto, se celebrarían en 2016 para elegir a su cabeza de lista para las presidenciales.

Tras el mazazo de las elecciones de marzo, sobre todo en términos de avance del Frente Nacional, la duda es el porcentaje que la formación de Marine Le Pen recibirá en los sondeos sobre intención de voto. Sirva como avance el resultado que el barómetro de Ifop  hizo público el pasado mes de julio, en el que Marine Le Pen obtenía los mejores resultados que Sarkozy  en un hipotético enfrentamiento con Hollande (26%), Valls (26) o Montebourg (27%). Puesto que el sistema electoral francés es a doble vuelta, Le Pen repetiría la hazaña de su padre en 2002 y pasaría a la segunda vuelta-donde, con total probabilidad, sería derrotada con el llamamiento al voto de unidad del resto de formaciones-.

CODA. Con el centroizquierda hecho unos zorros, la duda que planea sobre Francia es si es factible un movimiento similar al de Syriza en Grecia, al M5S en Italia (aunque su influencia haya quedado mitigada con el efecto Renzi) o el de Podemos en España.

La formación que lidera Pablo Iglesias fue homenajeada estos días en la escuela de verano que organiza Front de Gauche y su líder, Jean-Luc Mélenchon, hizo suyas algunas de las líneas maestras del argumentario de Podemos: “El poder no teme a la unidad de la izquierda, sino a la unidad popular”. El Frente de Izquierdas, que dio la sorpresa en las presidenciales de 2012 con el argumento de que tocaba abrir un proceso constituyente que conduzca hacia la sexta República, espacio en el que ser hermana con Podemos, quién sabe si como germen de un frente amplio a la europea.

CODA 2. Hemos encontrado un interesante paper sobre la narrativa de campaña empleada por el Front de Gauche en las últimas presidenciales, en las que obtuvo el 11.1% de los votos en primera vuelta. Eugénie Richard analiza el uso de la técnica del storytelling y, sobre todo, la elección de los marcos simbólicos para conectar con los votantes, como el mitin que dio ante 200.000 personas en la Plaza de la Bastilla de París a los que soltó frases que conectaban, precisamente, con la Revolución Francesa: “¡Tomen el poder!” y “¡Que viva el Pueblo!”.

ACTUALIZACIÓN. Se cumplió el guión. A media tarde, Manuel Valls anunció la composición de su nuevo Gobierno, del que se quedaron fuera los ministros que públicamente habían mostrado su disconformidad con el rumbo que el país quiere imponer en materia económica. Como titular de economía nombró a Emmanuele Macron, de 36 años, hombre de confianza de François Hollande y con un perfil tecnócrata. Fue ejecutivo de negocios del banco Rotschild, del que llegó a ser socio, es partidario de la línea liberal y fue una de las cabezas pensantes del ‘pacto de responsabilidad’ con el que Hollande renunció a los principios socialdemócratas para asumir el discurso TINA ante la crisis. Definitivamente, el mirlo blanco de la socialdemocracia europea quemó sus alas.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Francia, Sarkozy. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Francia coquetea con el precipicio

  1. Pingback: Libia, la última ficha del puzle | La última en llegar

  2. Pingback: Hollande, en caída libre | La última en llegar

  3. Pingback: Socialdemocracia a cargo de hombres con camisa blanca | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s