Ucrania se enfrenta a la llegada del invierno

Tras el triple salto mortal que vemos estos días a propósito del avance del Estado Islámico (EI) y la posibilidad de que EEUU busque colaboración con la Siria de Bashar al-Assad para combatirlo desde su terreno, Ucrania vuelve a reclamar la atención internacional como parte de la jugada maestra que tiene lugar tanto en el este del país como en la reconfiguración de Oriente Próximo que se está produciendo al eco mediático de la guerra de Irak y de Siria:

  • El fin de semana pasado, la canciller alemana, Angela Merkel, se trasladó a Kiev para mostrar su apoyo al presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, cuando el frío comienza a llamar a la puerta [con las implicaciones que este año tendrá el corte del suministro del gas ruso por impago de las autoridades ucranianas]. Desde Kiev, Merkel volvió a hablar de descentralizar el Estado, que pasa por ser una de las fórmulas para acabar con la guerra que desde el mes de abril se mantiene al este del país, guerra que estos días ha dado pasos en una dirección que podría llevar a que Occidente presionara aún más para lograr un pronto acuerdo con Rusia.
  • Durante su encuentro, ambos mandatarios hablaron de la ayuda que la UE destinará a la reconstrucción de Ucrania, el Plan Merkel, según Poroshenko, que tiene muy claro a qué audiencia se dirige y los marcos simbólicos que pretende activar con sus referencias. Le hará falta: hace unos días MarkAdomanis escribía en Forbes a propósito de las implicaciones de la ayuda que no llega de una UE con falta de fondos en un país que ha visto cómo las zonas industriales no están precisamente por la labor de seguir los dictados económicos de Kiev.
  • La noticia llega cuando los combates se concentran en Novoazovsk, cerca de la región de Donetsk mientras Kiev denuncia una nueva incursión rusa que se estaría dirigiendo a ciudad de Mariupol, en el mar de Azov, abriéndose de esta manera un nuevo frente en la frontera con Rusia.
  • Sería la segunda incursión en una semana, después de que Kiev denunciara la entrada, sin permiso, de un convoy compuesto por 200 camiones con ayuda humanitaria dirigida a la población civil de Lugansk, donde los combates de las últimas semanas, además de víctimas civiles, ha provocado que no haya luz ni agua y que escaseen los alimentos. Moscú anunció este lunes el envío de otro convoy de características similares, anuncio realizado a pesar de las críticas de Kiev, EEUU y la UE, que sospechan que Rusia trata de ayudar a los rebeldes que combaten contra el Ejército ucraniano.
  • Este martes Kiev mostró imágenes de diez paracaidistas rusos que habrían sido capturados en el este del país.
  • No son las únicas imágenes de presos que se están usando en la guerra propagandística que envuelve las acciones militares. El domingo, día en el que Ucrania celebró el aniversario de su independencia de la URSS, 40 soldados ucranianos en manos de los rebeldes fueron obligados a desfilar por las calles de Donetsk.  Fueron abucheados por la multitud, que les lanzó huevos y tomates. Las imágenes hablan por sí solas

  • Ese mismo día, desde Rupty se informó de que las autodefensas rebeldes habían lanzado una ofensiva que habría conseguido rodear a 7000 soldados ucranianos.
  • Es el punto y seguido a informaciones que indican que el avance del ejército ucraniano por las zonas rebeldes no estaría siendo tan triunfal como venden los medios en Kiev. En el caso del batallón Donbas, la prensa denuncia que se trata de batallones compuestos por voluntarios cuyos suministros no dependen del Ministerio de Defensa sino de donaciones voluntarias: “La gente está luchando, las personas están equipando a los combatientes con sus propios bolsillos. El gobierno sólo está proporcionando armas, pero no a todo el mundo ni tampoco armas de la mejor calidad” [denuncia de Alexander Glyadelov, periodista].
  • Quizás por este motivo, el presidente de Ucrania aprovechó los fastos para conmemorar la independencia de Ucrania para anunciar una inversión de 2.275 millones de euros para el rearme de sus Fuerzas Armadas durante el periodo 2015-2017. Este anuncio implica un incremento del 50% del presupuesto en defensa en un país que, recordemos, ha visto cómo se cortaba el suministro de gas procedente de Rusia por impago. Los grandes beneficiados del anuncio, como casi siempre, la industria armamentística de EEUU, país que reclama, además, que Berlín afronte su liderazgo en la pacificación europea.
  • Con este escenario, Poroshenko anunció, a través de su cuenta de Twitter, la orden de disolver el Parlamento y la convocatoria de elecciones legislativas para el próximo día 26 de octubre. El objetivo: rebajar la representación de los diputados del Partido de las Regiones que todavía permanecen en sus puestos a pesar de la deposición de Víktor Yanukovich y del Partido Comunista. Yanukovich justificó este adelanto electoral como parte del “proceso de paz” (sic) que incluye también la victoria en el Donbass.
  • Este martes, Poroshenko y Putin coincidieron en Minsk (Bielorrusia), en el marco de la reunión entra la UE y la Unión Aduanera firmada por Rusia, Kazajistán y Bielorrusia, origen de la protesta que dio alas al Euromaidan. Antes de la reunión, se consideró una nueva oportunidad para que Kiev y Moscú pudieran sentarse y llegar a un acuerdo para recomponer las relaciones rotas ante la deriva de la situación creada a partir del golpe de Estado contra Yanukovich.
  • Durante el fin de semana, Merkel, que pasa por ser el referente diplomático internacional para lograr ese acuerdo, planteó las líneas sobre las que ambos países deberían hablar [relaciones comerciales, acuerdo sobre el precio del gas ruso, descentralización del país para acoger a la minoría rusa y negociación sobre el estatus de Crimea] y dijo abiertamente: “Si Ucrania dice que vamos a la Unión Euroasiática ahora, la UE nunca plantearía un gran conflicto, aunque insistiría en que se trate de decisión voluntaria“.

Es decir, el invierno está a punto de llegar y nadie parece confiado en una solución que ponga fin al problema creado en el patio trasero europeo, con consecuencias directas en forma de pérdidas multimillonarias por el veto ruso a las importaciones agrícolas procedentes de la UE (en respuesta a las sanciones de Bruselas a dirigentes rusos como castigo a su papel en la crisis ucraniana) e indirectas, con un menor crecimiento de Alemania por las tensiones con Moscú.

CODA. Recomendamos la lectura del post de Marta Ter sobre la presencia de combatientes chechenos en ambos bandos en conflicto en el este de Ucrania. Clarificador y otra muestra de que los problemas no se acaban cuando se alejan los focos de los medios internacionales.

ACTUALIZACIÓN. Kiev confirmó este jueves que la localidad de Novoazovsk, donde se combate de forma importante desde el pasado fin de semana, se encuentra bajo control del Ejército ruso. Militarmente, ésta es la situación del país en la actualidad:

Ucraniamapa

Ucrania ya ha solicitado la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para denunciar la intervención rusa en su territorio.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Ucrania. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ucrania se enfrenta a la llegada del invierno

  1. Pingback: Rusia juega al ajedrez con Ucrania | La última en llegar

  2. Pingback: Ucrania y Rusia se citan para hablar de un alto en fuego | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s