#ApocalIBEX35 y el fallecimiento de Isidoro Álvarez

#ApocalIBEX35 es el hashtag difundido en Twitter cuando el diario El País dio a conocer que Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés, había fallecido este domingo. Álvarez llevaba ingresado desde el miércoles en un hospital madrileño por una insuficiencia respiratoria, justo el mismo día en el que se dio a conocer el deceso de Emilio Botín, presidente del Banco Santander. Ésta cotiza en el Ibex 35 ; es previsible que El Corte Inglés lo haga en el futuro.

En agosto se supo que Isidoro Ávarez había colocado a Manuel Pizarro, un viejo conocido del mundo de la empresa y de la política, como consejero adjunto, en un movimiento que se interpretó como la elección de alguien clave en su sucesión. El grupo, que fundó Ramón Areces, comenzó siendo un centro comercial y se convirtió en un gigante con una de las imágenes de marca más reconocidas del país, que engloba una red de supermercados, agencias de viajes, informática, aseguradoras, etc. Hoy emplea a 93.300 trabajadores y cerró 2013 con un beneficio de 174,35 millones de euros, un 6.1% más que en 2012. Son los primeros datos positivos del grupo tras seis años de caídas consecutivas por el impacto de la crisis y por la pérdida de clientela tras un proceso de reacomodación para competir con otras marcas, como las de Inditex en el ámbito textil.

Álvarez llevaba 60 años vinculado a la empresa que heredó de su tío, Ramón Areces (para los incautos que se vayan a creer los obituarios hagiográficos que, como en el caso de Botín -familia de banqueros- insisten en que es un hombre hecho a sí mismo). En su haber figura ser el artífice del proceso de expansión de El Corte Inglés, casi en paralelo a un empeoramiento de las condiciones laborales de sus empleados. El poder e influencia de la marca, que se confirmó con la compra de su competidor, Galerías Preciados, creció al calor de su acercamiento con el poder político desde la dictadura franquista y hasta la actualidad. No en vano, Luis de Guindos y Esperanza Aguirre fueron los primeros en mostrar el pesar por su fallecimiento.

Hasta hace unos años, era prácticamente imposible encontrar referencias negativas a la empresa, que se proyectó como una suerte de gran familia que funcionaba de corte paternalista; todavía se mantiene en la actualidad esa concepción de la empresa como de una familia que resuelve sus problemas laborales a nivel interno gracias a la afiliciación de buena parte de los trabajadores a Fasga y Fetico, sindicatos considerados ‘amarillos’ por las centrales sindicales de clase.

Así se explica, por ejemplo, que el despido de 3000 trabajadores se realice en mitad del silencio mediático, que se conozcan prácticas que denuncian ex empleados (como la vigilancia a determinados cargos en su tiempo libre) o que se apliquen medidas de reducción de salario sin la menor muestra de conflictividad laboral. Por eso, uno de los termómetros del éxito o fracaso de las huelgas generales convocadas en el país hasta ahora sea, precisamente, si El Corte Inglés consigue abrir sus puertas: Sí ha sido habitual en Madrid, gracias a la fuerte presencia policial custodiando la puerta como si trabajaran como agentes de seguridad de la empresa. En otros sitios, como en Pamplona y en Bilbao, finalmente la empresa tuvo que echar el cierre ante la presión de los huelguistas.

El Corte Inglés pasa por dificultades económicas: se contabilizaba una deuda de 5000 millones en 2013, refinanciada con las principales entidades bancarias del país. Casi todo se atribuye a la crisis económica. Nada que ver con la expansión al calor de la burbuja inmobiliaria, con recalificaciones de terrenos para construir urbanizaciones en páramos imposibles como el Xanadú, en Madrid (en la zona que en su día fue pasto de negociaciones en el “tamayazo“) o sobre una constante que se repitió durante los años del pelotazo n Madrid (y suponemos que en otros lugares de la geografía): de repente, de la nada, se construía un centro comercial en una zona que, poco tiempo después, era objetivo 1 de planes de urbanismo de la Administración regional.

Sin embargo, éstas no suelen ser las noticias que recogen los medios españoles. ¿El motivo? El Corte Inglés, junto con Telefónica, eran los mayores inversores en publicidad en los medios de comunicación de información general, el sistema más efectivo de autocensura. En los últimos tiempos, ese muro se ha roto y es más común encontrar referencias a la vinculación de El Corte Inglés con el Opus Dei y otras sectas católicas ultraconservadoras que se manifiesta, por ejemplo, en la promoción de libros sanadores de la homosexualidad (al tiempo que se censuran otros).

Álvarez, que mantuvo una estrechísima relación con las hermanas Koplowitz, formaba también parte del Consejo empresarial para la competitividad. El grupo, formado por los responsables de las empresas más potentes del país -todas enfocadas también sector exterior-, ha sido definido en numerosas ocasiones como de gobierno en la sombra. José Luis Rodríguez Zapatero fue el primer presidente del Ejecutivo en convocarles para intercambiar ideas sobre el rumbo económico del país, una práctica que Mariano Rajoy recibió y mantiene de forma periódica. Muchas de las recetas económicas impulsadas por el Gobierno se discutieron antes en ese foro, que suele insistir en las recetas habituales que defiende la arquitectura financiera de la globalización: Contención salarial y flexilibilidad laboral como base para ganar en competitividad.

CODA. El fallecimiento de Isidoro Álvarez es otra muestra más del relevo, por fuerza mayor, de los que han marcado los designios económicos, y por ende políticos, del país. Por usar la terminología de Podemos, está habiendo un repuesto tan acelerado de la casta que, a poco que se descuiden, se quedan sin argumentos frente a la composición del establishment. Sobre todo si, como apunta Jesús Cacho en su ajuste de cuentas particular con Emilio Botín, el cambio en las cúpulas de las grandes empresas del país conllevan modificaciones en la manera en la que se ha ejercido el poder hasta el momento.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s