El ébola en tiempos de locura colectiva

Afrontamos el cuarto día desde que se hizo público el primer contagio mundial fuera de África del virus del ébola, que se ha llevado la vida de más de 3800 personas pero que ha sido obviado como noticia hasta que la enfermedad no ha llamado a nuestras puertas.

Las características propias del contagio, que nos ha colocado en las portadas de informativos y periódicos de medio mundo, reúne todo los elementos para convertirse en un ejercicio de locura colectiva que, por esta vez, ha traspasado nuestras fronteras. Así, la noticia cobró vuelo nada más conocerse el ingreso de una auxiliar de enfermería del Hospital Carlos III que había tratado al misionero García Viejo, fallecido el día 26 de septiembre tras su repatriación.

Éstos son los tiempos que los informativos de las cinco cadenas generalistas dedicaron a la noticia, que se volcaron con el enfoque habitual de los últimos tiempos: profusión de directos de mujeres perfectamente maquilladas y peinadas para la ocasión; piezas con escaso valor informativo; y un derroche de anécdotas centradas en las características vitales de los protagonistas, a los que se dio pábulo con hechos tan notables como la entrevista que Jesús Cintora consiguió de la paciente aislada en el Hospital Carlos III:

Ebola TV

En el recuento hemos añadido los momentos en los que los informativos abordaron la noticia; comprobamos que en todos fue primera noticia y que sólo en algunos se retomó la información, bien como apertura del bloque dedicado a sociedad -en el caso de TVE- o por los réditos de audiencia que reporta un monográfico sobre el contagios del virus del ébola (tanto en Cuatro como en La Sexta). De este recuento hemos excluido voluntariamente los sumarios de los informativos aunque no hace falta señalar que buena parte de los titulares se referían a esta noticia.

Así, vemos que se repiten dos circunstancias:

  • Los informativos más extensos (TVE y La Sexta) fueron los que más minutos dedicaron a la noticia
  • La excepción que confirma la regla es Tele 5, cuya cadena se volcó por completo en la noticia a pesar de que realizan uno de los informativos más cortos.

En cuanto al contenido, poco se puede añadir. A estas alturas todo el mundo tiene claro cuál es el rostro e identidad de la paciente, de su pareja (en observación), de su familia más próxima y de su vecindario, con trabajos tan merecedores de un premio periodístico como éste:

¿El motivo? Las cadenas de televisión nacionales e internacionales desplazaron unidades a esos puntos informativos iniciándose una carrera por el sensacionalismo, la desinformación, el rumor, el gusto por los pequeños detalles y, sobre todo, el lado emocional de la historia debido a la decisión política (luego revestida de autorización judicial) de sacrificar la mascota de la pareja, un perro de nombre Excálibur.

CapturaTw16.16hDesde el lunes por la noche, el hashtag #SalvemosAExcalibur fue trending topic  en España y a nivel global, como se confirma en esta captura realizada este miércoles hacia las 16.15 horas.

Coherente con la preeminencia del factor humano -que contribuyó a destapar la pareja de la paciente infectada de ébola, que pidió ayuda a través de Facebook para evitar el sacrificio de su mascota-, medios internacionales dedicaron piezas y noticias a la decisión gubernativa de sacrificar al animal, posible portador del virus del ébola, hasta convertirse en la noticia más leída en la edición digital de periódicos como el Wall Street Journal.

Twitter y las plataformas habituales (Change.org) se convirtieron en altavoces de la petición de miles de ciudadanos que exigían al Gobierno regional de Madrid que se le realizaran pruebas al animal antes de decidir su sacrificio. En la vivienda de la pareja, en Alcorcón, se montó un circo compuesto por voluntarios animalistas, abogados, vecinos, curiosos, policía nacional, bomberos y personal sanitario. Desde el martes fueron constantes las conexiones en directos desde la puerta de la vivienda para contar el objetivo de aquella movilización: proteger al animal.

Este miércoles, la CAM anunció que había sacrificado al animal y el hashtag #DEPExcalibur se convirtió en el nuevo trending topic mundial. Así informaron las cuentas de algunos de los principales medios de comunicación de información generalista, un enfoque que, en general, no se trasladó a las noticias en sus ediciones digitales:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A pesar de la cobertura, los datos apenas se vislumbran entre las casquería en la que se están revolcando casi todas las televisiones, que han asumido que la información es espectáculo y que esa manera de enfocar las noticias se traduce en audiencias y anunciantes. TVE es la única que aún se cree la máxima del servicio público, sobre todo en una crisis sanitaria de este tipo, aunque su cercanía al Gobierno y al PP provoca cierto sesgo en su manera de contar la información. Hagamos recuento:

  • La alarma social que el lunes contribuyó a provocar la rueda de prensa liderada por Ana Mato fue asumida por completo por los medios de comunicación, que optaron, en su mayoría, por el espectáculo en lugar de la información con rigor.
  • La desaparición de Mato, que este martes evitó liderar la respuesta del Ministerio a la crisis sanitaria, no hizo sino azuzar la impresión de que no había nadie al frente. La repercusión internacional de la noticia no hizo sino acrecentar la inquietud ante una enfermedad desconocida para la gran mayoría del público, que vincula ébola con el África negra y la pobreza.
  • Este martes se decidió formar un gabinete de crisis en Sanidad que estaría presidido por Ana Mato. Las críticas contra su gestión se incrementaron al constatarse que pretendía delegar en su número 2 toda la responsabilidad de la comunicación. Según informaciones publicadas por algunos medios, la decisión de Mato molestó en el PP, que entendieron su rueda de prensa del lunes como el ejemplo de manual para provocar alarma social.
  • Este miércoles, Mariano Rajoy aprovechó la sesión de control para marcar una posición respecto al ébola. No lo hizo solo. El secretario general del PSOE cambió sobre la marcha la pregunta que le dirigió; puesto que Rajoy leyó la respuesta, parece evidente que ambos pactaron esta intervención. Rajoy volvió a referirse a este asunto en Milán, donde acude a la Cumbre por el empleo de la UE, en la que lanzó un mensaje de tranquilidad y de confianza en los profesionales. Toda una novedad viniendo de un Gobierno y de un partido que ha criticado con fuerza las críticas a los recortes en sanidad.
  • Ana Mato también fue requerida por la oposición en el hemiciclo, aunque el tono de las críticas fue elevándose hasta el punto de señalar su incapacidad. Pese a todo, la mayoría de los grupos prefirieron eludir la petición de responsabilidades y se centraron en la gestión de la crisis.
  • Horas después, Rajoy respaldaba públicamente a Mato y la titular de Sanidad anunciaba que este jueves se reunirá con los grupos parlamentarios en el Congreso; que el viernes lo hará con las CCAA; y que el jueves de la semana que viene comparecerá en el Parlamento para explicar la situación. Algo hemos avanzado estos días: ha abandonado el negro como color de su vestimenta.
  • Casi al mismo tiempo que Rajoy se ponía al frente para gestionar esta crisis, se conocía que la paciente podría haberse contagiado al tocarse la cara con la mano sin desinfectar. El fallo de protocolo se agudiza porque no había supervisor alguno, porque no hubo procedimiento cuando se detectaron los primeros síntomas (con derivadas en el Hospital Carlos III, en el centro de salud y en el hospital de Alcorcón) y porque nadie pareció haber previsto esta situación.
  • Los medios más cercanos al PP confirmaron la tendencia de estos días previos: responsabilizar a la auxiliar sanitaria de su propio contagio por negligencia. El consejero de Sanidad de la CAM, Javier Rodríguez, desaparecido hasta este miércoles, acusó a la auxiliar de enfermería de mentir al realizarse el seguimiento de la temperatura, unas palabras que, según dijo, “eran de su cosecha” porque no podía probarlas. Ante el despropósito de una declaración de este tipo, sin confirmar y que hacía pasar por negligencia lo que podría haber sido sólo un accidente provocado por falta de formación, el consejero de Sanidad tuvo que salir poco después a matizar sus palabras. No queda bien hacer leña del árbol caído, sobro todo cuando esa mujer podría fallecer por el contagio.
  • Durante estos dos días, los profesionales sanitarios han denunciado falta de información sobre los protocolos a seguir en caso de tener enfrente un posible caso de ébola, algo que agudizó por la decisión política de trasladar a los misioneros fallecidos al Hospital Carlos III, antes un medio de referencia y desmantelado por obra y gracia de Esperanza Aguirre (en actitud silente desde hace días). Este miércoles, se anunció una modificación de los protocolos que también se enviaron a los centros de salud. Los sindicatos denunciaron que llevan desde abril demandando información para poder actuar.
  • Las denuncias del personal sanitario se han difundido como la pólvora por las redes sociales -particularmente en Twitter-. El problema es que lo ha hecho con una sarta de bulos, exageraciones o falsedades que hacen que pierda eficacia la información relevante que aportan los profesionales sanitarios: Los recortes en sanidad se han traducido en reducción de plantillas, condiciones sanitarias y de atención, pero también en formación en simulacros para enfrentarse a situaciones como la del contagio del ébola.

Y es que, al final, estamos ante una consecuencia de dos circunstancias: la decisión de trasladar a dos ciudadanos españoles enfermos por motivos aún desconocidos a un centro que, tras los recortes impuestos desde 2008 en la CAM, no está preparado para atender casos de este tipo.

Estamos viviendo en directo la prueba de lo que  el personal sanitario lleva denunciando desde hace daños: que los recortes en la sanidad pública terminan costando vidas, como recoge Olga Rodríguez en un artículo imprescindible en el que menciona unos datos que deberían hacer reflexionar: “En sólo tres años se han recortado 7.267 millones de euros en sanidad, y desde 2009 hay 53.000 efectivos menos trabajando, algo que afecta a las urgencias, a la atención primaria y a los quirófanos en los hospitales”.

Es bastante improbable que los espectadores únicos de informativos de televisión se puedan enterar de lo que late en el trasfondo de tanto espectáculo y del único objetivo de este tipo de enfoques: Audiencia -que se traduce en anunciantes-.

CODA. El ébola se ha convertido en una noticia global. En Twitter se puede consultar el mapa de seguimiento, en forma de tuits, a lo largo del último mes. Las noticias sobre la paciente española, la muerte de un ciudadano liberiano ingresado en EEUU y las medidas que países como EEUU y Reino Unido están adoptando se convierte en asunto destacado en buena parte de la prensa mundial este jueves:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mención aparte merece la prensa española, dividida claramente en dos grupos: los que responsabilizan directamente a la paciente, en línea de lo que recoge el argumentario del PP; y los que dirigen la vista a la tentación de Sanidad de eludir la responsabilidad señalando a la auxiliar de enfermería, cuyo estado de salud ha empeorado en las últimas horas:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Gobierno, Periodismo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El ébola en tiempos de locura colectiva

  1. Pingback: Javier Rodríguez: Cuando comunicar es peor que no hacerlo | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s