Metroscopia: Cataluña aumenta su fragmentación

A menudo se entiende que el sistema de partidos catalán supone la avanzadilla de lo que ocurrirá en el resto del país. Las elecciones autonómicas de 2012 confirmaron la entrada de siete fuerzas parlamentarias en la cámara catalana, situación que en los últimos meses ha vuelto a cambiar con la emergencia de Podemos también en Cataluña.

De la misma manera que hizo en clave estatal, el diario El País también publicó el pasado domingo el estudio de Metroscopia para Cataluña: cambió la estimación de voto por el voto declarado (intención directa de voto + simpatía o cercanía a unas siglas) con las novedades ya reseñadas en otros estudios demoscópicos: ERC sería la primera fuerza si hoy se celebraran elecciones, con un desplome de CiU y la irrupción de Podemos en la escena parlamentaria catalana, aunque en unos niveles más discretos que los que se apuntan en el resto del país.

De acuerdo a los datos que maneja Metroscopia, a partir de 1000 entrevistas recogidas entre los días 30 de septiembre y 2 de octubre (esto es, en plena tensión periodística ante los recursos del Gobierno a la ley de consultas catalana y la convocatoria de la consulta el próximo 9 de noviembre), ERC es la formación que recibe mayor voto declarado, con u n 19.2% (+9.8 puntos respecto a los comicios de 2012), seguida de CiU, que baja del 21.2% al 14.8%. PSC frena la caída libre en la que había entrado bajo el mandato de Pere Navarro y se queda en el 9.2% (-0.8 puntos respecto a 2012), con C’s como cuarta fuerza con el 6.5% (+1.3 respecto a 2012):

CapturaMetroscopiaCataoct

Podemos irrumpe con un voto declarado del 6.2%, una décima más del que recibe ICV (que pierde 0.7 puntos en relación a los últimos comicios autonómicos). Cierran la tabla el PPC, que pasa del 9 al 4.5% (porcentaje que debería hacer revisar la estrategia que Génova mantiene en relación a Cataluña) y la CUP, que gana 1.6 puntos hasta el 4.0%.

En cuanto a la situación que se vive en Cataluña tras la judicialización de todo lo relativo a la consulta sobre el encaje catalán en el conjunto del Estado español, los datos son tozudos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • El 45% señala que, tras la suspensión del TC, toca negociar los términos de otra consulta, opinión que comparten los votantes de Podemos (43%) y de ICV (51%). También es la opción favorita de 7 de cada 10 votantes de PSC, C’s y PP. El 23%, en cambio, reclama ignorar al TC, opinión que defienden mayoritariamente los votantes de CiU (43%) y de ERC (55%). El 25% apuesta por buscar otras soluciones (algo que defienden 3 de cada 10 votantes de Podemos e ICV).
  • En el caso de que se pudiera votar una tercera vía en la consulta, el 47% respaldaría que Cataluña siguiera formando parte de España con competencias blindadas, algo que respalda más del 70% del electorado de Podemos, ICV y PSC y el 67% de C’s. También lo verían con buenos ojos el 40% de votantes de CIU y el 33% de los de ERC. Aun con esta opción, el 29% votaría a favor de la independencia (62% de votantes de ERC y 49% de los de CIU). El 16% votaría en contra, siendo la opción preferida de 6 de cada 10 votantes del PPC.
  • En cuanto a lo que debería ocurrir ahora, el 79% se pronuncia a favor de buscar un acuerdo satisfactorio para el encaje de Cataluña, porcentaje que supera el 80% entre los votantes de todos los partidos excepto los de CIU y ERC, que bajan del 70%. El 54% opina que CiU debería haber incluido su oferta de independencia en el programa electoral con el que concurrió a los comicios de 2012, opinión mayoritaria entre los votantes de todos los partidos excepto los de ERC (el 46% no está a favor). El sí es la opción favorita entre los votantes de Podemos e ICV, los de C’s y 7 de cada 10 de los votantes de PSC y PPC.
  • Tras la suspensión de la consulta por parte del TD, el 65% coincide en que Mas debería convocar elecciones anticipadas, algo que comparten los votantes de todos los partidos aunque el porcentaje de apoyo a esta opción baja significativamente entre los electores del PPC (53%), PSC (62%) y Cs (64%). El 58% considera que, de haber elecciones anticipadas, éstas no deberían ser plebiscitarias (algo que comparte más del 70% del electorado de todas las formaciones excepto las de CIU y ERC, que reclaman comicios plebiscitarios).

Consideraciones

  • Aunque Metroscopia perpetra un sondeo con la mismas dudas que el que comentábamos hace unos días, los porcentajes de voto se corresponden más a la situación que manejan las estimaciones sobre intención de voto que hemos reseñado en este blog, que recogen una fuerte fragmentación del voto, que convertirá en un encaje de bolillos la formación de una mayoría parlamentaria estable.
  • Recordemos que, desde hace meses, ninguna empresa demoscópica otorga más del 25% de intención de voto a ninguna formación, una situación inédita en la vida parlamentaria de Cataluña y que hace pensar en un escenario muy parecido al de Grecia de hace unos meses (aunque sin bonus que refuerce la mayoría)
  • El trabajo que publicó El País este domingo insiste en lo que avanzan otros trabajos: ERC sería la primera fuerza, con CiU en caída libre y el PSC disputando el tercer puesto a C’s, convertida en una de las sorpresas de la temporada. Su avance, junto a la emergencia de Podemos, incide en algunos rasgos que hemos señalado en el sistema de partidos del resto del país, a saber: Que Podemos pesca en los caladeros del descontento (sobre todo de PSC y ICV en Cataluña) y de los abstencionistas; que C’s hace lo propio en clave constitucionalista (nutriéndose de votos del PPC, del PSC y tal vez de CiU) y que la CUP es un actor que ha llegado para quedarse, como confirma su presencia en las reuniones que el viernes pasado mantuvo el presidente de la Generalitat, Artur Mas, con los grupos proconsulta sobre los pasos a seguir.
  • Como ya hemos señalado en otras entradas, la situación política en Cataluña invita a plantear bloques en función de dos ejes: el identitario y el ideologico. En el primer caso, parece claro que ganan los descontentos ante el statu quo actual (aunque en los matices hay diferencias notables); en el segundo, es indudable el avance del centroizquierda, lo que podría servir para avanzar un cambio también en relación al Gobierno central, sobre todo si tenemos en cuenta la relevancia de Cataluña.
  • De ahí que no se entienda el papel que el PPC ha decidido jugar en Cataluña, un papel que, como vemos, no se corresponde del todo con la posición de su electorado: casi 3 de cada 10 votantes del PP votarían a favor de la tercera vía si se planteara.
Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Cataluña, Podemos, PP, PSOE, Sondeos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Metroscopia: Cataluña aumenta su fragmentación

  1. Pingback: Mas se inmola. Victoria aparente de Rajoy | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s