40 años de Suresnes en pleno cuestionamiento del régimen

El PSOE conmemoró este jueves el 40 aniversario de la celebración del XIII Congreso, que celebró en Suresnes y que sirvió para catapultar al PSOE en el partido de referencia de la izquierda después de la muerte de Francisco Franco, por encima del PCE. En línea con lo que había ocurrido en el bloque occidental de la Guerra Fría, y con la salvedad de Italia (con matices) y de Francia, las tesis socialdemócratas serían las preferidas por una ciudadanía a pesar de que los partidos comunistas fueron las organizaciones de oposición a los regímenes autoritarios o dictatoriales europeos.

Por si hubiera alguna duda, en el cónclave socialista estuvieron presentes el ex canciller alemán Willy Brandt, el líder del PS galo François Miterrand y el presidente de la Internacional Socialsita Bruno Pittermann. De estos focos luego llegarían fondos de financiación para dar a conocer el proyecto del PSOE entre la ciudadanía durante los primeros años de la Transición, cuando se hizo popular la frase de Carrillo para referirse al PSOE como la organización que esgrimía “100 años de honradez… y 40 años de vacaciones” (en relación a su trayectoria durante la dictadura franquista).

La asistencia al Congreso de Suresnes marcaba las líneas maestras del poder socialista en aquel momento. Algo menos de una tercera parte eran militantes en el exilio; el resto procedía de 19 federaciones, siendo las más numerosas las de Asturias, Guipúzcoa y Vizcaya. Como recuerda Eduardo Villaverde Marruedo, 1974 fue “el año en el que la ejecutiva del exilio, encabezada por Rodolfo Llopis será sustituida por una generación de nuevos políticos, que ya tenían experiencia en la lucha en el interior del país, pero que apenas eran conocidos para sus compañeros en el exterior”.

Con el tiempo, hubo consenso en que Suresnes supuso una renovación ideológica (que se materializaría en el Congreso extraordinario celebrado en 1979, en el que se abandonó el marxismo como base teórica) y de las propias estructuras del partido, con una renovación generacional de treinteañeros.

Así, de Suresnes salió la resolución que apostaba por “la transformación social de país” con el  “paso de una sociedad capitalista a una sociedad socialista” mediante la democracia y la  apuesta por la “ruptura democrática” con el régimen franquista. Entre las resoluciones adoptadas en este congreso por el partido, que aún no había renunciado a su base marxista, figuraba la lista de requisitos para acometer la transición política hacia un sistema democrático, la forma de Estado (una república federal) y  el modelo territorial del Estado, con mención al derecho de autodeterminación de las “nacionalidades que integran el Estado español”:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El simbolismo de este congreso, por lo tanto, es más que evidente en el actual proceso de replanteamiento del régimen nacido de la Transición y que el PSOE hace pasar por una reforma de la Constitución de 1978. También resulta clara la intención de la actual dirección socialista de no romper del todo con la herencia de un pasado que, en su momento, significó esperanza y la construcción de un relato de país nuevo (aunque en la práctica significó el reacomodo de las viejas elites heredadas del franquismo con las emergentes llamadas a protagonizar la renovación del país).

Así, en el acto de conmemoración, en la Casa de América, el secretario general del PSOE se rodeó de Felipe González y de Alfonso Guerra, dos de los hombres que hicieron posible la transformación del PSOE y su proyección como partido moderno, de futuro, como se confirmó en el periodo 1982-1993 (o hasta 1996 si medimos también sus gobiernos en minoría).

¿El problema? El momento en el que llega esta celebración, con un PSOE muy desgastado en las encuestas y que, por primera vez desde la restauración democrática, no aparece como alternativa política al partido en el poder. El hecho de que Sánchez apareciera al lado de Guerra y González (particularmente éste último) transmitió el mensaje de agradecimiento a las figuras históricas del socialismo en un momento en el que esos iconos están socialmente achicharrados.

En la Casa de América se pudo constantar cómo vivimos otros tiempos, otras dinámicas y otros análisis de la realidad política, con un error de bulto que sepultó los mensajes que los oradores transmitieron en la línea de ofrecer al PSOE como una plataforma para volver a renovar el país. Alfonso Guerra utilizó su turno de palabra para atacar a Podemos, cuyo éxito vinculó con la exposición de sus líderes en unas cadenas de televisión que, por cierto, se dirigen a un target de centroizquierda, joven y urbano, es decir, el mismo perfil de votante que se ha ido alejando del PSOE a lo largo de estos años.

El ex vicepresidente de González volvió a repetir el mismo error estratégico que en su día cometió también Pedro Sánchez al arremeter contra la formación que lidera Pablo Iglesias en un momento en el que a Podemos no le hace falta hacer campaña para escalar electoralmente, pues la realidad ya se encarga de agitar el árbol. Así, Guerra llegó a decir: “Otros populismos están beneficiados por las cadenas de televisión incubando el huevo de la serpiente, porque si alguna vez tuvieran algún poder, cerrarían esas televisiones siguiendo las enseñanzas de sus maestros”.

Más allá de las coincidencias o no, la frase de Guerra denotó, sobre todo, un análisis equivocado de la realidad social y política que vive el país -que equipara a PP y PSOE en  comportamientos, políticas e incluso visión del mundo- ante una ola incontrolada y que instala el discurso del miedo entre una audiencia que parece haber perdido el miedo a las alternativas enfundadas de novedad y de pureza organizativa.

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Podemos, PSOE, Socialismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s