Podemos: El salto de movimiento social a partido político

Podemos afronta este fin de semana, en el Palacio de Vistalegre, uno de los eventos que dirimirán su capacidad para jugar en la Liga de los grandes. La formación reúne a la Asamblea Ciudadana Sí se Puede que, hasta el 15 de noviembre, decidirá la transformación de una candidatura electoral en un partido político que ha de servir como herrramienta de participación como cauce para acudir a las urnas en los proximos procesos electorales y, desde la instituciones, acometer la transformacion del país que se viene postulando desde la cristalización del movimiento 15M.

Este fin de semana se presentarán los 56 documentos (18 relativos a propuestas políticas, 23 sobre la organización y 15 enmarcadas en el marco ético) cerrados tras meses en los que se han realizado más de 250 aportaciones y que se debatirán por los 10.000 asistentes que se prevén que asistan a la Asamblea Ciudadana. El medio centenar de propuestas se someterán a la votación  de los 132.000 inscritos por vía telemática (a través de la herramienta Appgree) durante la próxima semana.

El día 27 de octubre Podemos presentará los documentos y el día 28 se harán públicas las candidaturas para dirigir la formación a nivel estatal. El día 8 de noviembre se celebrará un debate en el que se podrán visibilizar las distintas propuestas; entre los días 10 y 14 de noviembre se celebrarán las primarias en Podemos a través de Appgree. Un día despuès, el sábado 15, se darán a conocer los nombres de las personas más votadas. Ellas serán las que ocupen los órganos de representación de la estructura recién creada a nivel estatal para los próximos tres años.

En un artículo que publicó este viernes el diario El País, firmado por Juan Carlos Monedero (uno de los fundadores de Podemos) y Jesús Montero, se describió el proceso de la siguiente forma: “Se está construyendo una formación política de nuevo tipo —para una revolución ciudadana— y ex novo, desde cero y por el principio. De ahí la complejidad de diseñar el patrón y cortar el traje al mismo tiempo; de hacerlo desde arriba y desde abajo, tejiendo en común, reunidos en asamblea, con presencia mediática y forjando ideología y programa”. Una revolución ciudadana que nació en las plazas durante mayo de 2011 y que, en las últimas elecciones euroepas, puso en evidencia el estado real de las raíces que sustentan el entramado político e institucional del Estado.

Podemos nació como uno de los recipientes a los que derivó la masa social que se presentó en sociedad al calor del 15M. Desde entonces, la alterpolítica como forma de disputar la hegemonía del sistema ha ido ganando espacios y relatos hasta el momento actual, en el que casi nadie niega cuál es el diagnóstico de un país con una fuerte crisis económica y social que ha derivado en una crisis política e institucional. En este punto, y a pesar de los diagnósticos del establishment, el éxito de Podemos, aprovechando un marco de oportunidad (distrituo único), en las elecciones al PE, sirvió de altavoz amplificado por medios de comunicación hasta situarle hoy como trera fuerza parlamentaria según todos los sondeos (con importante presencia en CCAA como Madrid,  Valencia o Andalucía).

Es en este punto en el que Podemos afronta el reto de hacer realidad una estructura de organización política con una contradicción latente: El asamblearismo que forma parte del ADN del movimiento resulta útil en términos de democracia participativa pero dificulta la toma de decisiones en un contexto de fuerte profesionalización de la política. De ahí que, en las últimas semanas, y a pesar de cierto silencio de los medios de comunicación masivos, debates sobre las formas de organización de Podemos hayan sido uno de los temas recurrentes (junto el de las posibles alianzas electorales con otras formaciones para potenciar la oportunidad de un posible relevo de hegemonías en buna parte de las capitales de provincia españolas). Así, hablamos, en grandes líneas, de la existencia de dos corrientes:

  • Sumando Podemos: Plantea el mantenimiento de las señas de identidad como movimiento social (postura que compartiría Pablo Echenique, eurodiputadas como Teresa Rodríguez y algunos de los círculos de Podemos). Se busca conservar el componente horizontal y plantear cuestiones como que el 20% de la dirección resulte de un sorteo como se hacía en la Grecia clásica o en las repúblicas italianas del Renacimiento.

Podemosorga

  • Claro de Podemos (formada por las caras más visibles mediáticamente de la formación): Se persigue la plasmación de Podemos como estructura de partido tradicional (aunque con el componente deliberativo y participativo defendido por los fundadores), con un liderazgo claro en torno a una dirección en una estructura jerárquica.

Como siempre, asistimos a una pulsion entre la horizontalidad y verticalidad en la toma de decisiones, lo que nos lleva, de nuevo, a constatar la dificultad de plasmar en una organización la participación política en las democracias representantivas de las sociedades de masas europeas. En el pasado, esas dificultades se subsanaron con la generalización de los partidos de masas (sobre todo los socialdemócratas y comunistas) o los de cuadros (más vinculados a la democracia cristiana europea).

A pesar del descrédito de los partidos politicos, cuya forma de organización debe y mucho a los postulados leninistas, al final resulta que ésta es la única herramienta eficaz que hemos encontrado en las sociedades de masas para articular la participación democrática, lo que es una contradiccion ccon el concepto de posmodernidad, identidades líquidas y articulación a través de los movimientos sociales.

Sin embargo, en el caso de España, asistimos a dos novedades a tener en consideración:

  • Asistimos al proceso de constitución de un partido politico desde la base (y no como resultado de divisiones internas), con las implicaciones que la marca Podemos tiene a la hora de disputar liderazgos municipales (en los que parece que se inhibirá en favor de Ganemos y otras  plataformas ciudadanas municipalistas)
  • El proceso mismo está protagonizado por una candidatura electoral que se presentó el pasado mes de enero y que en apenas diez meses ha sido la cuña política que ha obligado a casi todas las formaciones políticas a moverse para frenar la vía de agua causada por una combinación de descontento y oportunidad política.

Del resultado de la Asamblea ciudadana de Podemos puede salir una forma de organización partidista reacomodada a los nuevos tiempos y quién sabe si con capacidad de disputar la hegemonía a las fuerzas tradicionales, a los que enfrente renovación y formas novedosas de vincular participación política, organización y proyección de mensajes gracias a un efectivo posicionamiento mediático y en las redes sociales.

A la espera de comprobar si finalmente Podemos es la Syriza española, Tania Sánchez anunció que se presentará como candidata de IU en Madrid y el PSOE celebra este fin de semana primarias para elegir a las direcciones de las federaciones de Canarias, Navarra y Ceuta, así como los cabeza de lista para 70 municipios. Se prevé que 40.000 personas participen en un proceso que pasó desapercibido este viernes en las agendas mediáticas. Vídeos como éste no ayudan precisamente de enganche:

Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en IU, Podemos, PSOE. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Podemos: El salto de movimiento social a partido político

  1. Pingback: Podemos, el asalto del cielo y el nerviosismo de Madrid | La última en llegar

  2. Pingback: Podemos evidencia su crisis a menos de un mes del 24M | La última en llegar

  3. Pingback: Podemos gira hacia un partido con estructura clásica | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s