El CIS y el mito de la ciudadanía ‘on line’

Entrega mensual del  barómetro del CIS a partir de un trabajo de campo de 2444 entrevistas realizadas entre los días 2 y 13 de septiembre que nos permite dibujar el ambiente sociopolítico a un año de las elecciones generales y que, de paso, ayuda a derrumbar mitos en torno a la ciudadanía on line.

Desde el primer punto de vista, el 81.5% define la situación económica de mala (41.4%) o muy mala (37.4%), un porcentaje idéntico al que recogía el barómetro del mes de agosto, con un 86% que opina que es igual (49.6%) o peor (36.4%) que hace un año y un 67.6% que manifiesta que en un año será igual (45.7%) o peor (21.9%). En relación a la situación política, el 79.8% la define como mala (35.4%) o muy mala (44.4%), con un 92% que asegura que es igual (55.2%) o peor (36.8%) que hace un año, y un 75.4% que cree que en un año será igual (48.6%) o peor (26.8%).

En cuanto a los problemas del país, sin sorpresas: el paro vuelve a liderar la lista, con el 75.3%, -1.7 respecto a hace un mes (porcentaje que llega al 80.3% de votantes del PSOE y al 80.7% de los de IU si nos fijamos en la variable política); la corrupción y el fraude es mencionado por el 42.7%, +1.2 puntos respecto a agosto. Le siguen los problemas de índole económica (28.8%) y los políticos y los partidos políticos (25.8%, -0.6 puntos, aunque es previsible que este porcentaje vuelva a aumentar próximamente tras conocerse los desmanes de los representantes de PP, PSOE e IU en Caja Madrid y Bankia). La sanidad es el quinto problema, con un 11.5%, y la educación llega al 7.6%.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si nos fijamos por los problemas que afectan directamente, el orden cambia sustancialmente. El paro sigue siendo la primera cuestión, con el 44.9%, seguido de los problemas económicos (28.9%), la corrupción y el fraude (13.5%); la sanidad (12.4%) y la educación (10.9%). Los políticos y los partidos bajan al 9.4% aunque escala al 34.8% entre los votantes de UPyD.

En cuanto al modelo de Estado, la opción actual suscita el respaldo del 33.5%, siendo la opción favorita entre los votantes del PSOE (44.6%); entre los del PP, suscita el apoyo del 33.1% del electorado, 3 puntos por debajo de la opción favorita de sus votantes, a favor del Estado unitario (36.4%). Esta opción suscita el respaldo del 19.5% de la población (19.7% de votantes de UPyD apoyarían esta fórmula).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La opción autonómica con mayor recentralización es apoyada por el 9.2% del electorado (entre ellos el 24.2% de los votantes de UPyD). La descentralización es apoyada por el 12.8%, aunque alcanza el 20.7% entre los votantes de IU y el 16.7% entre los votantes de UPyD. La posibilidad de que las CCAA se conviertan en estados independientes es citada por el 11.1% de la población, aunque tiene más predicamento entre los votantes de IU (20%) y PSOE (5.2%).

El barómetro de este mes mide el nivel de satisfacción del ciudadano medio y los datos reflejan que, a pesar del panorama económico, social y político, los españoles son personas plenas. El nivel de satisfacción obtiene una puntación de 7 sobre 10 y, en función del sentido del voto, los más satisfechos con los electores del PP (7.26). Los que menos, los del PSOE, con 6.79 puntos. Entre las facetas que más satisfacción aportan, se cita la relación de pareja (8.52), la vida familiar (7.50), los amigos (7.03), tener tiempo libre (7.10) y la salud (7.60). Así, el umbral de felicidad se sitúa en 7.44 puntos.

En relación a los españoles y el uso de herramientas de comunicación tecnológicas, el CIS recoge que en los últimos seis meses algunos datos que contradicen la filosofía de los partidarios de la democracia participativa a través de los dispositivos tecnológicos:

  • El 90.5% ha usado el móvil: el nivel que llega al 100% entre los votantes del UPyD. Por edad, un 31.6% de los mayores de 65 años no han usado el móvil en este periodo.
  • El 57.8% menciona el uso del e-mail, con mayor nivel de penetración entre los votantes de UPyD -84.8%- e IU -72%- y menos entre los del PSOE -51.7%- y PSOE-46.s%-; los menores de 45 años han usado esta herramienta en más de un 75%. Así, el 40.7% de los ciudadanos asegura no haberlo usado en el último medio año (51% de votantes de PSOE y 46.6% entre los del PP). Por edad, casi el 80% de los mayores de 65 años niegan haber mandado un e-mail en el último medio año.
  • El 64.8% señala haber usado la aplicación Whatsapp (mayor penetración entre los votantes de UPyD -89.4%- e IU -78.7%). Por edad, se vislumbra la famosa brecha digital de manera muy clara: Entre los menores de 54 años, el porcentaje llega al 70% (con un 98.1% de votantes de entre 18-24 años que lo han usado). A partir de 55 años, hablamos de un porcentaje de uso del 45.8% hasta los 64 años y del 14.8% entre los mayores de 65 años.
  • Lo mismo puede decirse en relación con las redes sociales. El 46.7% menciona el acceso a redes sociales, con un 65.2% entre los votantes de UPyD y el 56.7% entre los de IU, mientras que el porcentaje entre los votantes de los dos partidos mayoritarios cae del 40%: 39.2% en el caso de votantes del PSOE y 39% entre los del PP. Por edades, los más jóvenes son los más proclives al uso de redes, uso que va decayendo según la franja de edad hasta el 83.5% de mayores de 65 años que niega usar estas herramientas.

CapturaCISoct12

Así, entre los usuarios de dispositivos de comunicación, el 96.4% de los usuarios optan por la aplicación Whatsapp, con un 16.2% que menciona el chat de Facebook. En relación al uso de redes sociales, el 17.9% señala que accede continuamente (opción que llega al 27.9% entre los votantes de UPyD)  y un 31%, varias veces al día (sobre todo entre los votantes de PSOE y PP):

Capturacisoct11

Frente a ciertos mitos sobre el perfil de usuarios de redes, el 90.5% accede a Facebook, con un 23.9% que menciona Twitter y un 7% que menciona Instagram. También se desmontan mitos sobre la actividad de los usuarios de redes sociales. Así, el 39% señala que no publica contenidos (el 16.2% cita un contenido al día), por lo que podemos hablar de ciudadanos pasivos desde este punto de vista:

CapturaCISoct2

Entre los motivos para usar redes sociales, figuran los más cercanos a la condición humana y no tanto a la condición de ciudadano. Así, se menciona: mantener el contacto (54%, 58.3% entre los votantes del PSOE), curiosear lo que hacen/dicen los que usan la red social (45.4%, 51.1% entre los electores del PP), acceder o compartir contenidos (42%, 51.2% entre los votantes de UPYD), para estar al día (38.4%) o para entretenerse (38.3%). Sólo un 21.3% usa las redes sociales para buscar y recibir información (porcentaje que llega al 25.9% entre los votantes de IU y 28.9% entre los mayores de 65 años):

CapturaCISoct6

El 33.5%  de los usuarios asegura que no genera contenidos, porcentaje que llega al 27% entre los votantes de IU, al 30% entre los de UPyD, al 31.5% entre los del PSOE y al 33.9% entre los electores del PP.  Por edades, se percibe una mayor producción de contenidos en función de la juventud del votante:

CapturaCISoct13

El 60.4% mantiene que sí recibe contenidos ajenos, porcentaje que llega al 63.6% entre los votantes de UPyD, al 61.9% entre los de IU, al 61.8% entre los del PP y al 5.62% entre los del PSOE. En cualquier caso, el uso de redes sociales no tiene fines políticos (aunque tiene mayor penetración la comunicación con asociaciones profesionales, deportivas o culturales; la firma de peticiones para adherirse a campañas; y escribir comentarios sobre temas de actualidad):

Capturacisoct7

Así, como antes ocurría con la opinión social ante la televisión, la generalización de dispositivos móviles que permiten que la comunicación no sea necesariamente física lleva a que socialmente se entienda como un elemento que daña las convivencia en los núcleos familiares. El 39% señala que el conflicto familiar ha aumentado (mayor porcentaje, 46%, entre los menores de 35 años) y una abrumadora mayoría destaca elementos negativos en torno al uso de los dispositivo: el 78% mantiene que ha disminuido la protección de la intimidad (porcentaje que se dispara al 85.3% entre los votantes de entre 35-44 años); el 56% atribuye a estas herramientas la falta de comunicación entre padres e hijos y el 47.5% entiende que estos usos disminuyen la posibilidad de hacer cosas conjuntamente:

Capturacisoct8

Los datos son tozudos y nos dejan algunos titulares que contrastan, quizás, con las expectativas de una ciudadanía activa y conectada que, a menudo, se difunden a través del activismo en redes sociales:

  • Existe una brecha digital evidente que se hace aun más patente si nos fijamos en la edad, algo que podemos atribuir, quizás, a nuestro pasado histórico pero también a un avance de la tecnología que no ha ido a la par de la integración de amplias capas de la sociedad en esos avances. De ahí que se perciba una mayor conexión a las nuevas formas de comunicación entre los menores de 44 años, con diferencias abultadas.
  • Esa brecha digital es el origen de la desigualdad que recogen los porcentajes en cuanto al uso de las redes sociales como posible cauce de interconexión ciudadana,
  • La abrumadora mayoría utiliza esos canales de información con fines puramente comunicativos, de apego emocional y entretenimiento, lo que evidencia los agujeros de la consideración de las nuevas tecnologías como una herramienta de participación prioritaria en el concepto de nueva ciudadanía. Más allá del conocimiento, hay un desinterés evidente, como confirma el nivel de penetración de este tipo de tecnologías entre los jóvenes y el uso que se le facilita.
  • Por otra parte, resulta sintomática la percepción en cuanto a lo negativo o perjudicial de la generalización de las formas comunicativas en la vida cotidiana. No es casualidad que los electores de entre 35 y 44 años sean los que más reticencias ponen al respecto, en buena medida porque fue esa generación la que sirvió de transición entre los nuevos y viejos modos de relacionarse.
Anuncios

Acerca de llegalaultima

Politóloga y periodista en activo
Esta entrada fue publicada en Sondeos, Twitter. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El CIS y el mito de la ciudadanía ‘on line’

  1. Pingback: El CIS abre la puerta al tripartidismo | La última en llegar

  2. Pingback: CIS: Datos que confirman el problema en torno al modelo de Estado | La última en llegar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s